Portada del sitio > Música > Y el power trío siguió tocando al palo… Divididos en Salta

Y el power trío siguió tocando al palo… Divididos en Salta

Lunes 14 de mayo de 2012, por Romina Chávez Dí­az

Unos cuantos groseros, porque no se puede involucrar a todo el público, no pudieron arruinar la fiesta rockera. Pero Divididos debió pegar el guitarrazo e irse. ¿Por qué esa obsecuencia con los zafados?

Ricardo Mollo, Diego Arnedo y Catriel Ciavarella integran la banda “La Aplanadora del Rock”, que tocó a toda máquina el sábado 12 de mayo desde las 21: 45 en el Micro Estadio Delmi, lugar poco cuidado para un recital de esta magnitud. Además, el espectáculo fue anunciado para las 22 en los partes de prensa de la producción mientras los afiches decían 21:30 hs. Desavenencias.

Divididos superó las contingencias groseriles de inadaptados y brindó su show de alto volumen -lo cual desajusta el disfrute, trasladándonos a los 90 e incluso más atrás. Se vio a un Mollo que supo proponer una tormenta hitera, re power y con bastante onda al igual que Arnedo y Ciavarella, quienes propusieron sus acordes eléctricos.

A las 22:04 hs. cuando tocaban “Tanto anteojo”, el cuarto tema de la noche en un show que duró dos horas y media, un desubicado arrojó un encendedor (tercer objeto que caía al escenario de la banda), por lo que Mollo dijo con ironía “Gracias a los tiradores de encendedores pero no fumamos. Al encendedor te lo metés en el horto…” Quince minutos después, cuando arrancaba el tema número 7, nada menos que “Qué tal” con el que viajábamos a 1991, Divididos interrumpió el recital por otro paranoico que prendió una bengala y Mollo expresó: “Eh! Vos, el de la bengala, te equivocaste de recital”. Encendieron las luces del mini estadio y Arnedo manifestó: “Nos vamos, no tocamos más… Eso es un símbolo de muerte, es un símbolo de horror”. Cuando la bengala se apagó, continuaron el show rockero. Hasta allí, había más que un motivo para mandarse a mudar, sin embargo, por respeto quizá al resto, que no tenía nada que ver con el grupete atrevido, siguieron. Si lo hacían, si se iban, estaban en todos sus derechos. Es más, yo los hubiera aplaudido. ¿Por qué se aguantaron la falta de respeto? ¿No es acaso "buena" música? ¿No se valoran a sí mismos? Charly se hubiese ido al cuerno. Y no era para menos.

A las 23: 30, comenzaron a arrojar zapatillas al cantante. Un total de cuatro que, lamentablemente, fueron devueltas por organizadores al término, cosa que no debieron hacer para que por los menos, quede como reparación por su desubicación. Es que nunca pensaría que es un acto de cariño hacer eso, muy por el contrario. Aunque no hubo expresión de ningún tipo por parte de La Aplanadora. Recordemos que a Lenon lo mató un fanático. No quiero comparar a un Beatle con Divididos, lo que intento decir es que es injustificable la agresión a los músicos, es impensable que alguien agreda a su ídolo. ¿Por qué se la bancaron y al cierre, encima, dieron las "gracias" a ese público de cuarta? Al menos hubiesen dicho "gracias a los que la pasaron bien como gente normal y un repudio a los guarangos". Debieron tener un "raptus" de pedagogía y darles una lección de civismo.

Durante el show, cierto público fumaba, me pregunto por qué. ¿Es el lugar del rock, el sitio indicado para desbandarse y mostrar los malos modales y la descortesía? ¿Debemos acostumbrarnos a lo anormal y aceptar esos códigos? ¿O Divididos fue la excusa para fumar, tomarse un vino y liberar la belicosidad?

La policía te requisaba en la puerta: carteras, mochilas, calzados, bolsillos… y te sustraían encendedores. A mí me parece una medida extrema que además, fue inútil. Seguramente es discutible. Pero en ningún otro tipo de recitales pasa esto. Será por culpa de algunos que pagamos todos. En el recital de Roger Waters no permitían pasar con botellas. Pero nadie te metía mano, nadie. Y nadie se alteraba en las tribunas ni en el vip. No pasa eso tampoco cuando vas a ver a Rosana, a Shakira, a Serrat o a Pintos. Todos me dirán que esto es rock, que me disculpen, pero no lo acepto. Waters también es rock. A la hinchada del Indio Solari, a los ricoteros, me les saco el sombrero, porque no se meten con nadie y son alegres y sus pogos son fiesteros. Pero por sobre todo, no le arrojan objetos al cantante. Me mezclé entre ellos y me respetaron. La policía no me metió mano a la entrada de los recitales del Indio. Quiero ir a ver a Mollo, a Arnedo y a Catriel sin que me humillen. Y que los organizadores separen los periodistas que van a hacer tours a los espectáculos de los que vamos a trabajar. Quiero que se respete mi trabajo por un lado, y que no me traten como una salvaje en la puerta, por el otro.

