No solo de relatos vive el hombre

La lectura del discurso presidencial en la apertura del centésimo trigésimo quinto periodo de sesiones del Congreso Nacional, más allá de las críticas que se pueden hacer en uno y otro sentido de acuerdo a la posición política que se tenga, nos debe preocupar por el cariz voluntarista, por su faz electoralista, y por el retorno definitivo a recetas conservadoras harto conocidas.

A poco que se analicen los párrafos del mismo se advierte una marcada diferencia de redacción, en tanto son tres los autores que lo elaboraron. Ellos son Marcos PEÑA, el filósofo Alejandro ROZITCHNER y el escritor Hernán IGLESIAS ILLIA, en conjunto con el equipo interdisciplinario de discursos a cargo de Jaime DURAN BARBA.

Partiendo de esta premisa, el total de la alocución del presidente carece de interés real para la población de Argentina, en tanto son ideas, imágenes, proyectos, semblanzas, promesas y descripciones de una realidad totalmente ajena a quien las lee, elaboradas por asesores bien pagos no para informar, sino para montar escenarios ficticios.

Por eso Mauricio MACRI pudo, no con poca dificultad y sí con mucho esfuerzo releer esas páginas acomodadas por otros, mentir abiertamente sobre cifras irreales, seguir prometiendo el futuro a cambio de seguir apoyando un insostenible presente, y marcar estratégicamente una línea de confrontación con el kirchnerismo abriendo el juego electoral del mes de octubre.

Así se consumó otra vez más la pérdida de una oportunidad institucional clave para cualquier gobierno, de fijar un plan razonable que permita vislumbrar el trabajo estatal del año en curso, volcándose todo el esfuerzo en volver a marcar por enésima vez que los de antes eran los malos, corruptos, inoficiosos y caraduras, y que ellos son los héroes salvadores que han asumido la ímproba tarea de hacerse cargo de la pesada herencia, argumento que en el segundo año de gobierno ya no la cree ni el más improvisado.

El anuncio de supuesto aumento en los fondos para investigación contrastó con la protesta de miembros del CONICET precisamente por la reducción de presupuestos; el elogio a los docentes se dio de frente con el anuncio de no inicio de clases, y el desatino de ningunear al dirigente BARADEL, amenazado de muerte con sus hijos, en una retahíla de improperios propios de una persona no preparada para hablar.

Y todos los anuncios de grandezas a futuro, crecimiento del PBI, grandes obras, números dibujados y promesas de cambio provechoso, duraron el mismo tiempo que le toma al ciudadano de la calle para salir a enfrentar la realidad de cada día.

Cierre de fábricas, aumento de desempleo, apertura de importaciones, caída del índice de la construcción –principal termómetro de una recesión- todo con el acompañamiento de un gigantesco endeudamiento, conforman el verdadero entorno con el que se encuentran cada día los argentinos.

Hacerse aplaudir por sus adherentes incondicionales afirmando que un millón de jubilados ha recibido una reparación histórica, cuando hasta la fecha los que han debido renunciar a todos sus derechos crediticios para poder mejorar su haber mensual, y efectivamente lo han cobrado llegan a cien mil, tuvo ya la cara de una perversidad imperdonable.

Y finalmente como no podía ser de otra manera para quien representa los intereses de la minoría oligárquica de la pampa húmeda, cantó loas a la cosecha record que para su escasa visión no importará concentración improductiva por la exportación de bienes primarios, sino una solución general. La vieja y conocida zoncera de que con una cosecha nos salvamos.

Y toda esta perorata ajena que Mauricio MACRI expuso sin sonrojarse, estuvo reiteradamente condimentada con alusiones a la corrupción del gobierno anterior, en medio de la difusión de noticias de su propia imputación por la concesión de líneas aéreas, el descubrimiento de otra cuenta suiza más a nombre del jefe de los espías, y el pago de sobornos en el escándalo ODEBRECHT por parte de IECSA, de su propio grupo familiar y a cargo hoy del primo CALCATERRA.

La fabulosa campaña mediática emprendida para éste acto, se complementó orquestadamente con otras declaraciones no menos absurdas, como la del ministro DUJOVNE que expuso que el salario de este año 2017 le ganará a la inflación; o la del inefable MARCOS PEÑA que adujo que el paro docente es una movida de Cristina KIRCHNER, expresiones que más temprano que tarde los funcionarios tendrán que entender que sólo pueden haber servido para los primeros meses de gobierno, pero ahora ya no.

Todo gobierno monta una estrategia comunicacional con medios oficiales y oficialistas, para generar una corriente de opinión más favorable a su gestión. El término “relato” que el grupo CLARIN impuso en la sociedad para identificar la movida mediática del gobierno anterior, no ha sido un descubrimiento. Todos a su turno elaboran un relato

Los sectores de oposición también elaboran el suyo y cuentan con sus propios recursos y planes para formar opinión en contra de la autoridad del momento, en tanto y en cuanto esa gestión oficial no atienda sus intereses y los de sus anunciantes. Es lo que Don Arturo JAURETCHE nos recordaba siempre, no es el ejercicio de la libertad de prensa, sino de la libertad de empresa, que no es para nada lo mismo.

Así entonces un relato como versión de cada gestión se sostiene más o menos, según vaya o no vaya acompañado de un plan que incluya a la mayor cantidad de personas posible, y se oriente a la participación de más personas en los resultados. Es decir, que sea orientado a las mayorías o a las minorías, pues nadie se mantiene en el poder tantos años sin apoyo real de la sociedad y sólo por el relato.

La actual conducción macrista se dibuja cada vez más para sostenerse sólo con un relato para las mayorías y con un plan de concentración económica para las minorías. Una receta de escasos y efímeros recursos, que de esta manera podrá mantenerse mucho menos tiempo que el anterior modelo, y las elecciones del corriente año serán un termómetro que reflejará ese efecto.

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Facebook