"Un buen pibe (¿chango?), laburante…"

El ejercicio del oficio periodístico de opinión genera en más de una oportunidad situaciones desagradables, pues en la difícil tarea de estar medianamente informado para poder realizar comentarios sobre la actualidad, se deben escuchar exabruptos, burradas, frases malintencionadas, insultos, desvaríos y mentiras.

Y en ese camino nos ha sido inevitable en esta semana, luego de mucho meditar, tomar impulso, sacar coraje de cualquier lado, ingerir una purga, y encomendarnos al Gauchito Gil, tener que mirar los espantosos sesenta y dos segundos del famoso video del gobernador de la Provincia de Salta en el conocido programa de entretenimientos baratos del insufrible Marcelo TINELLI.

La primera impresión que nos llevamos fue claramente la de una puesta en escena muy pobre, en tiempo y en léxico, y con el primer mandatario de Salta haciéndole de bufón y sin rubor aparente, al empresario de medios en la apertura de su programa.

Un minuto y fracción del que nunca podremos conocer cuánto le ha costado al erario de la Provincia, no tanto por el dinero que ciertamente tiene que erogar cada uno de los que concurre a ese espacio del alto rating, sino por las condiciones accesorias que le impusieron al improvisado actor, desde la letra del diálogo, hasta la cara de yo no fui que tenía que poner.

Es en esa carrera desenfrenada por llegar a presidente, empresa en la que explícitamente se encuentra avocado el joven abogado gobernador, que acaba de demostrar que está dispuesto a transarlo todo, como por ejemplo tener que decirse a él mismo buen pibe y laburante, conceptos ambos que se pueden discutir largamente.

Pero lo más nocivo del tema que tratamos, es haber comprobado una vez más que para lograr su aspiración personal, además de utilizar los recursos públicos como el avión de la Provincia y los gastos escondidos, desde el vamos demuestra que está dispuesto a arrastrarse ante los empresarios de imagen y sus auspiciantes para estar en cartelera.

Y eso apenas comenzada su carrera. No cuesta mucho imaginar hasta dónde llegaría a transar después con esos mismos medios para poder mantenerse, y hasta donde tendría que pagar facturas con los anunciantes que sostienen los espacios.

Es un buen pibe, laburante, dice Juan Manuel URTUBEY en la ficción refiriéndose a él mismo, que como anticipamos son cuestiones relativas, repitiendo un pobre guión indudablemente escrito por un porteño, porque nosotros decimos “chango” y no “pibe”.

Pero lo que nos llena de asombro es que diga “de la nueva política” justamente él que pertenece al más viejo y anquilosado esquema de la oligarquía feudal del interior del país.

Se presenta a sí mismo como lo nuevo de la política, cuando lleva más de veinte años ocupando cargos públicos, desde la ya olvidada Secretaría de Estado de Gobierno en 1995, hasta la tercera re-re-elección que asumió borrando con el codo los calificativos de la atrocidad constitucional de poder permanecer doce años en el poder.

Decimos intencionalmente que solo asumió su tercer mandato, aclarando lo que es obvio, y es que nunca se avocó a trabajar en él, por aquello de querer subir más arriba, tener que viajar a todos lados –de garrón- y dejar que a Salta la maneje el Jefe de Gabinete el contador Carlos PARODI.

Y mientras este circo de poca monta que solamente da imagen televisiva barata y no altura moral ni política se lleva adelante, en la Provincia arrecian los problemas de siempre nunca resueltos, como la desnutrición, los femicidios, el endeudamiento desenfrenado para pagar la fiesta de los que mandan y el desvarío obsceno de ínfulas de elite para una minoría enquistada en el poder y con todo el resto de ciudadanos, con el triste papel de meros espectadores del escarnio.

Una prueba de que las cosas en Salta La Linda se están poniendo un poco feítas, es que apenas obtenido un préstamo de ochocientos millones de pesos, se tuvo que tratar a las apuradas otro empréstito de cinco mil setenta y cinco millones más, aunque presentado como U/S 350.000.000.- para que aparente menos.

Nunca presentada una ejecución presupuestaria del más que sospechoso Fondo de Reparación Histórico que sirviera de plataforma financiera del hoy senador nacional Rodolfo “Tolo” URTUBEY, se dice que el crédito tomado ahora será para obras. ¿Cuáles obras, las que no hizo el mentado fondo?

¿Quién garantizará que este nuevo préstamo no será utilizado para los infinitos viajes del gobernador en su campaña presidencial? ¿Quién garantizará que no será destinado a campañas políticas, participación en coloquios, presentaciones varias en televisión nacional y coqueteo con los fondos buitres para granjearse la simpatía de las barras y las estrellas, sin la cual no se tiene espacio ni en un semanario de barrio?

Enfrascado en su propio proyecto egoísta, el joven mandatario estará siempre lejos de una adolescente wichi violada por criminales y re victimizada por un Estado ausente; o ajeno a los vecinos de ésta que mueren por desnutrición, aunque la señora Gladys PERNA nos corrija diciendo que fue por deshidratación, como si esa causa fuera una muerte menos vergonzosa e injustificada que la otra.

Y entre pasajes cholulos de la televisión porteña, viajes de glamour con modelos, y disertaciones sobre cualquier verdura con tal de estar ante las cámaras, serán los próximos tres años y medio de no gestión gubernativa del pibe bueno y laburante, que resumió su pobre visión de nuestra Salta, en una sola empanada fría que le regaló a su fingido partenaire, como precio vil para entrar de figurita en el próximo falso reality de la mediocre televisión argentina.

- Salta, 3 de junio de 2016

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.