Vigencia de las "Herramientas" de M. Foucault

Michel Foucault (15/10/1926-25/6/1984), filósofo e historiador francés, uno de los grandes pensadores e intelectuales comprometido con los movimientos sociales reformistas y revolucionarios. A su memoria.

Recuerdo que en una de las muchas entrevistas realizadas le preguntaron a qué luchas pueden contribuir sus libros, a lo que respondió: “Mi discurso es evidentemente un discurso de un intelectual y como tal funciona en las redes del poder existente. Pero un libro está hecho para servir a fines no definidos por quien lo ha escrito. Cuantos más usos nuevos posibles, imprevistos se hagan de él, más satisfecho estaré. Todos mis libros, ya sea la Historia de la locura o Vigilar y castigar, son si se quiere, pequeñas cajas de herramientas. Si las personas quieren abrirlas, servirse de una frase, de una idea o de un análisis, como si se tratase de un destornillador o de unos alicates para cortocircuitar, descalificar, romper los sistemas de poder y eventualmente los mismos sistemas de donde han salido mis libros, tanto mejor”.

La obra de Foucault es muy extensa -interrumpida por la muerte prematura que no podemos saber hasta adonde habría llegado- cursos, seminarios, conferencias, reportajes, etc., tan importantes como sus libros, sin dejar de lado su activa participación apoyando los movimientos sociales progresistas o revolucionarios al lado de los perseguidos o marginados.

Ha sido uno de los fundadores y activo participante del Grupo de Información sobre las prisiones (GIP). Ha representado a los intelectuales franceses para protestar contra el dictador Francisco Franco, cuando éste ordenó ejecutar a cinco militantes de izquierda, siendo expulsado de España por ésta protesta.

Adherido a la creación del Comité Internacional de Derechos Humanos, en una parte del texto manifiesta: “…levantarnos contra todo abuso de poder cualquiera que sea su autor y cualesquiera sean sus víctimas…”

En los cursos que dictaba en el College de France durante los años 1975 al 78, ya anunciaba las características de la nueva forma de dominación de control social que reemplazaría a lo que llamaba la Sociedad Disciplinaria, de forma refinada y elegante de dominación, que otro filósofo francés Gilles Deleuze (18/1/25-4/11/95) denominó Sociedad de Control, nueva estrategia que tiene el poder para perpetuarse. Tenía razón Foucault cuando decía con tono aterrante “que vamos de dominación en dominación”.

Desde mi óptica médico forense y criminológica, esa metáfora de las “cajas de herramientas” que hacía Foucault de sus libros, me han permitido una mayor y mejor comprensión de los problemas existentes en las instituciones y sistemas represivos, judiciales, penitenciarios, policiales, cuestiones de medicina forense, psiquiátricos, sexualidad, locura, delincuencia, y un largo etc., por lo que considero necesaria sus “herramientas”, especialmente para los que se dedican a las ciencias sociales.

Estas son algunas de sus “herramientas”: Historia de la Locura. El Nacimiento de la Clínica. Las Palabras y las Cosas. La Arqueología del Saber. Vigilar y Castigar. Microfísica del Poder. La Voluntad de Saber (Tomo I de Historia de la Sexualidad. Aquí se produce una interrupción, ocho años sin escribir. Debieron incidir muchas cosas en la vida del pensador. Para Gilles Deleuze una crisis del pensamiento, pero creativa.

Una nueva etapa, cambio de estilo, la ética: El Uso de los Placeres y el Cuidado de sí (Tomos II y III de la Historia de la Sexualidad). La ética foucaultiana propone nuevas formas de vivir en una sociedad basada en la explotación, la usura, la corrupción y el individualismo, para hacer de la propia vida una obra de arte, para liberarse de estructuras sociales en la que rige la ley del sálvese quien pueda.
Algunos otros: La Vida de los Hombres Infames. La Genealogía del Racismo. Saber y Verdad. La Verdad y las Formas Jurídicas. Las Redes del Poder. Un Diálogo sobre el Poder. Tecnología del Yo. Defender la Sociedad y Los Anormales (ambos de los Cursos en el College de France).

Y para cerrar una frase de El Cuidado de Sí: “…será digno gobernar a otros, aquel que haya alcanzado el dominio de sí mismo”.

- El autor es Médico Forense (Título de PosGrado)
Presidente del desaparecido Centro de Estudios Criminológicos de Salta.

- Nota relacionada:

El fracaso de la prisión
http://www.salta21.com/El-fracaso-de-la-prision.html

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Facebook