Dino Saluzzi juró no pisar más un escenario "folklórico"

Tras una larga ausencia, más de 20 años, Dino Saluzzi regresó al escenario de la Serenata a Cafayate. El maestro bandoneonísta, nacido en Campo Santo, se estableció nuevamente en Argentina, luego de más de tres décadas en Europa.

Llegó este fin de semana a la Bodega encantada dispuesto a desafiar al público del festival vallisto con sus interpretaciones, sin embargo no supieron valorar su arte. Saluzzi visita los valles junto a su Familia.

El público que se convoco a la 5ta. lluviosa noche, no supo acompañar el cronograma de artistas que la comisión organizadora programo. Esto quedó en evidencia en otras oportunidades, noches anteriores, con actitudes indiferentes de la gente cuando el artista sobre el escenario no era su favorito. En este sentido, la quinta velada tuvo dos momentos de extrema tensión: El primero fue cuando estaba en escena la legendaria “Eulogia Tapia” (La Pomeña) y el público pedía a palmas y gritos por “Los Huayras” y la segunda fue cuando Saluzzi estaba en medio de su show. Ante semejante reacción, el artista decidió hablarle a los presentes. "Bueno Cafayate. Es evidente que en realidad no podemos bajo ningún aspecto luchar contra los depredadores del folklore” expreso. “Es inútil el crecimiento. Nos han destinado a la ignorancia, a la fatalidad y al fracaso". Respiro hondo y sin pensar confesó: "Desde este escenario juro no pisar nunca más un escenario folklórico" anunció desde el escenario Payo Sola.

El artista pasó por su camarín y desde la puerta se “despachó” a micrófono abierto y dijo: “No me ha ido bien, este no es lugar para mí seguramente. La reacción del público… el público me ha rechazado esta vuelta. Y no se puede vencer al público, con la música no se pelea” manifiestó el bandoneonísta que estaba indignado y que repitió reiterada veces que la serenata no era lugar para él. Insistió sobre que no volvería más a un escenario folklórico. “Voy a hacer lo mío, lo que hice siempre, lo que hice en mi casa, afuera y nada más. Porque pisar un escenario folklórico es compartir con gente que tiene otra expectativa con respecto al folklore” y las personas que esperaban su salida del camarín aplaudián y gritaban para que cambie de opinión. “Gracias a ustedes perdieron un tipo más en el folklore” finalizó en ese momento.

Mientras el resto de los integrantes del conjunto, (José María Saluzzi en Guitarras, Matías Saluzzi en Contrabajo, Félix “Cuchara” Saluzzi en saxo y Colacho Brizuela en Guitarra) guardaba los instrumentos,“Dino” pasó por la sala de prensa y le expresó su enojo a un integrante de la comisión: “Eso no se hace. Promover la barbarie no se puede hacer, es inhumano” con lo que el integrante de la comisión contestó que estaba totalmente de acuerdo con él, no así con la reacción del público. “A mí me parece incorrecta la actuación del publico” dijo la autoridad del festival frente a lo que Saluzzi respondió: “Perdieron a un tipo del folklore”. “No me tiene que invitar a mi a pasar vergüenza. Yo no necesito de Cafayate” sentenció. Visiblemente molesto dio la espalda al festival, subió a su combi y se marchó.

Hasta las 5:03 que estuvimos en la Bodega nadie de la comisión hizo declaraciones sobre lo sucedido.

Antes del escándalo

Un periodista de un periódico salteño entrevisto a Saluzzi días antes de su actuación en la serenata donde este hababa sobre como se imaginaba su espectáculo en la Bodega Encantada.

Y vuelve a la Serenata con toda esa carga…

Retornar a la Serenata es un desafío para mi. El artista rompe estructuras y las vuelva a hacer. Ese desestructurar y estructurar constante tienen que ser hecho honestamente y con conocimiento. Porque si no, se corre el riesgo de la eterna reiteración o la destrucción de las cosas esenciales. Y al perder lo esencial, perdemos lo que somos, el paisaje y la forma, los sabores. En Cafayate puedo comprobar el valor de una zamba, o de cualquier otra forma, y comprender que esa contemplación nos ayuda a nuestro desarrollo como persona. Esa importancia exige una responsabilidad cierta y al mismo tiempo, extrañamente, complacer al público. Es un asunto difícil. Hay muchos que deben priorizar su necesidad económica o cotidiana por sobre lo esencial. El artista trata de fluctuar entre esas dos corrientes, a veces de manera inhumana. Para mi la Serenata será un desafío importante. Luego de tanto camino recorrido voy con la esperanza de lo que he aprendido sirva para esos dos propósitos y me ayude a seguir ocupándome honestamente de mi rol de músico. (ENTREVISTA: Luis Acevedo Moreno)

- Por José Romero Silva (Cafayate, Salta)- Tucultura

- Nota relacionada:

La Cultura de Cafayate pisoteada
http://www.salta21.com/La-Cultura-de-Cafayate-pisoteada.html

Dejanos tu comentario

Mensajes

  1. 1°: un mal cronograma fomenta esto...es evidente que los grupos "fuertes" y "fiesteros" deben cerrar las noche...y grupos o solistas tradicionales, deben abrirlas...MAL CRONOGRAMA.
    2°: efectivamente Dino Saluzzi no es un solista o grupo para este festival, no por su calidad sino por el público que lo acompaña, no es el mismo. Por otro lado, creo q todo evoluciona, y el folklore también, asi como debemos respetar a los que tocan o hacen folklore "tradicional" también hay que respetar y dar lugar a lo nuevo.
    3°: lo que si me molesta es que haga declaraciones sobre el folklore tradicional, las costumbres y sobre volver a las raíces cuando él tiene un espectáculo que se llama "Dino Saluzzi & Family"....o sea, donde esta la tradición ahi?
    4° zapatero a tu zapato.

  2. La verdad que no me sorprende para nada lo que pasó.
    Lo que no entiendo es porque Saluzzi accede a ir a ese lugar horroroso o se olvidó de que se trata la Serenata?
    Además de que los programadores son pésimos y que siempre hacen lo mismo, juntan la chicha con la limonada para no perder un centavo y para hacernos creer que La Serenata tiene algún valor artístico...
    El folclore todavía no ha evolucionado, al revés involuciona en Salta.
    Nunca escucho letras que superen el machismo por ejemplo., ni que hablar musicalmente...
    Ahora si toda la vida escuchando cantar Elulogia Tapia en la Poma, pero claro a los asiduos de la serenata le encanta que se la canten sus ídolos pero que Eulogia se quede en La Poma.
    Y así es nuestro folclore pura cáscara, en salta admiramos nuestro folclore tinelero pero poco nos importa como vive la gente en el campo.

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Facebook