La violencia de género se incrementó un 25 % en 2015

Los datos surgen de un trabajo elaborado durante todo este año por Fernanda Gil Lozano, Diputada Nacional del Parlasur, tomando como referencia un total de 34657 casos obtenidos sobre mujeres de entre 18 y 65 años, a través de encuestas en vía pública, encuentros femeninos, seminarios, charlas debate, cuestionarios telefónicos y relevamientos de consultas médicas y psicológicas. Más del 70 % de las mujeres reconocen haber sido agredidas alguna vez y casi el 85 % de los hechos no fueron denunciados.

El complejo relevamiento se realizó desde el 2 de enero hasta el pasado 23 de diciembre en el ámbito geográfico de la Ciudad de Bs As, Gran Buenos Aires, Santa Fé, Rosario, Mar del Plata, Córdoba, Posadas, Corrientes, Formosa, Mendoza, Paraná, Tucumán, La Rioja, Salta y Jujuy.

El estudio detalla que “a pocos días de cumplirse siete meses de la multitudinaria marcha del “Ni una menos”, celebrada el pasado 3 de junio en la Plaza de los dos Congresos para manifestarse contra la violencia hacia las mujeres, los índices demuestran que los hechos siguen aumentando cada vez más”.

En 2014, sobre una idéntica base de testimonios, un 55,6 % de las entrevistadas reconoció haber sufrido agresiones en algún momento de su vida y en 2015 ese número trepó a un 74,2 % de los casos.

Sobre ese porcentaje, el 38,3 % recordó haber sido agredida verbalmente por su pareja, el 20,6 % dijo que "sufrió algún tipo de agresión física", y el 15,3 porcentual restante se divide entre quienes afirmaron "haber padecido acoso sexual en el colegio o en su trabajo, exhibicionismo, abuso físico en algún medio de transporte o descalificaciones machistas en la vía pública”.

El muestreo también destaca que “sigue siendo muy bajo el número de mujeres que denuncian a sus agresores en todos esos hechos, siendo que el 84,8 % de las mujeres reconocieron no haber denunciado a quienes las maltrataron”. Sobre el total de esos casos no denunciados, la mayoría de las víctimas afirmó que no se animó por miedo a que la situación se agravara, por culpa, o por vergüenza al “qué dirán”.

En ese sentido, Gil Lozano explicó que “es muy importante denunciar para poner en alerta la situación y prevenir que la violencia siga aumentando” dado que “generalmente las agresiones se dan de manera espiralada, incrementándose y pasando del ataque verbal al físico”.

Por su parte, las estadísticas difundidas en la última semana por la ONG “La Casa del Encuentro” detallan que durante los primeros 10 meses de este 2015 fueron asesinadas un total de 233 mujeres. Ese informe arrojó unos 44 femicidios menos que en el mismo período de 2014, cuando se produjeron 277 homicidios.

Sin embargo, la Legisladora del Parlasur expresó que “si bien se produjeron algunos menos asesinatos, los números de casos relacionados a hechos de violencia de género son muy elevados, lo que demuestra que nada se ha solucionado, porque el peligro de que se produzcan más muertes es inminente mientras siga aumentando la violencia”.

Por ello, reiteró la necesidad de sancionar el proyecto que elaboró e impulsa para reeducar a los hombres violentos. Se trata de la creación del Programa Psicosocioeducativo Nacional, destinado a modificar conductas agresivas en pos de favorecer la reinserción social y la prevención de la violencia masculina, así como su reincidencia.

Ese proyecto promueve la modificación de la Ley 26.845 de Violencia de género y la inserción del artículo 27 BIS, para la formación del plan de trabajo destinado a proveer las medidas conducentes para brindar a los violentos, asistencia médica o psicológica, a través de los organismos públicos y organizaciones de la sociedad civil con formación especializada en la prevención y atención de la violencia contra las mujeres.

Por otro lado, la autora de la iniciativa dijo que “la violencia va creciendo cada día y si no se empieza a trabajar con los hombres para marcarles los límites, esos varones vuelven a violentarse”.

En tanto, la Diputada del Parlasur anticipó que expondrá sus reclamos y propuestas en el parlamento del Mercosur porque consideró que “la violencia de género es un problema regional”.

Para ello, afirmó que “deberán homologar leyes y buscar una superficie de igualdad que permita poner a consideración de todos los países miembros los problemas ligados a las agresiones contra las mujeres”.

Finalmente, Gil Lozano concluyó diciendo que “trabajar esos temas relacionados a la defensa de los derechos de la mujer en Latinoamérica será uno de los grandes desafíos de su labor legislativa de cara a los próximos cuatro años de mandato”.

- Parte de prensa

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.