"La Historia me absolverá"

Murió el último líder revolucionario del siglo XX Fidel Alejandro Castro Ruz, nacido el 13 de agosto de 1926, admirado y querido no solo en Cuba. Hay muchas y extensas biografías que se pueden leer (recomiendo la de Ignacio Ramonet), por lo tanto mi respeto será recordar brevemente algunos hechos y postulados de su acción y pensamiento.

Por ejemplo, sin mencionar tal o cual país (pero usted lo sabe), decía que era una enajenación tener 100 o 120 partidos (nosotros tenemos más de 600, qué diría), ya que no se puede idealizar una realidad, es una falta de cultura. Se transforma en un concurso de competencia, de simpatía, del que tiene mejor presencia, mejor propaganda en la televisión, en la radio, o sea... del que tiene más dinero para gastar en publicidad. Las campañas electorales cuestan millones de dólares para los gastos de publicidad, para pagar asesores de imagen, lo que debe o no debe decir; en definitiva es una verdadera farsa, un teatro, un carnaval.

Por lo tanto, participan los que tienen suficientes recursos económicos, los que tienen mayor acceso a los medios de comunicación, etc., etc.

El 26 de julio de 1953 Fidel, con un grupo de jóvenes intentó asaltar el cuartel militar Moncada en Santiago de Cuba para iniciar un levantamiento popular que fracasó. Fidel fue tomado prisionero por una patrulla militar hasta el 15 de mayo de 1955 y fue liberado por una amnistía decretada por el dictador Batista.

La condena había sido de 15 años. En el juicio como abogado había ejercido su propia defensa, que finalizaaba diciendo:

"Termino mi defensa, pero no lo haré como hacen siempre todos los letrados, pidiendo la libertad del defendido, no puedo pedirla cuando mis compañeros están sufriendo ya en Isla de Pinos ignominiosa prisión. Enviadme junto a ellos a compartir su suerte, es concebible que los hombres honrados estén muertos o presos en una república donde está de presidente un criminal y un ladrón.

Queda todavía a la audiencia un problema más grave: ahí están las causas iniciadas por los setenta asesinatos, es decir, la mayor masacre que hemos conocido, los culpables siguen libres con un arma en la mano que es amenaza perenne para la vida de los ciudadanos.

En cuanto a mí, sé que la cárcel será dura como no lo ha sido nunca para nadie, preñada de amenazas, de ruin y cobarde ensañamiento, pero no la temo, como no temo la furia del tirano miserable que arrancó la vida a setenta hermanos míos. Condenádme, no importa, la historia me absolverá". Fidel Castro. La Habana, Octubre de 1953.

- El autor es Médico Forense

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.