El Gallo cantó tres veces (corrupción)

Cuenta la historia bíblica que el “gallo cantó tres veces” antes de que Pedro y los demás discípulos negaran a Jesús, por temor a seguir la misma suerte de este.

Hoy en pleno siglo XXI este relato se hace actualidad ante los casos escandalosos de “corrupción”; los políticos argentinos manchados por la corrupción, si bien no deben ser todos, pero al “poncho se lo conoce por sus hilachas” y con todo lo que viene aconteciendo quedan salpicados y sin defensa ante una sociedad que mira azorada desde la vereda del frente la forma impune en que muchos representantes del pueblo robaron al estado, fueron protagonistas de escándalos que rozaban las orgías sexuales, otros con dramas con la droga, pero al final con cada actitud mala de nuestros representantes nos robaron a todos nosotros.

El pueblo triste, pobre con políticos millonarios; un pueblo para el cual es una aventura trágica el día a día, el sobrevivir, el ir al supermercado se convirtió en una prueba de supervivencia; los precios que no paran su escalada hacia arriba, el darles de comer a diario a nuestros hijos, pagar los impuestos, la droga en cada esquina, la delincuencia que se lleva vidas en forma trágica, familias diezmadas por el fantasma de la desocupación, escuelas que se caen de a pedazos, comedores escolares que hacen malabares para darles a diario el sustento a los niños; hospitales con grandes colas para ser atendidos, etc. Síntomas de una sociedad golpeada y con la cabeza gacha y opaca, hasta el momento sin rumbo.

Caso contrario es la vida de los políticos, salvo honrosas excepciones, pasaron todos de tener una bicicleta a una 4x4 con vidrios polarizados para que no los molesten; de vivir en el barrio que les otorgó el voto a un country privado con vigilancia; privilegios importantes, entre ellos su sueldo gordo; una gran oficina en edificios imponentes, aire acondicionado, calefacción, ascensores particulares para que no vayan con las demás personas, porque (quizás porque se creen semidioses o algo por el estilo), comedores lujosos y hasta mozos. Gran abismo entre ser pueblo y representante del pueblo; ahora bien: las diferencias están a la vista de todos y nadie dice nada; todos callados, arrodillados, cuando las cosas debiesen ser al revés, ellos los políticos son empleados del pueblo y deben estar escalones debajo de sus representados, pero ser político se convirtió en una casta.

Ser político es ser el nuevo oligarca, el “gran Señor Feudal”, que una vez terminado su mandato hace argucias para seguir en el poder, modifica constituciones a gusto y piachere, deja a sus familiares directos en su banca, hijos, mujeres y hasta los abuelos se reparten la gran torta del Estado. La vida es una rueda y nos pone en diferentes situaciones. El destino muestra siempre la verdad al final del camino, tal es el caso de muchos políticos que hoy por hoy tiemblan y niegan haber conocido al famoso “José López, el enterrador", ladrón de guantes blancos, hoy nadie lo conoce cuando en la provincia de Tucumán en las épocas de elecciones hasta había un colectivo proselitista descapotado paseándose por toda la ciudad promocionando su candidatura y todos lo abrazaban; ahora es el “cuco”, no vaya a ser que este delincuente hable y ensucie a muchos, pero eso lo dirimirá la Justicia que para eso está.

¿Y si de una vez por todas, todos los políticos renuncian a sus famosos "fueros" y renuncian a todos sus privilegios? será mucho pedir? o será que algunos necesitan servirse del pueblo y no servir a pueblo?

Se dio por finalizado el Congreso Eucarístico en Tucumán, muchas personas vinieron, se analizaron muchos temas y la gran conclusión fue elevar los brazos al cielo y pedir al Altísimo que de una vez por todas se termine la “Corrupción” y comience a funcionar la Equidad.

- Pedro Martínez - Víctor Hugo Guardia
Casacas Verdes de Conciencia Ambiental Tucumán
Concienciambientaltuc@hotmail.com

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Facebook