Mientras lo critican por la falta de ajuste fiscal, Macri insiste con el gradualismo y las sanciones a los super

Durante la presentación del nuevo titular de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, el Presidente señaló que "llevará años" bajar los precios y prometió que el Gobierno "evitará abusos". Crísticas a la "herencia" que le dejó Cristina Kirchner.

En los primeros dos meses de gestión de Mauricio Macri fueron muchas las críticas a su modelo de ajuste. Incluso, los cuestionamientos llegaron del lado de economistas que, hasta no hace mucho, apoyaban las medidas económicas que proponía el líder de Cambiemos.

Miguel Ángel Broda, por caso, calificó el ajuste como "extremadamente moderado".

El economista rescató que "estamos caminando hacia ser un país normal. Hemos cambiado la configuración macro de un tipo de cambio fijado con controles de cambio y una política monetaria que dependía del financiamiento del Gobierno y muy expansiva, a una configuración macro normal, un tipo de cambio flotante, sin controles de capitales, y con el intento de tener una política monetaria autónoma como tienen todos los países latinoamericanos integrados al sistema financiero", rescató el economista.

Sin embargo, también opinó que "en el camino de normalización hemos elegido un programa extremadamente gradual".

Por su parte, el ex ministro, Domingo Cavallo, hizo una crítica a "las formas" de este Gobierno e instó al Gobierno a mostrar "convicción y sinceridad" para explicar el ajuste.

En opinión del economista, no alcanza con aumentar las tarifas y sincerar los precios, sino que se requiere un fuerte manejo político de la situación para dar paso rápidamente aun mercado estable y evitar una espiralización de precios.

"Es imposible que un gobierno, el actual o el que le suceda, pueda luchar eficazmente contra la inflación si se sigue mirando la economía argentina a través de las anteojeras ideológicas del Plan Fénix", sentenció Cavallo.

Y agregó: "Si un gobierno sin convicción e incapaz de inspirar credibilidad anuncia las políticas correctas en materia de lucha contra la inflación, mi predicción es que no tendrá fortaleza política para sostenerlas todo el tiempo que es necesario para que comiencen a dar resultados aceptables para la población. En circunstancias de este tipo, el intento de luchar contra la inflación se transformará en un nuevo Rodrigazo".

Pero, pese a los cuestionamientos, Macri insiste con que la mejor opción es el gradualismo.

Este miércoles, el presidente realizó una sorpresiva aparición en Casa Rosada para hablar de uno de los temas más calientes de este verano: la inflación.

"Vamos a revertirla", aseguró en el Salón Blanco de Balcarce 50.

Sin embargo, evitó dar precisiones y hablar de la crisis que se desató esta semana puertas adentro del Gobierno por el índice de precios -o la falta de él- en el Instituto de Estadística y Censos (INDEC), que terminó con el polémico desplazamiento de la directora técnica, Graciela Bevacqua, del organismo.

"No podemos convivir con la inflación, no si queremos crecer, si queremos transparencia. Tenemos que saber en qué gasta cada peso el gobierno, todos tenemos que rendir cuentas, en ese camino vamos con el manejo inteligente y austero de las cosas vamos a ir entrando en el camino de la transparencia, el crecimiento y yendo en la dirección de pobreza cero", afirmó.

Y le apuntó a la gestión kirchnerista por un proceso inflacionario de siete años "que ha afectado nuestra capacidad de crecimiento".

El INDEC aún no ha publicado ninguna cifra oficial y desde el Gobierno toman como parámetro los datos estadísticos dados por la ciudad de Buenos Aires y de la provincia de San Luis. Pero el instituto nacional apura los tiempos su titular, Jorge Todesca, aseguró el martes que continúan trabajando en el nuevo Índice de Precios al Consumidor (IPC) y que tendrán listo un dato oficial "con limitaciones" para el segundo trimestre del año.

Mientras tanto, el líder del Frente Renovador Sergio Massa -hoy aliado de Macri en el Congreso- decidió volver a difundir la "inflación Congreso", un promedio de los índices que manejan las consultoras privadas que se hizo famoso durante la gestión kirchnerista que tenía intervenido el INDEC.

Según ese dato, en enero los precios aumentaron un 3,6 por ciento.

Macri decidió aprovechar el acto en el que tomó juramento a Esteban Greco como nuevo titular del área de Defensa de la Competencia, para hablar de la inflación.

"Estamos trabajando en forma sistemática para reducir la inflación, pero nos va a llevar un tiempo ir bajándola gradualmente", dijo. "El Estado va a estar alerta, cuidará que no haya abuso de parte de nadie", remarcó.

Además, se refirió a la función de Greco en la dependencia que estará bajo la órbita del Ministerio de Producción de Francisco "Pancho" Cabrera, y volvió a apuntarle a gestión de Cristina Kirchner.

"El gobierno anterior lo usó para amedrentar enemigos, en vez de que se potencien las pymes y que evite monopolios y oligopolios, en las cuales al final del día terminamos perdiendo trabajo para los argentinos y las cosas nos cuestan más caras", señaló.

"El rol del organismo será el de velar porque el pequeño emprendedor pueda crecer y competir", destacó.

- iProfesional

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.