Millonaria estafa a docentes del país y la región por un Congreso de Educación “trucho” que se desarrollaría en Mar del Plata

Entre 10.000 docentes del país y del exterior, según datos suministrados por agencias de prensa, se inscribieron para participar del Congreso de Educación - II Internacional y III Nacional- que iba a realizarse el pasado fin de semana y fue suspendido sobre la marcha. Bajo el lema “+Conocimiento + Derechos + Equidad”, el Congreso se celebraría el 21 y 22 de octubre en Mar del Plata, en el Estadio Polideportivo Islas Malvinas y, simultáneamente, en dependencias universitarias de la ciudad. El costo para participar fue variando de acuerdo a las fechas, con montos desde $ 650 hasta $ 1700 por lo que se estima que la estafa es millonaria. Se podía abonar on line con tarjeta o con efectivo por Banco Galicia, a la cuenta de Marcos Santillán.

Para las inscripciones, el organizador de este evento, Marcos Santillán, puso sus oficinas en la sede del sindicato OAM (Obra Asistencial Mutual de Agentes Municipales), en la calle 11 de septiembre 3848. Pero cuando un contingente de educadores arribó a la Ciudad costera el jueves 20 y se dirigió al lugar, se dieron con una dirección fantasma, un sitio cerrado y sin atención al público. Las investigaciones llevadas a cabo por la justicia marplatense confirmaron que el organizador alquiló el local a cambio de publicidad. Las oficinas fueron allanadas el sábado 22 a pedido del Fiscal Fernando Berlingieri, quien buscaba un registro o listado de los inscriptos.

El Grupo Congreso colocó a disposición de los profesionales interesados, una página con toda la información: www.grupocongreso.com , un teléfono con el cual era imposible comunicarse, pero figuraba: 0810 999 0749; y una página en funcionamiento por el que se podía conectar: www.facebook.com/GrupoCongresoEducacion

Entre otros especialistas de renombre estaban convocados Emilio Tenti Fanfani, el español Miguel Ángel Santos Guerra, Néstor Enrique Bambozzi, Josefina Semillán Dartiguelongue, Ruth Harf, Alejandro Castro Santender y Laura Lewin.

Algunos docentes recibieron un mail a escasos cuatro días antes de la fecha del Congreso, donde se anunciaba la suspensión del evento con la siguiente argumentación: “La resolución adoptada por el Comité Ejecutivo del Congreso responde al litigio que se ha iniciado, desde ésta organización, al Municipio de General Pueyrredón - Mar del Plata, por incumplimiento de contrato por parte del gobierno municipal”.

Por lo que pude constatar en el lugar, el municipio había negado la autorización para la realización del Congreso, es decir que, desde el 21 de julio y a través de un dictamen, los del Grupo Congreso sabían que no contaban con el respectivo permiso para proseguir con el evento. Al mismo tiempo, se conocía que la resolución otorgada por el Concejo Deliberante se revocaba, pero ambas situaciones debieron ser publicadas en un boletín oficial que no se hizo, y el expediente se archivó. Este Congreso llegó a tener incontables avales, entre los que hicieron figurar: UNESCO, Ministerio de Educación de la Nación, Universidad Nacional de Córdoba, entre otros; y además, obtuvieron numerosos auspicios.

Marcos Santillán miente descaradamente en el diario La Capital, al declarar que notificó de la suspensión del evento al menos diez días antes porque tenía “apenas” –dijo- trescientos inscriptos, lo cual no le parecía un número suficiente para su realización. Sus dichos contradicen el e-mail enviado en donde este “Grupo” se refiere a un “litigio” con el municipio que, en efecto, nunca autorizó a realizar ningún Congreso en ninguna de sus instalaciones.

Por otra parte, Santillán, recientemente, se sintió ofendido al enterarse de que estaba siendo requerido por la Justicia de Mar del Plata, ya que en sus propias palabras, realizó congresos de gran envergadura y nunca suspendió ninguno. Aunque se decía que había huido de la situación y se encontraba fuera de Buenos Aires, declaró a la prensa que se haría presente en Mar del Plata para resolver la situación, hecho que no ocurrió cuando las papas se incendiaron, e incluso se habló de concretar en nueva fecha este Congreso, cuando aún, ni siquiera, han devuelto el dinero a los que se inscribieron, trescientos según Santillán; diez mil según datos arrojados en medios de prensa tras conocerse la maniobra espuria del organizador.

Entre tanto, la Fiscalía de Delitos Económicos volvió a pedir que se ordene detener a Marcos Santillán. El fiscal que investiga la supuesta estafa, Fernando Berlingeri, le solicitó a la Justicia de Garantías “congelar” las cuentas en las que las personas depositaron la inscripción para el Congreso Internacional de Educación que finalmente no se hizo.

Una cincuentena de docentes que se encontraban en Mar del Plata reclamando la estafa pública, realizaron declaración testimonial ante el subcomisario Marcelo Dávila de la DDI ((Delegación Departamental de Investigaciones). La causa con Expte. Nº 08-00-02-021598-16 se encuentra abierta, aunque los docentes siguen aguardando la detención de Santillán y su grupo, por estafa.

Este grupo piensa hacer, además de la denuncia penal realizada, una demanda civil por daños y perjuicios. Muchos docentes que regresaron a sus provincias, se conectaron inmediatamente con abogados para saber cómo actuar frente a esta situación. Se tienen testigos de que pese a que el Grupo conocía sobre la no realización del evento, continuaron inscribiendo y cobrando caraduramente.

Mientras Santillán estaba desaparecido y la Justicia allanaba sus oficinas, nadie dio la cara. El Fiscal interpretó que el organizador no tenía la intención de responder y pidió su detención. Fue entonces cuando apareció posando para las fotos y sorprendido ante su búsqueda. Por ahora, sólo crece la polémica ante este escandaloso acontecimiento sin solución satisfactoria para los damnificados.

Dejanos tu comentario

Mensajes

  1. Soy una de las damnificadas por la suspensión del congreso, no llegué a viajar ya que recibí el mail anunciando la suspensión. Me puse en contacto con otros inscriptos (al menos 10) que tampoco viajaron pero están en igual situación, sin saber cómo proseguir. Hoy recibí un mail de la organización en la que nos solicitan un CBU para realizar el reintegro de los fondos abonados en concepto de inscripción y la sugerencia de comunicarnos vía mail con ellos para saber cuál será el destino de los trabajos que enviamos como expositores (según ellos serán publicados). Dado lo ocurrido, esta situación me resulta por demás sospechosa y no sé como actuar.

  2. Mandá tu número de celular por este medio. No será publicado. Se te agregará a un Grupo de Whatsapp de la gente que viajó para que consultés. Gracias.-

  3. Yo realice el pago personalmente en la oficina de la calle 11 de Septiembre de Mar del Plata, nunca recibi ningun mail sobre la suspension me entere cuando en el grupo del Congreso comentaron de la misma y mande un mensaje y me dijeron que era asi y que quizas tenian mal mi email. Me apersone hasta la oficina y se encontraba cerrada, y luego realice la denuncia ante la DDI de Mar del Plata.

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.