Trump: "Los periodistas están entre los seres más deshonestos de la Tierra"

El flamante presidente no tardó ni un día en declarar la guerra a los medios: los acusó de mentir sobre las cifras de asistencia a su investidura.

Mientras cientos de miles de personas tomaban las calles de la capital para protestar en su contra, en su primer día completo como presidente, Donald Trump, acusó a los medios de mentir sobre las cifras de asistencia a su investidura y no aludió a las marchas multitudinarias en todo el país.

En un intento de recomponer los vínculos con la CIA, Trump visitó sus instalaciones en Langley (Virginia) y, luego de ofrecer su apoyo a la comunidad de inteligencia, cargó contra los medios de comunicación.

El presidente se declaró en "guerra" con los periodistas. "Tengo una guerra en curso con los medios. [Los periodistas] están entre los seres humanos más deshonestos de la Tierra", dijo. Explicó que la multitud asistente a los actos de su investidura de anteayer parecía englobar entre uno y 1,5 millones de personas. "Amo la honestidad, me gusta la cobertura honesta", señaló Trump.

A falta de datos oficiales, las fotos aéreas dejaban claro que las cifras de asistencia a la investidura quedaron lejos de las 1,8 millones de personas que asistieron a la primera toma de posesión de Barack Obama, en 2009.

Las autoridades habían estimado en los días previos que unas 800.000 personas asistirían a la toma de posesión, tanto para celebrar su llegada como para repudiarlo.

Luego, el vocero de la Casa Blanca, Sean Spice, siguió en la misma línea de Trump con la prensa. "Cuando nuestro país y el mundo miraban la pacífica transición de poder (...) algunos miembros de la prensa se dedicaron deliberadamente a reportar falsedades".

Spice insistió en que la multitud fue "la mayor audiencia en haber presenciado jamás una ceremonia de investidura, tanto en persona como en todo el mundo".

Durante su comparecencia en la CIA, Trump no hizo ninguna referencia a la multitudinaria marcha que se celebraba en Washington, donde cientos de miles protestaron en defensa de los derechos que ven amenazados por su llegada a la Casa Blanca.

En su primera actividad del día, a primera hora, en la Catedral Nacional de Washington, Trump había asistido a una ceremonia donde religiosos cristianos, judíos, musulmanes y de otros credos pidieron "unidad" y "sabiduría" para la nueva gestión.

El reverendo Randolph Marshall Hollerith, decano de la catedral, pidió ayuda para alcanzar la unidad tras una descarnada campaña electoral.

"Señor, mira con compasión a toda la familia humana, llévate la arrogancia y el odio que infectan nuestros corazones, derriba los muros que nos separan, únenos en lazos de amor", dijo el reverendo.

Luego, Trump, que dedicó fuertes palabras contra los seguidores del Islam durante la campaña, se sentó en silencio mientras escuchaba una oración a cargo de un religioso musulmán.

El obispo Harry Jackson, pastor afroamericano de una iglesia de Maryland, le pidió a Dios que conceda "sabiduría" a toda la administración Trump.

Por otra parte, la Casa Blanca confirmó ayer que Trump se reunirá con el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, el 31 de enero próximo. Además, la próxima semana el magnate recibirá a la premier británica, Theresa May.

- iProfesional

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Facebook