El primer tedeum de Macri: "No perdamos la sensibilidad ante el dolor de los más pobres", dijo Poli

El arzobispo de Buenos Aires pronunció ayer la tradicional homilía y pidió incentivar el diálogo y dejar atrás las ideologías.

Minutos antes de las 11 de la mañana, procedente de Casa Rosada, el presidente Mauricio Macri llegó junto a su gabinete y el titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, a la Catedral Metropolitana, donde fueron recibidos por el arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli.

A pie, el mandatario arribó para presenciar la homilía junto a la vicepresidenta Gabriela Michetti; el jefe de Gabinete Marcos Peña, el ministro de Trabajo Jorge Triaca, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el senador nacional Federico Pinedo y varios funcionarios más. Allí, lo esperaba su esposa, la primera dama Juliana Awada.

En su discurso, que comenzó ayer antes de las 11.30, el cardenal llamó a la unidad de los argentinos, pidió no tener miedo a las estadísticas y desarrollar la solidaridad entre pares, para ayudar a las personas que más sufren. "Que no nos paralicen las estadísticas. No perdamos la sensibilidad ante el dolor de los más pobres, de las familias que sufren por carecer de lo esencial. Que la atención priorice a los chicos y los mayores, los más vulnerables. No permitas que nuestras promesas defrauden a la gente", advirtió Poli.

"Danos coraje para crear espacio y mesas donde podamos compartir la sabiduría del diálogo, donde las ideas superen las ideologías. Que nadie se levante hasta encontrar acuerdos duraderos", pidió el arzobispo.

El presidente Mauricio Macri encabezó los festejos oficiales por el 206 aniversario de la Revolución de Mayo, que incluyó un "locro patrio" en la Quinta de Olivos.

La última vez que un jefe de Estado participó en la ceremonia religiosa por el 25 de Mayo en la Catedral metropolitana fue en 2014, durante el segundo mandato de Cristina Kirchner.

Respecto del cambio de planes, dado que el tradicional locro iba a ser primero en la Casa Rosada, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, indicó que se trasladó a la Residencia de Olivos porque es "lindo abrir las puertas de la Quinta".

Peña afirmó que el Gobierno "no" observa "ningún tipo de conflictividad" con la Iglesia, destacó la celebración patria y dijo que el macrismo comparte el "mensaje" del papa Francisco en reclamo de "diálogo, paz y salir de una lógica de una Argentina de confrontación".

Acto en medio de la preocupación

La Iglesia es uno de los sectores que mostraron en las últimas semanas la preocupación que sienten por la situación social y económica que atraviesa el país.

Por medio de un comunicado, el Episcopado había admitido que el Gobierno necesita "ir reduciendo los niveles de pobreza que preocupan". La desnutrición, la miseria y la falta de trabajo ocupan un lugar primordial en la agenda. Desde el gobierno, aseguraron que tienen las mismas metas a solucionar.

- La Nación

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.