Por unanimidad, Venezuela fue suspendida del Mercosur

Lo decidieron en forma conjunta los países fundadores del bloque, Argentina, Paraguay, Uruguay y Brasil. Es por no cumplir acuerdos comerciales, de inmigración y derechos humanos. La medida no implica sanciones económicas.

A pesar de las amenazas diplomáticas que lanzó en los últimos días el presidente venezolano, Nicolás Maduro, y a pesar de las promesas de adecuación a las normas del bloque de la canciller de ese país, Delcy Rodríguez, Venezuela fue suspendida del organismo comercial regional Mercosur por incumplir los requisitos para ser miembro, dijo ayer un funcionario del Gobierno brasileño.

La decisión de los cancilleres del Mercosur constituye el último revés para el país caribeño, que vive una profunda crisis política y económica.

El Mercosur entiende que Venezuela no cumplió requisitos que incluyen acuerdos económicos, de derechos humanos e inmigración en el bloque -integrado por Argentina, Paraguay, Uruguay y Brasil-.

Tras esta medida, la Argentina asumirá el próximo 14 de diciembre la presidencia pro témpore del bloque, que está en manos de un sistema colegiado formado por los presidentes de Paraguay, Uruguay, la Argentina y Brasil, ya que en julio pasado Venezuela quiso hacerse en forma unilateral con la presidencia del bloque y fue duramente rechazada.

Ahora el presidente Mauricio Macri asumirá la presidencia pro témpore del bloque y tendrá a Venezuela como miembro suspendido.

Por su parte, el canciller paraguayo, Eladio Loizaga, aseguró hace unos días que Venezuela quedará “sin voz” a partir de hoy por no ajustar su normativa al organismo regional.

De esta manera, Paraguay avaló lo que resolvieron el resto de los socios del bloque y que Macri ratificó en octubre pasado cuando lo visitó en Buenos Aires su par de Brasil Michel Temer.

La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, había dicho en forma desafiante esta semana que su país, de gobierno socialista, no dejará el Mercosur y denunció lo que calificó como “una campaña de los gobiernos de derecha de Brasil, Argentina y Paraguay para expulsar a Caracas del grupo”.

Rodríguez denunció a comienzos de semana que su país “está sufriendo agresiones y hostigamiento contra su presidencia”, por lo que solicitó a los países miembros activar el mecanismo de Mercosur para la resolución de controversias.

“Esta controversia incluye el desconocimiento ex profeso por parte de sus respectivos gobiernos, de la presidencia pro tempore venezolana del Mercosur que le correspondía plenamente”, se lee en una carta enviada a los cancilleres y divulgada por la funcionaria en su cuenta en Twitter.

La suspensión no generará sanciones contra Venezuela, pero apartará a su Gobierno de las reuniones y negociaciones del bloque. El país se encontrará en la misma situación que Bolivia, que no tiene voz ni voto en el bloque.

Una suspensión permanente aislaría aún más a Venezuela, en medio de su lucha con escasez de alimentos y el malestar social a medida que se desmorona su economía dependiente del petróleo.

El Gobierno venezolano dijo que activó un mecanismo del Mercado Común del Sur (Mercosur) para resolución de controversias, debido a las “agresiones” internas contra su presidencia pro témpore en el bloque de integración.

Caracas tomó la acción en momentos en que se vencía el plazo dado por los países fundadores del Mercosur para que Venezuela asimilara un conjunto de normas del grupo, y al no acatarse el pedido, decidían suspender a Venezuela del bloque.

La ministra de Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, difundió en Twitter una comunicación enviada a sus pares de los países socios en la que formaliza la utilización del mecanismo de solución de controversias.

“Venezuela activa el mecanismo Mercosur para resolución de controversias por las agresiones y hostigamiento contra su presidencia en el organismo”, dijo al criticar la posición de Argentina, Brasil y Paraguay, que rechazaron que Venezuela ejerciera el cargo, alegando que no había asimilado las normas internas.

“Requerimos de igual forma a los países que vulneran la institucionalidad de Mercosur que se abstengan de cualquier acción contra nuestro país. Venezuela se respeta. Funcionarios comprometidos con mandatos imperiales no podrán contra nuestra patria con sus acciones anti jurídicas”, señaló.

En la carta, dirigida a sus pares, Rodríguez señala que la controversia incluye el desconocimiento “exprofeso por parte de sus respectivos gobiernos de la presidencia pro témpore de Venezuela del Mercosur, que corresponde plenamente, sin que hubiese elementos legales y jurídicos que imposibilitaran tal función”.

Señaló que los gobiernos de los países socios han pretendido ignorar la presidencia venezolana, “usurpando sus funciones, con evidente desacato a lo dispuesto en los tratados constitutivos del bloque”.

Agregó que además de afectar los derechos de Venezuela, esto “crea un precedente en desmedro del conjunto normativo que rige al Mercosur, tema que deberá abordarse plenamente en esta controversia”.

Los miembros fundadores de Mercosur desconocieron la presidencia pro témpore de Venezuela y decidieron ejercerla de manera colegiada.

A Argentina le corresponderá ejercerla el próximo semestre y se desconoce el mecanismo de traspaso.

Desde la creación del Mercosur, en 1991, la presidencia pro témpore fue ejercida semestralmente por orden alfabético y traspasada en una cumbre presidencial, excepto en 2012 cuando Paraguay estuvo suspendido por la destitución del entonces presidente constitucional Fernando Lugo.

- iProfesional

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.