Jaque mate rey dos, aquí torre blanca

El término corrupción ha sido indudablemente el más usado por los medios de comunicación masivos serviles el oficialismo gobernante en las últimas semanas.

Con la premisa clara de apuntar con todo lo que se tenga a la mano a la gestión del gobierno anterior al actual, se han montado verdaderos operativos de prensa que no escatiman el ridículo.

No de otra manera puede entenderse la exposición escénica del ex funcionario kirchnerista JOSÉ LÓPEZ, con chaleco antibalas, esposas reforzadas y hasta con un casco modelo VIC MORROW como émulo del sargento SAUNDERS (*) Solo le falta mirar a la cámara y decir “jaque mate rey dos, aquí torre blanca”.

En forma de repique programado, los loros que ofician de periodistas en los multimedios afines al MACRISMO, hablan constantemente de “subir más arriba en la investigación” en clara presión mediática a los funcionarios judiciales que intervienen en el caso para que imputen a la ex Presidenta FERNÁNDEZ Viuda de KIRCHNER.

El vocablo corrupción (del latín corruptĭo, corruptiōnis, a su vez del prefijo de intensidad con- y rumpere ’romper, hacer pedazos’) se refiere en este caso al abuso del poder político en ejercicio de funciones públicas, para obtener beneficios personales.

A nadie medianamente informado le puede sorprender que los estamentos políticos de todos los tiempos –y los del kirchnerismo no fueron una excepción ni mucho menos- se hayan enriquecido con el sistema liberal capitalista de manejo de los fondos del Estado con la obra pública y los contratistas privados que la ejecutan.

Y es que la corrupción se genera implícitamente por el sistema mismo, donde los empresarios que financian las campañas de los políticos son posteriormente los adjudicatarios del reparto del presupuesto nacional, retroalimentando a los gobernantes de turno con los eufemísticos retornos, que se ha puesto de moda para no mencionar la palabra coima.

Recomiendo la lectura de la columna del Dr. PEDRO ANTONIO ÁLVAREZ en el portal SALTA21 del 14/06/2016 titulada “Capitalismo = Corrupción = Pobreza y Muerte" (http://www.salta21.com/Capitalismo-Corrupcion-Pobreza-y.html), que expone clara y contundentemente que con estas reglas de convivencia social, ese efecto perverso resulta inevitable.

Los operativos que mencionamos se montan en tres frentes simultáneos: televisivos, gráficos y radiales. De esta manera el ciudadano desprevenido ve, lee y escucha la misma cantinela al mismo tiempo y cada media hora, para terminar tomando como verdad revelada, la necesidad de no volver a intentar nunca más ese modelo político, porque eran todos unos corruptos.

Que hubo corruptos en la gestión anterior no cabe duda alguna, pero ello no puede ni debe mover a deslegitimar todo el curso de un gobierno que tuvo no pocos aciertos, una dirección latinoamericanista y que promovió una distribución del PBI distinta a la del modelo neoliberal cocentrador.

Esos manejos son muy evidentes. Por ejemplo basta con apreciar que algunos corruptos de hace unas semanas, aparentemente dejaron de serlo repentinamente, y de un mes a esta parte han sido mágicamente sacados de las grillas televisivas de los noticieros escandalosos.

Como el caso del empresario LAZARO BÁEZ, a quien se mostraba todo el tiempo y a toda hora, con topadoras incluidas cavando en sus estancias, hasta que en sus oscuros negocios apareció vinculada la empresa del presidente MAU, por medio de su primo ÁNGELO CALCATERRA como socio en la obra pública investigada.

La consigna pasó así a ser muy evidente: investiguemos, pero no tanto, ahora apunten a otro y rápido para que no se sume al escándalo presidencial de los papeles de Panamá, la obra pública sobrevalorada de la que él también ha sido beneficiario.

O como el caso de la investigación en la causa conocida como del “dólar a futuro”, que también quedó en aguas de borrajas cuando se conoció que en la lista de compradores y altamente beneficiados con la grosera devaluación, estaban el mismísimo grupo CLARÍN y un buen número de pulcros funcionarios de la primera línea macrista.

Y en este camino si no se mastica bien antes de digerir se corre el riesgo de terminar empachado de repetidas y cansadoras novelas, estructuradas no para pedir por justicia para los delincuentes -que debe haberla por supuesto- pero que no es la finalidad que persiguen desde el oficialismo.

Porque el fin que se busca con este esquema, es que mostrando tanta grosera falta de ética y conductas delictivas de aquellos ex funcionarios, ellos vendrían a ser o a constituir una especie de gigantes de la honestidad, unos buenitos bárbaros los tipos.

