Yanquilandia, la paranoia y los mitos

La paranoia es un término médico que antiguamente se usaba en psiquiatría y que en la actualidad ha sido reemplazado por el de trastorno delirante o psicosis paranoica.

Esta patología es un trastorno caracterizado por ideas delirantes con alucinaciones notorias, y cuyo factor desencadenante es un marcado narcisismo, con episodios de frustraciones y baja autoestima.

Un mito a su vez, es una historia imaginaria que altera las verdaderas cualidades de una persona o de una cosa y les da más valor del que tienen en realidad. Un ejemplo común es el de los mitos urbanos.

En los Estados Unidos, el manejo maquiavélico de la opinión pública por los medios de desinformación montados adrede con esa finalidad, han logrado imponer mitos ciudadanos de los más disímiles.

Por ejemplo, cualquier norteamericano medio ha sido capaz con ese sistema de asimilar como real, que Walter Elías Disney –Walt Disney- al morir fue congelado; o que las torres gemelas se derrumbaron por el choque de dos aviones.

La familia del famoso animador estadounidense cremó sus restos dos días después de fallecido, y sus cenizas están en el panteón familiar en Los Ángeles, pero a los habitantes de los EE UU no hay forma de hacerles entender esta realidad.

En la semana que culmina, se halló finalmente el cuerpo de quien sería el desaparecido forzosamente Santiago MALDONADO, lo que enluta al país entero.

A toda la Nación decimos, menos a los que afectados por delirio paranoide habitual hacen gala no solamente de su notorio trastorno, sino también de su manifiesta ignorancia.

Me refiero, se entiende, a la señora ELISA CARRIÓ, que al serle comunicado en un programa en vivo del hallazgo, y al referirse a la temperatura baja del agua en ese lugar que habría conservado el cadáver, dijo muy suelta de cuerpo –y delirantemente- “¡Como Walt Disney!"

Además de mostrarse nuevamente en uno de sus picos de la enfermedad, se puso en evidencia que vive, piensa, actúa, repite mitos y delira, como un yanqui más.

Recordemos que esta señora, que goza de la preferencia de ser invitada todos los días de la semana a los programas nocturnos del grupo multimedios CLARÍN, hace mucho tiempo que no deja de sorprender con epítetos por el estilo.

Cuando se encontró el cuerpo del fiscal ALBERO NISMAN, por la entrevista que dio a los medios nos enteramos que el homicidio había sido cometido por un comando venezolano-iraní-cubano. Si hubiera tenido más imaginación podría haber dicho que las armas eran bolivianas, y de esa manera hubiera redondeado el brulote para todos sus enemigos la vez.

Ese mensaje, no por casualidad fue el mismo comentario que hiciera Joaquín MORALES SOLÁ en TN, también éste por cierto, repitente como loro de cualquier mensaje o invento diario de la embajada norteamericana en Buenos Aires.

En el caso MALDONADO llegó a afirmar sin apoyo de prueba o consideración alguna, que existía un 20% -así, como se lee, dio un porcentaje aproximado- de que el joven desaparecido estaría en Chile. Del otro 80% nadie sabe qué piensa la mediática mitómana.

Esta señora se maneja con aire mesiánico, con gestos estudiados para decir cualquier verdura como si fueran revelaciones divinas, y ella es la protagonista de la primicia, y a ella –según ella claro- como todas son verdades que sólo ella conoce, los demás, cuando se den cuenta, le van a tener que pedir perdón.

Y así se podría escribir un buen libro con los desatinos, incongruencias, papelones, exabruptos, galimatías y operativos de prensa orquestados desde las empresas dirigidas por Héctor Horacio MAGNETTO.

Pero como todo tiene un límite, y cuando se pasan los mismos se puede caer en el ridículo, y eso en materia política es imperdonable, como se conoce que la señora no parará de delirar, el jefe de campaña de CAMBIEMOS suspendió por su cuenta todas las entrevistas y espacios televisivos que estaban programados. Los canceló.

De esta forma, van a esconder a la principal adalid de la teoría del compromiso, la imaginación, la decencia y la seriedad del macrismo. Porque cada vez que abra la boca en público, obviamente, seguirá poniendo en evidencia la falta de propuestas, y una campaña basada sólo en delirios y mitos.

Esta señora en pleno curso de su enfermedad ya descripta, es la que, aunque no se pueda llegar a entender en lo más mínimo, sigue liderando la intención de voto en el principal distrito electoral de Argentina para este próximo domingo.

Escenario que abruma, pero que es tan real, como yanquilandia, la paranoia, y los mitos.

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Facebook