Dos hijos de Lázaro dicen que hay un contradocumento que lo acredita como testaferro K

Leandro y Luciana Báez, hijos del empresario santacruceño Lázaro Báez, pidieron la recusación del juez federal Sebastián Casanello porque consideran que hay irregularidades en el direccionamiento que el magistrado le está dando a la causa por supuesto lavado de dinero, y sospechan de un presunto intento de beneficiar a la ex presidente Cristina Kirchner y a su hijo Máximo, que también están involucrados en la denominada "ruta del dinero K".

Pero que los Báez consideran que quedan afuera para convertirlo en el único responsable de todo. Todo sería parte de una cuestión familiar a partir del conocimiento de que hay otros herederos de Báez, 2 hijos pequeños con una nueva pareja.

Algo está sucediendo dentro de la familia Báez que no estaba previsto, aparentemente, por la defensa de los Kirchner. Muy probablemente tiene que ver con cuestiones domésticas de los Báez, que terminan impactando en la causa judicial.

La recusación del juez Sebastián Casanello tal vez tenga que ver con un reclamo de bienes que 2 de los hijos de Lázaro Báez le están haciendo a su padre. O le querrían hacer en el futuro.

Leandro y Luciana Báez dicen estar convencidos de que su padre fue entregado para salvar a los Kirchner, y que los abogados de Lázaro y Martín Báez fueron puestos por la ex Presidente de la Nación, quien supervisaría la estrategia de los defensores para evitar que la Justicia avance sobre ella y su hijo Máximo.

Luciana y Leandro Báez darían a conocer un contradocumento que acreditaría que su padre no era más que un prestanombre de la familia Kirchner.

Además, ellos pedirían que se investiguen cuarenta llamados telefónicos que habría hecho el juez Sebastián Casanello a la provincia de Santa Cruz el día que detuvieron a Lázaro Báez.

La denuncia de Leandro y Luciana Báez, que no involucra al otro hermano, Martín, abrió una grieta en la familia y en el grupo de abogados que defiende a los Báez: por un lado, Lázaro Báez y Martín, su otro hijo que apareció en los videos de la financiera SGI (La Rosadita) contando dinero; y por el otro Leandro, Luciana y su esposa.

El magistrado Sebastián Casanello ya dijo que la causa de Báez podría ir a juicio antes de fin de año y, además, negó conocer o tener algún vínculo con la familia Kirchner, tal como insinuaron en su escrito los hijos de Báez.

Fabio Ferrer escribió en Infobae algo que ayuda a orientar qué está ocurriendo en la familia Báez:

"(...) Desde hacía un par de años, Lázaro y su esposa Norma estaban separados aunque seguían guardando algunas formas y viviendo bajo el mismo techo. Los hijos descubrieron que su padre mantenía una relación amorosa paralela. Como fruto de ese romance, Lázaro Báez tendría una hija pequeña, de 3 años. Conforme se iba desarrollando el proceso judicial, Leandro y Luciana Báez se fueron convenciendo de que su padre había sido entregado para salvar a quienes serían los verdaderos beneficiarios del dinero sucio obtenido de la obra pública. (...)".

En verdad serían 2 los hijos de esa nueva pareja de Báez, y resulto complicadísimo para la familia conocer la verdad, aún cuando Lázaro mantiene un control sobre su hijo Martín.

Myriam Quiroga

En tanto, Miriam Quiroga, ex secretaria de Néstor Kirchner, dialogó con Rodrigo Lussich por AM 950 Belgrano sobre la muerte del ex secretario privado de Néstor Kirchner, Daniel Muñoz: "Conozco a Muñoz porque era un empleado público como yo,trabajamos muchos años juntos en la campaña y en Río Gallegos nos separaba una cuadra nada más".

En este sentido, agregó: "Él trabajaba como chofer en el área de ceremonial y protocolo y yo estaba en el área de prensa. Recorríamos las localidades de Santa Cruz."

"Él me dió un bolso a mí, me pidieron que lo pesara y me dijeron lo que tenía. Yo fui testigo de eso. Muñoz nunca salió a desmentir nada", señaló Quiroga.

"Muñoz se retiró dos años después de la muerte de Néstor y nunca más supe de él", explicó.

En tanto, remarcó: "Era dueño de una fortuna muy grande. La justicia tiene que seguir investigando."

"Cada vez que yo declaré el nunca se presentó, iba su abogado", contó Quiroga.

"Indirectamente me han pedido que me calle, recibí amenazas. Me enteré por Alicia Kirchner que Cristina dió la orden de no atenderme ni ayudarme", reveló.

"Para mí fue un alivio comentar todo lo que dije este año", concluyó.

- Urgente 24

Dejanos tu comentario

Mensajes

  1. A mi no me interesa quién ponía el jabón y quién lavaba la plata sucia. Yo los quiero a todos en la cana. Hasta el caniche. Y en una cana de verdad, con baño compartido, sin calefacción ni aire acondicionada ni frazadas y con un agujerito pequeño en la pared solo para respirar.

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Facebook