Y nada de eso es real, porque en el sistema que ya mencionamos la corrupción estructural del Estado sigue latente, incólume, vivita y coleando para regocijo de los personajes de turno que por el sólo ejercicio del poder político, gozan de impunidad (“El poder es impunidad” YABRÁN dixit)

Y así queda expuesta la cruda verdad, cual es, que tantos los unos como los otros y cada uno a su turno, nos juntan la cabeza a todos los demás para el ejercicio impúdico de la corrupción desde el Estado y para su beneficio personal, de sus familiares, amigos, amantes y allegados.

Pero existe otra faceta que completa este esquema de corrupción desde el Estado por los gobernantes de turno, tan importante como impúdica, que es la complicidad del poder judicial de la Nación, que siempre actúa con los que se fueron y nunca con los que están.

Las denuncias de sobreprecios de obra pública datan de varios años anteriores al cambio de gobierno, y no movieron un dedo. Ahora y de pronto aparecen como los justicieros del siglo XXI acompañando la movida mediática con rimbombantes medidas drásticas, allanamientos, detenciones, denuncias en conferencias de prensa, y ainda mais.

De repente se muestran como unos valientes sin límites, pero en todos los casos contra los ex funcionarios de la anterior gestión y nunca contra los actuales que a ojos vista han tomado la posta para sostener el sistema y aceitar la máquina de la corrupción.

¿No es un acto de corrupción que el mismo Presidente de la Nación haya repatriado fondos no declarados? ¿No lo es que el presidente del Banco de la Nación Argentina, (Carlos MELCONIAN) haya tenido juicio como poseedor de fondos buitres contra el País, y haya sido uno de los negociadores enviados a Nueva York para el acuerdo de cumplimiento de la Sentencia del Juez GRIESA, pagándose intereses usurarios a él mismo?

¿No es una gestión corrupta que el ministro de la energía (JUAN JOSÉ ARANGUREN) adquiera siete cargamentos de gas a SHELL de la cual es accionista, es decir decidiendo comprarse a él mismo?

¿No es una gestión corrupta que la titular de la Fiscalía anticorrupción (LAURA ALONSO) ante la evidencia de la incompatibilidad del señor ministro ARANGUREN diga solamente que es una situación complicada, y no formule denuncia alguna?

Y así podríamos seguir una larga, casi interminable lista de delitos evidentes, pero todos ellos bajo la máscara oficial de actos de sinceramiento, que han beneficiado a grupos concentrados de la economía nacional y transnacional (vgr: empresas mineras), que por estos días ningún fiscal parece ver.

Y cuando el recambio democrático llegue dentro de tres años y fracción, los mismos magistrados y fiscales que hoy bajo el temor pusilánime de hacer enojar a los que mandan se callan convenientemente la boca saldrán a jugar el papel de valientes, pero recién entonces, para que nos olvidemos de la cobardía de hoy.

En este contexto despreciable, resulta evidente que no habrá cambio posible (el cambio social real que necesitamos para progresar, no el mero eslogan de campaña macrista), mientras la estructura del poder judicial, sus designaciones, sus remociones y sus manejos o desmanejos sigan impúdicamente signadas por el mismo poder político al que terminan apañando y encubriendo por conveniencias de la clase.

(*) Protagonista de la serie “Combate” de los años sesenta, que en blanco y negro se emitía en Argentina, y que murió decapitado en Abril de 1982 cuando filmaba una película sobre Vietnam.

Dejanos tu comentario

Mensajes

  1. Y entonces ¿qué hacemos Daniel? ¿Estás enojado porque si las investigaciones avanzan en cualquier momento llegan a tu Jefa Cristina y eso a vos no te gusta? Tal vez para vos haya que castigar la corrupción de la derecha pero no la corrupción de la izquierda, por eso Roberto Dromi era mal tipo cuando asesoraba al gobierno de Menem y un genio cuando comenzó a colaborar en el 2010 con el Ministerio de Planificación kirchnerista.
    ¿Seguís pensando que los doce años de gobierno kirchnerista eran la transición para llegar al Socialismo? ¿Seguís pensando que Néstor era Fidel, que Cristina era el Ché y José López era Camilo Cienfuegos?
    Es increíble sí que la Justicia haya dormido una siesta durante doce años, y recién ahora se despabile y cumpla con el rol que tiene asignado por la Constitución Nacional. Pero más vale tarde que nunca.

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Facebook