Para remate de la historia, unos sujetos trucharon un número considerable de entradas que fueron revendidas en la puerta y muchos la adquirieron ingénuamente. La réplica era bastante buena por lo que era difícil detectar las copias, aunque el delito fue descubierto a tiempo.

El recital de La Aplanadora

“Audio y agua” es el documento de las presentaciones de “Amapola del 66”, el primer DVD oficial de su historia. Divididos brindó un show alucinante en Tilcara, a comienzos del 2010 en donde presentó “Amapola del 66”. Pero hacía 6 años que no llegaba a Salta. Y regresaron para presentar “Amapola del 66”, su último trabajo de estudio, que los devolvió a los primeros planos de la escena nacional. Lista de temas del disco: El arriero / Hombre en U / Buscando un ángel / Mantecoso / Muerto a laburar / Vientito del Tucumán / Par mil / Avanzando retroceden / La flor azul / Qué ves? / Guanuqueando / Boyar nocturno / Senderos / Jujuy / Cristóforo Cacarnú / Caminando / Mañana en el Abasto / Todos / Perro funk / Sucio y desprolijo / Rasputín / El 38 / Ala Delta / With a little help from my friends / Amapola del 66 / Next week.

Cuando la banda ingresó al escenario Mollo dijo “Buenas noches, ¿todo bien?" Y arrancó con “Paraguay”, el primer tema aplanador. Le siguieron “Elefantes en Europa”, “Hombre en U”, “Tanto anteojo”, “Buscando un ángel”, “Mantecoso”, “un mantecoso con un dulce de cayote estaría bien…”- dijo el cantante al inicio. Y sonaba “Qué tal” a las 22:19; seguía “Azulejo”, “Perro funk”, dedicado al mejor amigo, ese que está sobre todo cuando volvés a tu casa a las 5 de la mañana… El próximo tema fue dedicado a un "compañero de ruta" y venían los acordes de “Muerto a laburar”.

Para hacer “Sisters” la banda aplanadora convocó a Diego Florentino, con lo que volvíamos a los años pasados. Después llegaba el tema “Par mil”, antes que subieran al escenario los próximos invitados.

Eran las 22:54’. Mollo anunciaba: “Allá por el 2000 conocimos grandes músicos de la Quebrada, entre ellos a Ricardo Vilca. Hoy nos acompañan Los amigos de Vilca…” Y así hicieron su ingreso José Chato González (aerófonos), José (quena), Raúl (guitarra), Rolando Gutiérrez (bajo) y José Toconás (charango) para interpretar “Guanaqueando”, cuya letra es de Ricardo Vilca, gran leyenda jujeña y que Divididos incluyó en el álbum "Vengo del placard de otro" (2002). Arnedo acompañó con bombo.

“Una vuelta a los 60, nuestra escuela está ahí, poner la púa en el disco…”- emocionadamente decía el líder de la banda y sonaba “Amapola del 66”.

Un parate que sirvió para distender, fue cuando el trío tomó una pierna de gran tamaño, especie de bota, la autografió y bebió de ella: “vamos a beber del cáliz…”, expresaba el líder aplanador en complicidad con la masa.

Hubo una especie de homenaje cuando Mollo señaló “El norte es el lugar más lindo de este planeta” y siguieron las letras de “Senderos” y "Jujuy”. El cierre fue hiperactivo.

Luego vinieron las letras de “Rasputín”, “Sucio y desprolijo” (Pappo), “El 38” del disco “Acariciando lo áspero”, “Ala delta”, “El ojo blindado” (Sumo) y “Next week”. Este último cerraba el show a las 00:17’, momento en que Mollo se bajó del escenario y le daba la mano al público al tiempo que les repartía algo y el batero arrojaba las baquetas al público.

Se sabe que Arnedo y Mollo se conocieron en los 70 y que están unidos no sólo por la música sino por una profunda amistad. Catriel, el batero, con su incorporación aportó al grupo el concepto de integración que ellos manejaban, según señaló el bajista en una única entrevista que dio Divididos en Salta a una FM ligada a la organización de este evento. En “Amapolas del 66” incluyeron el tema “La flor azul” del padre de Diego, para rendirle homenaje a quien fuera compositor y músico folclorista, Mario Arnedo Gallo.

Cabe señalar que Divididos en sus recitales homenajeó al flaco Spinetta de quien señalaron que no sólo era un gran músico sino un tipazo. “Compañero de ruta…”

- Fotos tomadas por Salta 21

Comentarios

Mensajes

  • Coincido con gran parte de la nota, pero dejo mi aclaración: el tema de las zapatillas no es agresivo como lo de la bengala, o los encendedores. Podrás buscar infinidad de videos de recitales de Divididos donde Mollo recoge las zapatillas que le tiran para tocar la guitarra con estas zapatillas. Es casi un «rito» que pase esto durante Voodoo Child por ejemplo. Igualmente celebro tu nota tratando de concientizar un poco al público que no sabe disfrutar el recital sin joder al músico ni al resto de la audiencia. Saludos.

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Facebook