El Presidente inauguró en Salta la Casa Museo de Güemes

Lo hizo junto con el gobernador del PJ, que lo elogió en público y dejó las puertas abiertas para explorar acuerdos locales. En la ceremonia, Macri estuvo junto a la primera dama, Juliana Awada, Urtubey, Macedo y los exgobernadores Juan Carlos Romero, Roberto Ulloa y Hernán Cornejo. A la salida del acto, los exmandatarios fueron insultados por un grupo al grito de “Güemes no se vende”. También asistió el gobernador de San Juan, Sergio Uñac.

El presidente Mauricio Macri voló a Salta el miércoles pasado para acompañar al gobernador Juan Manuel Urtubey en la inauguración de la casa y museo del general Martín Miguel de Güemes. Mientras en las calles la gente festejó la apertura del ‘centro de interpretación de la gesta histórica’ del caudillo las dirigencia política envió sutiles mensajes para este año electoral.

Macri llegó a la ciudad bajo un fuerte operativo de seguridad, avisado de las protestas de grupos de izquierda que intentaron interrumpir el acto para reclamar la liberación de Milagro Sala y la convocatoria a una paritaria nacional docente. Minutos antes de las 18.30 se metió por la puerta lateral de la antigua casa del prócer para conocer el espacio interactivo en compañía de Juliana Awada, el anfitrión y la señor Isabel Macedo de Urtubey, tal como fue presentada la actriz y esposa del gobernador.

En su quinta visita a la provincia desde que es presidente, Macri enumeró las obras que se están concretando en el marco del Plan Belgrano, y aseguró que el Gobierno continuará apostando a la región "para que todo el que quiera y se tenga fe cuente con las herramientas para crecer". Urtubey le devolvió la gentileza al elogiar la promulgación de la ley que declaró héroe nacional a Güemes y habilitó el 17 de junio como feriado.

El gobernador destacó los puntos de coincidencia que tiene con el Gobierno nacional y habló de "dejar atrás las diferencias" y "priorizar los encuentros por sobre los desencuentros". Aunque, puertas adentro, reclamó más celeridad en la ejecución de obras del Plan Belgrano e incluso criticó las constantes demoras de algunos ministerios.

Macri y Urtubey mostraron su buena sintonía. Así lo hizo notar el gobernador antes del acto, en un diálogo con El Cronista y otros medios, aunque descartó de cualquier forma integrar un espacio político con el Presidente y Cambiemos que busca ampliar el espacio con peronistas no K. "No hay posibilidad porque yo veo la política de otra manera", sentenció.

Sin embargo, las aspiraciones presidenciales del gobernador lo llevan a moverse con una lógica alternativa en el terreno local. Por estas horas, Urtubey explora una apertura de su espacio para atraer al intendente capitalino Gustavo Sáenz (unido al massismo aunque con coqueteos al macrismo) y a otros espacios. Nadie queda descartado. Ni siquiera Cambiemos.

"Nosotros estamos trabajando en la conformación de un frente muy amplio de verdad, pero no planteado desde los dirigentes políticos, sino desde la sociedad", contestó a este diario Urtubey en una nueva muestra de cintura política. "Lo que buscamos es contar con legisladores que vayan al Congreso nacional a defender los intereses de la provincia y no a sumarse a la dialéctica Macri versus Kirchner", agregó al tiempo que dejaba la puerta abierta: "Nuestro espacio no va a reservarse el derecho de admisión".

De todos modos, una alianza electoral parece improbable e incluso desfavorable para Cambiemos en Salta. Así y todo, Urtubey dejó tendida la mano al convocar a elecciones en la misma fecha que la Nación (agosto y octubre) y comprometerse a una campaña tranquila, casi "una amnistía" electoral.

En el plano nacional, el mandatario apuesta por la renovación peronista y por eso sostiene que "no hay espacio para volver atrás". El pasado, en su interpretación, lo componen Cristina, Scioli y La Cámpora. Y aunque ve con buenos ojos a Florencio Randazzo, reconoce que desde hace meses no charla con él. Por ahora, el salteño apunta a consolidar un espacio de confluencia con intendentes de la provincia de Buenos Aires, lo que le permitirá desplegarse en el vasto territorio y disputar el poder con quien asome como "el heredero" de Cristina o "la alternativa" a la ex presidenta.

Protesta a metros del Museo

Docentes y agrupaciones de izquierda se concentraron sobre la avenida Belgrano, a 200 metros de la Casa Museo de Güemes, para repudiar la presencia del Presidente. Allí mostraron carteles a favor de la liberación de Milagro Sala y en reclamo de una paritaria nacional para los maestros. Una militante de la Tupac Amaru que logró pasar el vallado y quedar a metros del Presidente fue rápidamente interceptada por la policía local cuando gritaba "¡Macri, basura, vos sos la dictadura!" Enseguida fue callada por un pequeño grupo al que se permitió el acceso a la calle del museo para dar aliento al jefe de Estado. Llevaban un afiche que decía "Presidente no afloje".

- Por Ezequiel Chabay El cronista

Portafolio

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.