¡Qué paliza mi señor!!!

En las elecciones generales del domingo pasado, se pudo comprobar que el pueblo, cuando quiere, da su escarmiento a sus dirigentes que no supieron o no pudieron interpretar sus demandas.

Las expectativas de la gente, el domingo pasado, estaban latentes hasta el último minuto antes del cierre de los comicios. Después muchos estuvieron prendidos a los medios de comunicación esperando que las noticias coincidieran o no con el voto que habían depositado en las urnas pocas horas antes.

Sin embargo, contrariamente a lo esperado, en soledad y con cara de desaliento, JUANMA, pasó a dar una conferencia para reconocer la derrota de su espacio (FUyR), que encabezaba Andrés “Pies Grandes” Zottos, en la categoría a diputados nacionales; y felicito al presidente Mauricio “Milonguita” Macri y a su candidato local Martín Grande.

Esto fue el comienzo de una serie de elubricaciones sobre su futuro político en sus aspiraciones a ser competidor por el sillón de la Casa Rosada en el 2019.

A partir de este domingo pasado, el panorama político en la provincia y en el país ha cambiado.

En el orden local, con los candidatos electos para la Cámara Baja, el gobernador JUANMA fue convalidado en su liderazgo...Pero también hay que reconocer que ha surgido y/o consolidado dos dirigentes que ya se perfilan hacia un 2019 con bandera verde, como son Gustavo “Rubertiño”Sáenz y uno del norte salteño Sergio “Oso” Leavy.

Y en el orden nacional, no hay dudas que se consolida el gobierno de CAMBIEMOS, encabezado por “Milonguita” Macri que pintó de amarillo, la cara y el territorio de Salta y de muchas otras provincias argentinas.

Creo que no hay por qué dramatizar tanto con la derrota del domingo pasado de la mano de Macri y sus aliados que, en el caso de Salta, tuvo su principal referente a “Rubertiño” Sáenz.

Lo que hay que tomar en serio, y evaluar sinceramente, el mensaje que dejó el pueblo de Salta a las formas de hacer política y al compromiso que exige para con sus demandas reales.

Es evidente que el gobierno de Salta, como el PJ, deberá hacerse una fuerte autocrítica, ante la peor derrota de la historia que sufriera en la Capital.

Haciéndose cargo de la derrota y decir que asumen todas las culpas, no es suficiente. Hace falta sincerarse y decirse las cosas como son. El PJ, los funcionarios que acompañan a JUANMA en su gestión de gobierno, no tienen espíritu ni compromiso serio con el proyecto político de su gobernador.

Y en el plano partidario, ya es hora de hacer un cambio en serio, no sólo de personajes, eternos candidatos, sino de política.

No es suficiente con cantar la marcha Peronista para decir que se es peronista, o que con ella vamos a convencer a nuestro pueblo para que nos voten.

Hay que reflexionar, asumir los errores cometidos y no es cuestión de echar culpas a todas partes.

JUANMA tuvo su gran culpa en la derrota del domingo. Y él lo reconoce y asume y quiere dar una vuelta de tuerca para mejorar escuchando la voz del pueblo.

Pero hay muchos funcionarios y dirigentes que deberían dar un paso al costado y dejar que otros comiencen a transitar con ideas nuevas. Ideas nuevas, no aparentemente nuevas pero con los viejos vicios de la política prebendaria.

Y algo que lo dejo para lo último pero no por eso menos importante. Hay que recuperar la mística; dignificar la política y el político. Y por sobre todo recuperar el sentido de LA LEALTAD. Lealtad hacia sus principios y a la gente a quien se deben.

Y a los TRAIDORES, echarlos y quemarlos políticamente

¡Hay que humanizar la política, por favor!

- Por Indio Oreja Parada
Periscopio Salteño 383

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Facebook