Polémica en lo de Mirtha: Rabolini y Urtubey intentaron defender a Scioli y Rahola les dio un duro revés

La esposa de Daniel Scioli, tan delicada en sus modales, perdió las formas luego de escuchar los cuestionamientos de la periodista Pilar Rahola, quien no aplicó ningún filtro a la hora de criticar al kichernismo. "Tu marido fue muy corrupto", le dijo la española.

La exmodelo y empresaria Karina Rabolini, esposa del gobernador bonaerense Daniel Scioli, defendió la postulación presidencial de su marido por el Frente para la Victoria y pidió a los votantes que "las diferencias que hayan tenido con este gobierno no se las carguen a Daniel".

Rabolini ensayó una encendida defensa de la candidatura junto al gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, cuando en el almuerzo dominical del programa de Mirtha Legrand por canal 13 fueron interrogados por la periodista española Pilar Rahola sobre si Scioli planeaba romper con el kirchnerismo.

"Ahora a partir del 10 de diciembre empieza un nuevo gobierno y si Daniel gana, va a mandar Daniel", dijo la esposa de Scioli y aseguró que "va a tomar todas las decisiones que tenga que tomar y lo que la gente necesite".

Además, cuando le señalaron los cuestionamientos a los modos políticos del kirchnerismo y a la conformación de la lista que lleva a Scioli como presidente con altos funcionarios, como Carlos Zannini, Rabollini pidió que "las diferencias que hayan tenido con este gobierno no se las carguen a Daniel".

En ese marco, pidió "dejar de seguir marcando las diferencias y que haya dos argentinas. Tenemos que ser una sola Argentina".

"Si Daniel va a ser presidente va a ser quien tome las decisiones, sabe escuchar", añadió pero negó ante una consulta que esté pidiendo un acto de fe en favor de su marido.

Todo esto transcurrió en un almuerzo muy cargado de tensiones. Karina Rabolini, quien se caracteriza por su estilo ameno, mostró un perfil que pocos conocen. Perdió todas las formas luego de escuchar los cuestionamientos de Rahola, quien no aplicó ningún filtro a la hora de criticar al kichernismo.

Uffff....qué momento...

En eso se encontraba la comunicadora cuando Karina la interrumpió. "Disculpemé, todo lo contrario; lo que todos los argentinos queremos es que la Justica pueda trabaja con la mayor independencia", le espetó la diseñadora a la periodista luego de escucharla decir que dentro de la Justicia argentina se había metido "la patita de la política".

"Hay que decir las cosas como son. Han puesto dos jueces a dedo, por favor", intercedió Mirtha Legrand, quien desde hace tiempo señala irregularidades en el nombramiento de funcionarios por parte del Gobierno nacional.

"Otra cosa que le quería contestar a Pilar. Daniel va a ser Daniel. Yo lo que le voy a pedir a la gente es que las diferencias que Daniel haya tenido con este gobierno, que no se las carguen a Daniel", continuó Rabolini, visiblemente afectada por las palabras de Rahola.

"Hay cosas que a mí también me duelen y yo también quiero que piensen todos los argentinos. Cuando yo escucho que Macri dice que las universidades tienen que ser privadas y que no puede haber universidades en todos lados… defiendo el esfuerzo que los argentinos vienen haciendo todos estos años", comentó en un largo e ininterrumpido discurso.

"¿Me está diciendo que el otro político que no quiere que los argentinos vayan a la universidad? Ay, es que no le creo. No la creo", se quejó la periodista, que desde hacía largos minutos intentaba hacerse escuchar.

"Yo quiero que se escuche a todos los argentinos, no sólo a un sector", continuó Rabolini. Fue entonces cuando la Rahola aplicó su máximo nivel de acidez. "Me gustaría un discurso más elaborado. Esto es de un populismo que no puedo con esto", la apuró.

La mujer de Daniel Scioli comentó algunos de sus problemas personales para intentar explicar de dónde surge su inspiración política y su respeto por su marido. La tensión, sin embargo, perduró durante toda la emisión.

"Tu marido fue muy corrupto", le dijo la española, implacable.

Y no se calló y le siguió diciendo la española:

* "La imagen sinceramente, no Scioli porque no es presidente, no sabemos cómo será, pero ¿Scioli va a dominar al kirchnerismo? Porque en su lista está plagada de kirchneristas y el número dos (Carlos Zannini) es quién es, no me parece todo tan bonito", afirmó.

"Tu marido ha estado en un Gobierno con una familia que se ha enriquecido enormemente, donde los niveles de corrupción han sido altísimos y ha habido una degradación de la democracia".

A todo esto, Urtubey intentó calmar la situación y señaló que "Daniel tiene que conducir al peronismo que es una expresión amplia y diversa" y remarcó que "es real que el patrón referencial de la política argentina es este gobierno hasta el 9 de diciembre".

"Creemos que el cambio es Daniel pero si Mauricio (Macri) es presidente independientemente de lo que pase en Argentina va a haber un enorme salto en la política", añadió el mandatario.

El gobernador salteño también admitió que en las elecciones de octubre "no nos fue también como nos debería haber ido".

Como si faltara poco entró Carmen Barbieri a escena

La distensión también la marcó un poco Carmen Barbieri, otra las invitadas al almuerzo, que en un paso bien lejano fue novia de Daniel Scioli.

Barbieri y Rabolini se cruzaron insólitas ironías. Todo comenzó cuando La Leona comentó que se encuentra en pareja con Daniel Garay, un empresario de origen árabe, ante lo que Karina, inesperadamente, expresó: "Le gustan los Daniel". La mesa estalló en carcajadas automáticamente. "Yo no iba a decir nada, pero indudablemente le gustan los Daniel", acotó.

"Ah claro, porque vos eras novia de Scioli, Carmen", comentó Mirtha Legrand. Hasta Urtubey, que nada tiene que ver con el mundo del espectáculo, se mostró asombrado por el clima desatado. "Tremenda mesa, las dos sentadas; genial", comentó.

"¿Qué se debe sentir ser Primera Dama?", disparó, súper ácida Carmen Barbieri. "No, es tremenda Carmen", volvió a acotar Urtubey, en medio de una escena increíblemente desopilante.

- DyN

Dejanos tu comentario

Mensajes

  1. Gracias salta 21 por reproducir esta mesa. En ningún momento me pareció la futura Primera dama, exasperada o perdiendo la postura. Me deleitó la participación de Graciela Alfano, interpelando sobre las posibles re- privatizaciones Macristas y si a la periodista española, le molestaba la inclusión de los pobres. Cuando la periodista española se refirió al caso Nisman, sentí vergüenza ajena, que una extranjera se refiera a un personaje "indefensible", como también me dió perplejidad cuand se refirió a nuestra democracia como "devaluada" (sic). Por supuesto que para los europeos somos un País de segunda, pero es la mirada tradicional del que mira desde las alturas, ahora mucho más, porque defendemos nuestra soberanía y eso desequilibra al Poder. Nos prefieren dóciles y seducidos por espejitos. Felizmente, estos tumbos y retumbos de la democracia , nos restituyó la autoestima, que no es un hecho menor. Atte. Manghera

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.