E&R critica duramente el Pacto Fiscal y la Reforma Tributaria

Paradoja: la consultora creada por Rogelio Frigerio Economía&Regiones reprocha que hace falta reducir el tamaño del Estado para combatir los problemas estructurales del país, que resume en la falta de crecimiento y empobrecimiento. También carga contra el "excesivo gradualismo" de los cambios propuestos por Dujovne para lograr competitividad.

El jueves 16/11, el presidente Mauricio Macri y los gobernadores firmaron el denominado Pacto Fiscal, un paquete de medidas tendiente a sanear las cuentas públicas de las provincias y que resuelve finalmente la disputa sobre el Fondo del Conurbano, entre otras cuestiones.

"Es la primera vez que los gobernadores sentimos que no perdemos ante la suscripción de un pacto fiscal, no se resigna federalismo", valorizó el jueves la gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, en una conferencia de prensa donde estuvieron el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y los ministros de Economía, Nicolás Dujovne, y del Interior Rogelio Frigerio.

Justamente, el papel de este último fue clave para lograr el consenso: apareció el jueves "sin avisar" en la cumbre de gobernadores para apuntalar la firma del acuerdo.

Aunque paradójicamente, en las últimas horas, la consultora Economía&Regiones ­–fundada por Frigerio y dirigida por él hasta 2011, cuando se alejó para dedicarse a la función pública– haya criticado duramente el paquete de reformas que Cambiemos espera convertir en ley en el Congreso.

En su último Semanario Económico, la empresa señala que las cuatro reformas (tributaria, laboral, previsional y fiscal) serán infructuosas si no tienen como objetivo resolver el problema de fondo de la economía, que resume en "falta de crecimiento y empobrecimiento constante durante muchos años".

De acuerdo con el diagnóstico de E&R, el país no sólo no crece, sino que el PBI per cápita actualmente es 2% menor que en 2008, cuando debería haber crecido 26,8%. Por ello, indica que si el Gobierno no aprovecha estas reformas y se achica el Estado, estaría perdiendo una "oportunidad histórica".

"El éxito del ’reformismo permanente’ pasa por empezar por una reforma del Estado. Sin reforma del Estado, todas las otras reformas (tributaria, laboral, previsional) pasan a ser voluntarismos ineficaces", dispara, sin tapujos, el informe de E&R, que agrega que los privados no invierten porque "no es negocio", que una parte excesiva de la riqueza se destina a "mantener a un Estado gigante que los asfixia".

El sector privado, asfixiado

El reporte de Economía y Regiones apunta contra la imposibilidad de la reforma tributaria y el pacto con las provincias para permitir que el sector privado gane dinero y, en consecuencia, genere más empleo.

Según el análisis, ambas medidas incrementan el déficit fiscal de la Nación, al que califican como el principal problema del crecimiento. "Más déficit fiscal es más deuda, mayor costo de capital, más impuestos y/o más impuesto inflacionario; todo lo cual atenta contra la inversión, la creación de puestos de trabajo, la demanda laboral, la mejora de los salarios y el crecimiento económico "en serio’", argumenta el informe.

Para demostrarlo, explica que ambos acuerdos suman al Estado nacional un gasto de $59.661 millones ($40.480 millones por el Pacto Fiscal y $19.181 millones por la Reforma Tributaria) que no recortará en otra parte para compensarlo, por lo el déficit crecerá 8,5% en 2018 con respecto a 2017.

Al mismo tiempo, remarca que las provincias saldrán casi empatadas, pues el Pacto Fiscal no le quita recursos en tanto que la Reforma Tributaria les aporta $1.924 millones. Salvo por un distrito: la provincia de Buenos Aires, a la que califica como la "gran y única ganadora" del acuerdo que firmaron los gobernadores.

"En 2018, la PBA recibirá recursos adicionales por $40.959 millones. Adicionalmente, el acuerdo Nación-Provincias brindaría recursos adicionales por $65.000 millones para PBA: $21.000 por la eliminación del artículo 104 y las modificaciones al impuesto al cheque, y otros $44.000 millones de compensación adicional", destaca el informe.

"Empeora lo peor de la macroeconomía", ya que sube el déficit fiscal, que se traduce en desincentivos a la inversión, el empleo, los salarios y el crecimiento.

Luces y sombras

E&R le reprocha a Dujovne, que el proyecto de Reforma Tributaria que elaboró "prácticamente no baja impuestos", pero además peca de demasiado gradualista.

El reporte de la consultora, no obstante, resalta como positivo que las empresas consiguen la mayor reducción de la presión fiscal, debido a las siguientes cuestiones:

- Se baja la alícuota de Ganancias al 30% (2019) y al 25% (2021);

- Podrán computar gradualmente parte del impuesto al cheque a cuenta de Ganancias

- Acelerarán las devoluciones de crédito de IVA correspondiente ainversiones

- Se beneficiarán del aumento de un mínimo no imponible a las Contribuciones Patronales ($12.000), que les permitirá más que compensar el incremento en la alícuota (incluso aquellos que tributan al 21% pasarán a tributar al 19,5%).

A la hora de enumerar las desventajas, desde la empresa advierten que el resto de los cambios no son tan significativos:

- Se elevarán los Impuestos Internos a bebidas alcohólicas y a las azucaradas, compensado la baja del mismo tributo a la electrónica y a vehículos (autos y motos) de gama media.

- Se incrementará el impuesto a los combustibles, que será reemplazado por impuesto a las emisiones contaminantes

- Se elimina el Impuesto a la Transferencia de Inmuebles (ITI), pero se lo reemplaza por un impuesto a la ganancia por la compra-venta de inmuebles, equiparando el costo.

- El Impuesto a las Ganancias para los empleados en relación de dependencia no tuvo cambios, y sólo les incrementa la deducción a los autónomos.

- Se elimina el tope de aportes personales para salarios mayores a $82.000, lo cual equivale subir la tasa marginal de Ganancias de 35% a 45%.

Con respecto a la competitividad, el informe estima que la presión fiscal llegará al 1,5% del PBI recién en 2022 y en 2041 se empataría con la de América Latina. Además, calcula que harán falta 33 años (hasta 2051) para contar con un esquema competitivo con la Alianza del Pacífico.

En definitiva, el informe recomienda que antes de una Reforma Tributaria debería haber una Reforma del Estado que reduzca el tamaño del sector público y baje el gasto.

Más exactamente, aconseja recortar las cinco partidas que representan el 94% del gasto primario: jubilaciones (43%); planes sociales (15%); salarios (14%); subsidios (12%) y obra pública (10%). Y pronostica que si la Reforma tributaria no puede hacer "lo que debe hacer", entonces, "lo más probable es que la Argentina continúe asfixiada fiscalmente".

- iProfesional

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Facebook