Ricky Maravilla y Taky Natali presentan "El gran casamiento del pavo y la pava"

Hasta el 17 de julio a las 18.30 hs. en Casa de la Cultura. Entradas en el Teatro, en Alto Noa Shopping y www.autoentrada.com

El pavo y la pava, el gran furor de Youtube con más de 80 millones de visitas, llega al teatro para celebrar la boda más divertida de todas. Junto a Ricky Maravilla y Taky Natali, los más graciosos anfitriones, se irán presentando junto a divertidas canciones, todos los animales invitados a este gran casamiento. Los animales más famosos van a estar presentes, como el gallo y la pata, la mona Chita, el pingüino, el elefante, el cangrejo… ¡y muchos más!

Las canciones infantiles de Ricky Maravilla son un éxito en Youtube y por primera vez toda la familia podrá disfrutar en vivo de estas canciones y de los más hermosos personajes. El show incluye los éxitos “El pavo y la pava” (con más de 150 millones de visitas), “El gallo y la pata”, “Cuidado con la bomba”, “Los monos y las monas”, y otros éxitos que van a disfrutar tanto chicos como grandes.

Una hermosa boda, dos divertidos anfitriones, muchos animales y grandes canciones para compartir juntos el casamiento más hermoso donde todos están invitados a reír y jugar con el encanto y la simpatía de Ricky y Taky. ¡La diversión está asegurada!

Ciertamente es un éxito asegurado, siendo sus canciones un verdadero éxito en Youtube y Netflix, superando las 300 millones de visitas entre todas sus canciones y con reproducciones no sólo en Argentina sino en países de Latinoamérica como Chile y Perú. Ricky Maravilla, por su parte, es una de los intérpretes de música tropical más querido por todos y sus canciones unen a todas las generaciones, siendo clásicos que perduran hasta el día de hoy y son furor a nivel mundial.

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Facebook