El Unipersonal éxito en Mardel

Lizy Tagliani: de Adrogué a Salta, por qué la gente la ama

El domingo 27 de agosto se llenó el Teatro Provincial para ver a Lizy. Al público lo guardó en un bolsillo y se fue para el sur… Inmediata química. Banque total. Lizy tiene carisma y la aman. La aman porque es una mina sin careta, una vecina de barrio tocada por “la pantalla”. Esta mujer me hizo reír toda la noche. Pero no solamente eso: me emocionó. Disfruté de una persona capaz de poner en humor su vida, de llorar por dentro y reír por fuera. Es una resiliente, eso es lo que conmueve. Transmite.

Se enciende la luz y una figura pequeña que abarca todo el escenario sale a jugar con un humor negro negro negro. Una a una de sus historias de vida tiene el sello de la absurdidad del destino, pero que jamás es una agachada frente a la vida, sino un “soy lo que soy porque viví lo que viví”.

Ser una mujer debajo de la piel de un hombre es “tema” para bromear y mostrarle a la gente que asume desde lo que hay debajo de sus ropas íntimas hasta lo que hay por arriba del cuello: su cara, un rostro al que no tarda en ponerle atributos negativos que no hace más que producir el efecto contrario.

Su nombre de “ficción” es Edgardo Luis Rojas, el que le pusieron sus padres y ella acepta con cariño. Con su estilo particular, sus padres, su abuela y hasta algunas de las clientas de su peluquería, son los personajes de sus relatos. Son como esas caricaturas grotescas de una historieta ochentera.

“Libérate” es un monólogo sin falsas ataduras morales donde las cosas son al pan pan y Albino, vino… Autenticidad es un rasgo de personalidad que define a la popular estrella mediática. Pero se configura desde lo paradojal: su padre biológico era de apellido Tijera, mientras que su padre del corazón le compraba ropas de mujer y le dio no solo su afecto, sino su apellido.

Al espectáculo se suma la cantante Natalia Fernández Nekare, de voz llamativa y timbre elevado. Excéntrica. Como un vuelo de mariposa entre las rocas.

Logra cautivar esa riqueza interior que contrasta con aquellas vivencias trazadas en la pobreza más digna, la hija de una mucama a la que hoy le rinde honores y que como travesti, ha conquistado a los públicos de todos los rincones.

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Facebook