Después de Lula, es el turno de Cristina

Este viernes (4/3) la noticia es que la policía brasileña allanó la casa del ex presidente Lula da Silva, su instituto, y se lo llevó a declarar por el caso de corrupción que afecta a la petrolera estatal Petróleo Brasileiro SA.

El destino de Lula, la derrota electoral de Evo Morales en su intento de instalar la reelección indefinida, la victoria legislativa de la oposición venezolana, y la caída estrepitosa de la imagen de Dilma Roussef junto con la salida del poder de Cristina Fernández significan un cambio de rumbo en la región que empieza a dejar la marca del populismo. Pero la ex mandataria argentina aún no enfrentó a la Justicia por las más de 300 denuncias que tiene en su contra. Hasta el momento, sólo el juez Claudio Bonadio la citó a indagatoria (para el 13 de abril) por la venta de dólar futuro. Sin embargo, la causa más grave que tiene Cristina es por supuesto lavado de dinero en el caso Hotesur. En tanto, el gobierno de Mauricio Macri quiere impulsar la Ley del Arrepentido, que tenía algunas resistencias en el propio seno de Cambiemos. Incluso Elisa Carrió expresó sus dudas. Pero el caso Lula podría cambiar la opinión sobre esa norma. Fue un senador arrepentido el que desencadenó los allanamientos a Lula y su declaración.

Cambia la región. En Venezuela se impuso la oposición en las elecciones legislativas de 2015, complicando a Nicolás Maduro que tendrá un legislativo en manos de sus adversarios. En Bolivia, Evo Morales viene de fracasar en su intento de imitar al chavismo e instalar una reelección indefinida. Dilma Rousseff tiene niveles de aceptación bajísimos y su gobierno es cuestionado incluso por el propio PT. Hoy (4/3) Lula Da Silva fue allanado y llevado a declarar por corrupción. Mientras tanto, en Argentina, Cristina Fernández dejó el poder y no pudo encumbrar a Daniel Scioli en la presidencia. Quedó expuesta judicialmente y ya tiene un pedido para declarar el 13 de abril en la causa de la venta de dólar a futuro. Pero hay otras cosas más graves contra ella, sólo es cuestión de tiempo y la corriente ha cambiado. Los K ya encuentran enemigos. Wado de Pedro en Twitter escribió esta mañana: “Poder económico, medios concentrados, corporación judicial. Van contra Lula, contra Evo y contra Cristina”.

Cristina Kirchner tiene más de 300 denuncias abiertas en su contra. Detrás de ella, los más acusados son el ex ministro de Planificación, Julio De Vido y Amado Boudou.

Días atrás, el juez Claudio Bonadio citó a indagatoria a la ex presidenta por la venta de dólar futuro. El magistrado señala que el Banco Central (BCRA) debió afrontar sumas millonarias por la medida impulsada por el ex presidente de la entidad, Alejandro Vanoli, a quién también citó a indagatoria junto al ex ministro de Economía, Axel Kicillof. Cristina deberá declarar el 13 de abril próximo por esa causa, que para los expertos, será difícil que se pueda endilgar a la ex mandataria.

Sin embargo, la causa Hotesur presenta más elementos gravosos para Cristina. Ella está siendo investigada por supuesto lavado de dinero junto a Néstor Kirchner por la operatoria hotelera de los con diversos empresarios, como Lázaro Báez. Ayer, (3/3) el juez federal Daniel Rafecas se declaró incompetente para impulsar uno de los ejes centrales de la causa, al considerar que las presuntas maniobras de lavado denunciadas en los hoteles de los Kirchner deben ser investigadas por su colega Julián Ercolini, quien deberá decidir si continúa la investigación.

Este viernes (4/3), la diputada nacional Margarita Stolbizer –que impulsó la causa- advirtió que Rafecas y Ercolini "no podrán seguir demorando" la citación de la ex presidenta.

- Urgente 24

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Facebook