Plan de lucha nacional, tras el masivo paro nacional docente

El masivo paro y las movilizaciones del 4 de abril, a 9 años del fusilamiento de Fuentealba por el que exigimos justicia completa, tienen de marco la lucha docente en 8 provincias: Chaco, Tierra del Fuego, Santiago, Misiones, Santa Cruz, Mendoza, Formosa y Jujuy.

Es el primer paro del conjunto de entidades docentes a Macri y el ajuste que aplica junto a gobernadores del PRO, la UCR y los del FPV y el PJ. Priorizan una “gobernabilidad” contra el pueblo, al votar leyes antipopulares como el pago a los buitres y avalar presupuestos de ajuste como el bonaerense o en Tierra del Fuego y Santa Cruz donde el que ajusta es el FPV.

Este paro es tardío, pero necesario para unir esas luchas y tonificar los distritos donde cerraron las paritarias pese al rechazo en la base como en la Ciudad y Provincia de Bs. As., Entre Ríos o Chubut. La cúpula Celeste de CTERA y las de la CGT que pactan en la paritaria nacional, se negaron a parar el 29 de febrero. El “no inicio” quedó en manos de gremios y seccionales disidentes en SUTEBA, la Federación Nacional Docente-CTA, ATE, FeSProSa (salud), Judiciales y la CTA Autónoma que luchan y con las que se debe unificar.

Pero las conducciones que celebraban haber firmado una paritaria insuficiente y tramposa, ahora llamaron a paro para que “cumplan” con una difusa Acta paritaria. Redactada de forma que el gobierno puede decir que cumple y CTERA o UDA pueden decir que no. ¡Típico! ¿Los perjudicados? Los docentes, la educación y luchas provinciales que dejaron aisladas.

Ese aumento salarial quedó superado por la inflación, los tarifazos, los despidos y el ajuste en los planes socioeducativos. Hay provincias donde el aumento aún no se cobró, la Nación no deposita la suba del Incentivo ni el Fondo Compesador (Art. 9, Financiamiento) a algunas provincias que no llegan al piso salarial. Falta presupuesto y cargos, hay despidos.

¡Sobran motivos para luchar! Y podemos ir por más con un plan de lucha nacional, pero no puede continuar con otro paro recién el 22 de abril como plantean la UDA y otros gremios docentes de la CGT. Los tiempos de los sindicalistas que hace décadas no pisan una escuela pueden ser largos, como sus treguas con Macri y los gobernadores. Pero las luchas provinciales requieren un nuevo y urgente paro y movilización que le dé continuidad.

Que vaya en apoyo de los conflictos provinciales; por un inicial de $12.000 y un básico que cubra la canasta familiar; por el blanqueo del Incentivo y demás sumas en negro; mayor presupuesto; desprocesar a docentes en Tierra del Fuego o Misiones; cesar los despidos y ajustes al pueblo. ¡Hay plata si se ajusta a los de arriba! Con impuestos a los ricos, eliminar los subsidios a la enseñanza privada; devolver el 15% de coparticipación a las provincias y no pagar la ilegítima deuda externa. ¡Podemos lograrlo! Con un plan de lucha nacional de todos los gremios docentes y estatales; más un paro nacional con movilización de las CGT y CTA.

- Parte de prensa

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Facebook