El regreso de los Patrón Costas

La Seabord Corporation y Urtubey, herederos de los intereses de los Patrón Costas, no quieren negociar, tienen la idea de convertir la vieja industria azucarera en una planta de producción de biodiesel en base a la soja y el maíz.

(APe).- “San Ramón de la Nueva Orán, está situado en la Provincia de Salta, ubicado al Norte del Trópico de Capricornio, tiene características topográficas y climáticas singulares, dado que su clima es cálido, sus inviernos primaverales, abundantes ríos para irrigación, todos estos atributos le dieron fama a esta zona·. Según se relata en el libro que se editara en 1946, en homenaje a los fundadores del Ingenio San Martín del Tabacal, allí se narra la historia del Ingenio desde sus orígenes, y las imágenes, que el lector admirado observa, datan del año 1934 "en 1918 se vendía en Tucumán el Ingenio San Miguel.

Como por la guerra europea no podía importarse maquinaria, repensó en adquirir esa propiedad para trasladar su fábrica a las tierras de Orán. Resultado de esas tramitaciones fue la incorporación al grupo del señor Pedro Bercetche y la constitución en ese año de la Sociedad colectiva Patrón Costas, Bercetche y Mosoteguy, con un capital de $ 4.400.000 a la que se le transfirió las tierras, y adquirió en remate público el Ingenio San Miguel, en Tucumán” y en otro párrafo, la referida publicación expresa: “La tarea a realizar era ímproba, se trataba de instalar una gran fábrica moderna en el desierto, en plena selva virgen. Todo lo que existía era una pequeña parcela desmontada y una casa de tres habitaciones de paredes de adobe, techos de caña y teja y piso de tierra apisonada y, como lujo, una con piso de ladrillo asentado en barro”, dice una historia oficial en torno al dueño histórico del ingenio San Martín del Tabacal.

Esa fábrica inventó todo un símbolo en la Argentina: Robustiano Patrón Costas. Gobernó la provincia de Salta entre 1913 y 1916, fue dos veces senador nacional y hasta llegó a ser candidato a presidente del país de los argentinos el 3 de junio de 1943. Su poder fue reconocido por el papa Paulo VI que le entregó la Orden de San Gregorio Magno en 1965. Pero la base de desarrollo personal era el atraso y la explotación de sus trabajadores. En 1918 había fundado el ingenio San Martín del Tabacal en Orán, al norte de la provincia donde alguna vez Güemes y Belgrano impusieran el fuero gaucho, aquella carta de ciudadanía que convertía en hombres libres a los peones de los grandes latifundios. Patrón Costas siempre fue sinónimo del capitalismo feudal que todavía sigue vigente en varias provincias argentinas y en distintas partes del planeta.

El primer peronismo, aquel que era hijo del subsuelo de la patria sublevado del 17 de octubre, hizo de Patrón Costas la síntesis de la humillación obrera.

Su ingenio, San Martín del Tabacal, hoy forma parte de la multinacional Seabord Corporation.

El sábado 25 de agosto, la policía descargó su furia contra las familias de 57 trabajadores despedidos del ingenio que venían cortando la ruta 50 a pedido del gobernador Juan Manuel Urtubey, expresión del peronismo del tercer milenio que, previamente, dispuso que su ministro de trabajo dejara de negociar. Hubo balas de plomo y antimotines, gases lacrimógenos y veintidós heridos. Los pueblos vecinos de Hipólito Yrigoyen y Orán habían abrazado el reclamo de los trabajadores.

"Fue un ataque brutal. Pero la gente resistió y aguantó. Casi un milagro" – dice la médica pediatra y dirigente de la CTA de Salta, María Lapasset en diálogo con esta agencia.

La Seabord Corporation y Urtubey, herederos de los intereses de los Patrón Costas, no quieren negociar, tienen la idea de convertir la vieja industria azucarera en una planta de producción de biodiesel en base a la soja y el maíz, por eso es más barato despedir y reprimir que buscar la continuidad de los puestos laborales.

Pero allí están los trabajadores, sus familias, las organizaciones sociales que marcharán en estas horas por las calles de Salta y hasta de Buenos Aires, lugar donde vive Dios en esta extraña Argentina del presente.

Ellos insistirán en la dignidad de defender su trabajo, sabiendo que del otro lado los esperan los invictos intereses de los Patrón Costas del tercer milenio. Una pelea que también es sinónimo de esperanza y futuro. Los herederos de Güemes están allí, de pie y buscando un futuro para sus hijos, a pesar de todos los pesares.

- Por Carlos del Frade - Pelota de trapo

- Fuentes de datos:
Diarios regionales del 26-08-12 y entrevista del autor de la nota a la doctora María Lapasset, dirigente de la CTA de Salta.

Dejanos tu comentario

Mensajes

  1. ¡Qué impresionante poder residual tiene el veneno que portan Carlos del Frade - Pelota de trapo, y demás de la misma especie! ¡Cuántas generaciones tendrán todavía que transcurrir para que, venciendo el odio, la envidia, el resentimiento, podamos mirar para adelante y superarnos como sociedad, como Nación. ¡Cuándo escucharemos otra cosa que no sea casi exclusivamente referida a la oligarquía, a la explotación, a los Patrón Costas, a los cholos... etc... etc...! ¡Cuándo! Basta!, por favor! ¡Termínenla ya los profetas del odio! El ojo por ojo nos está dejando ya ciegos.

  2. "Los herederos de Güemes... los herederos de Patrón Costas..." parece el collage de un ezquizofrénico. Sinceramente. El odio lo volvió ezquizofrénico.

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Facebook