Trío Jazzmine (recomendado)

En lo personal y por momentos me creí estar en el Blue Note del 131 oeste de la tercera calle de New York, el legendario lugar donde se escuchan las notas de extraordinarios intérpretes o en las arenas de Punta Cana en República Dominicana, o en La Fusa...

Salta, miércoles 4 de julio de 2018. Centro Cultural América. Marcelo Gutiérrez (saxo alto y clarinete), Nicolás Vaca (guitarra) y Sebastian Rodríguez (batería). Temas de jazz, bossa nova, tango, música centroamericana y música española.

Fuimos pocos pero buenos. Axioma que viene de perillas para esta noche. Afuera un frío insoportable, motivo por el cual no éramos muchos y, sin embargo, la actuación del conocido trío fue de elevado nivel. Desde el comienzo con el tema Europa la actuación fue atrapante. Casi una hora y media de música que está en el oído del público iniciado. Ejecuciones de muy buen gusto, deliciosas, con algunas variantes, cambios de tonalidad, tempos muy bien elegidos, combinaciones entre los tres músicos sin dejar de lado llamativas improvisaciones de cada uno. A modo de ejemplo, menciono algunos temas: Sentimental mood, Garota de Ipanema, Wave, All of me, Green dolphin, Perfidia, Música española, When you’re smile, Hay humo en tus ojos, Zamba del Antigal, Harlem Nocturno, Días de vinos y rosas, maravillas escritas por Henry Mancini, Duke Ellington, Antonio Carlos Jobim, Mr. Probz, John Legend, Miles Davis, Alberto Domínguez, Larry Shaid, Mark Fischer, Joe Goodwin, Ariel Petrocelli, Daniel Toro, Jerome Kern, Otto Harbach, entre otros.

Son bellas melodías de famosos compositores que no solo acarician el oído sino que traen recuerdos de otras vivencias, otras épocas, otras compañías, recuerdos buenos y no tan buenos pero que en conjunto conforman la vida. En lo personal y por momentos me creí estar en el Blue Note del 131 oeste de la tercera calle de New York, el legendario lugar donde se escuchan las notas de extraordinarios intérpretes o en las arenas de Punta Cana en República Dominicana, o en La Fusa, aquel inolvidable lugar donde desgranaba sus poesías el inolvidable Vinicius de Moraes, en la voz de María Creuza y la guitarra de Toquinho haciendo bossa, esa música de la “high society” brasileña rechazada por el habitante de las favelas en Río.

El título dice “recomendado” y es cierto, el trío vale la pena ser escuchado, aún con frio afuera, en el Centro Cultural, en el Café del Tiempo, en El Castillo de San Lorenzo o en algún escenario céntrico como el del Teatro Provincial. Se lo merecen.

- Foto de portada tomada del Facebook del Trío.

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Facebook