Prat Gay está feliz: levantó el cepo, bajó el dólar a $13,60 y las reservas subieron casi u$s250 millones

En el segundo día de operaciones bajo el nuevo esquema dispuesto por el Banco Central, las cotizaciones mayoristas retrocedieron. El Banco Central tomó un tipo de cambio de referencia de $13,42. En la plaza marginal, el blue cayó a $14,20. Las entidades financieras operaron cuatro veces más.

Prat Gay tuvo una semana "redonda".

La temida devaluación del peso que -si se toma como referencia el precio del dólar del cierre del viernes- terminó siendo del 38%, tuvo un balance positivo para el Gobierno en las primeras 48 horas tras la salida del cepo.

En la previa, muchos analistas temían que el billete verde salte por arriba de los $15, pero el comportamiento del mercado resultó favorable para la administración macrista. De hecho, este viernes cerró por debajo de los $14 y con tendencia en caída.

La actividad de la plaza cambiaria se desarrolló el viernes en un contexto más movido respecto al de la rueda anterior, cuando se dispuso el quite de las restricciones.

En efecto, el volumen de negocios fue un poco más elevado aunque, tanto empresas como entidades financieras, continuaron analizando el efecto de las medidas y la implementación de las mismas.

En consecuencia, en el segundo día bajo las nuevas condiciones de mercado, la divisa se vendió en el Banco Nación a $13,30 comprador y $13,60 vendedor, en los principales bancos y agencias de cambio del microcentro.

Esto se dio aún cuando no estuvieron del todo normalizadas las operaciones porque algunas firmas continuaron con la adecuación de sus sistemas informáticos.

Y el tipo de cambio de referencia que tomó el Banco Central, el 18 de diciembre, que es un intermedio entre las puntas, fue de $13,42.

Por su parte, el blue también mostró escasas operaciones, con un precio de cierre de $14,20. Esta cifra implica una baja de unos 20 centavos respecto a la del jueves de y 45 centavos en comparación con la del día previo a la devaluación.

Así, la brecha entre la cotización de venta al público en el circuito oficial y la de las cuevas porteñas, fue de tan solo 4,4 por ciento.

En tanto, la cotización del dólar de "conta con liqui" (que se obtiene a través de la compraventa de bonos y acciones) cerró a $13,88, reflejando una baja de cuatro centavos.

La otra "especie", el dólar Bolsa o MEP operó a un valor implícito de 13,66 pesos.

En cuanto a los negocios en el circuito mayorista, los precios fueron de $13,15 para la compra y de $13,25 por dólar para la venta, en una plaza que mostró pocas transacciones.

"El segundo día del mercado libre, sin regulación del BCRA, la divisa norteamericana volvió a bajar. Esto porque la oferta de exportadores aumentó respecto del jueves", afirmaron operadores cambiarios de ABC.

En su visión, el volumen de exportaciones aún pendientes de liquidar es muy alto y es por eso que estiman que seguirá la tendencia bajista del dólar mayorista .

"Estoy vendiendo lo que me queda de mis reservas de soja. El precio es bueno y tengo que enfrentar insumos y otros costos de producción", dijo a Reuters Santiago del Solar, un productor bonaerense.

Las operaciones entre bancos fueron notoriamente superiores este viernes: a través el Siopel se transaccionaron u$s171 millones, casi cuatro veces más que el jueves, cuando se contabilizaron unos u$s46 millones.

También en el Banco Central tuvieron otro motivo para sonreir, ya que las reservas subieron casi u$s250 millones para totalizar u$s24.383 millones, .

Este dato representa la primera suba de las tenencias de divisas de la entidad monetaria desde que Macri asumiera como Presidente, el pasado 10 de diciembre.

En el ámbito local, el Banco Central no tuvo participación.

En tanto, la cerealeras vienen siendo fuertes aportantes de divisas: de hecho se comprometieron a liquidar u$s6.000 millones en las próximas tres semanas.

También un grupo de bancos multinacionales colocarían unos u$s8.000 millones y se agregarían más dólares por créditos internacionales.

De hecho, el viernes, el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Moreno, se comprometió a desembolsar créditos por u$s5.000 millones para la Argentina en los próximos cuatro años.

"Queremos apoyar los esfuerzos del Gobierno", dijo el jefe del BID, en una conferencia de prensa que brindó junto con Prat Gay.

A estos masivos ingresos de dólares, se le agrega la reciente suba de tasas de hasta el 8% para captar la atención de los ahorristas hacia herramientas financieras locales, con el fin de frenar la "huída" del peso a la compra de moneda extranjera.

El "regreso" de los futuros

Otra noticia destacada de la jornada fue la reanudación de las operaciones de los mercados a futuro, luego de permanecer inactivos durante semanas a la espera de la implementación de un paquete de medidas cambiarias, que derivaron en una devaluación.

En sus primeras operaciones en el mercado de futuros "Rofex", los inversores están pactando a $13,95 en contratos a marzo de 2016 y de $17 para diciembre del año que viene.

En esta plaza se pactaron $400 millones, debido a que algunos operadores y bancos comenzaron a tomar ganancias y están vendiendo posiciones a tasas implícitas muy bajas, entre 11% hasta 15% desde enero hasta mayo del 2016.

Donde la novedad fue mayor, fue en el mercado de futuros entre bancos, donde se operó $1.222 millones, ya que las entidades vendieron posiciones al ente regulador.

A quién beneficia el nuevo tipo de cambio

Según un informe de la consultora Economía & Regiones, "el sinceramiento cambiario mejorará la competitividad de los sectores agro exportadores".

El tipo de cambio les mejorará por dos vías:

- Por la modificación de las retenciones (baja de 5% a los sojeros y eliminación absoluta para otros rubros)

- Por y la mejora del tipo de cambio oficial percibido por los exportadores, que pasó de $9,77 (diciembre 2015) a $14, en el cortísimo plazo, manteniéndose prácticamente casi el resto de variables (costos) constantes.

Así, la competitividad en el precio promedio se incrementaría un 60%; y la del complejo sojero un 56% aproximadamente, de acuerdo con cálculos de Economía & Regiones.

"El sinceramiento cambiario (concepto que incluye la devaluación y el cambio o la eliminación de los impuestos a la exportación) mejoró notablemente la competitividad del sector agroexportador", señaló E&R.

Los sectores más beneficiados serían girasol (105%), el trigo (86%) y el maíz (79%).

Sin embargo, alerta el informe de E&R, "posteriormente la inflación generaría un incremento en los costos que moderaría este shock de competitividad en el mediano plazo".

- iProfesionales

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Facebook