Con caos de tránsito y nulo apoyo de la sociedad termina la Marcha Federal

Este viernes (2/9) la Marcha Federal encabezada por la dos CTA concluye en la Plaza de Mayo con un acto a las 17 y un paro docente. Desde anoche hay piquetes y un acampe en Puerto Madero. La movilización supo sumar a los Camioneros de Pablo Moyano, pero no logró el apoyo de la CGT reunificada ni de la sociedad. Todo se limita al kirchnerismo, organizaciones sociales y sindicatos afines, y partidos de Izquierda.

En su paso por Rosario (Santa Fe) los manifestantes reclamaron un paro nacional por parte de la CGT, que será recibida por Mauricio Macri. El kirchnerismo duro esperaba que la concentración en la Plaza de Mayo muestre a una sociedad ampliamente disgustada con Macri en un clima de convulsión social. Luis D’Elía se esperanzaba con generar la previa al ‘argentinazo’ de 2001, lejos todo de esa realidad.

La denominada Marcha Federal, imitación de aquella realizada en 1994 contra el gobierno de Carlos Menem (claro que Menem ya llevaba 5 años en el poder cuando se le hizo esa protesta y Macri no llega al año) culmina este viernes (2/9) con un acto central a las 17 en Plaza de Mayo. La movilización partió el miércoles desde distintos puntos del país y es motorizada por las dos versiones de la CTA a las que se suman el kirchnerismo, el peronismo que responde al titular del partido José Luis Gioja, organizaciones sociales afines, partidos de izquierda y los Camioneros de Pablo Moyano.

En su periplo y desembarco en este capital, los organizadores esperaban que la sociedad se sume espontáneamente apoyando las consignas en contra del tarifazo, el ajuste y las demandas de empleo. Pero lejos de eso, se prepararon varios piquetes para complicar el tránsito y mostrar cierta inactividad junto con el paro docente. Sectores ultrakirchneristas como el partido MILES, de Luis D’Elía, tenían esperanzas de generar un clima previo a las movilizaciones del 19 y 20 de diciembre de 2001.

En su paso por Rosario, la Marcha Federal le reclamó a la CGT reunificada la convocatoria a un paro general. La Central, que ahora conduce un triunvirato, está más interesada por estos días en su reunión con Mauricio Macri y no tiene en sus planes de organizar ninguna protesta.

En suma, el kirchnerismo apenas podrá mostrar su poder de convocatoria y borrar el fracaso de la Marcha de la Resistencia que organizaron Hebe de Bonafini y Máximo Kirchner.

En el acto de cierre de la marcha el secretario general de UTE, Eduardo López explicó que "habrá un orador por cada central sindical, se leerá una carta de letra y puño de Milagro Sala y hablará un representante de la Central Única de Trabajadores de Brasil, que será una demostración de solidaridad con el pueblo brasilero".

Según explicaron los organizadores al portal kirchnerista Diario Registrado, la Columna del Noroeste Argentino partió ayer desde el penal de Alto Comedero en Jujuy, donde está detenida Milagro Sala, y marchó hacia Salta, Tucumán, Córdoba, Catamarca, La Rioja, La Matanza en provincia de Buenos Aires y Plaza Once.

Asimismo la Columna del Noreste Argentino partió desde Posadas y Formosa, y marcha hacia Corrientes, Entre Ríos, Paraná, Santa Fe, Rosario, La Matanza y Plaza Once.

La tercer columna que es la de Cuyo, a la que se sumarán las columnas de San Juan y San Luis, y que partió desde el Cerro de la Gloria con un acto en Mendoza, y marchará luego hacia Catamarca, La Rioja; Plaza Alsina y Puente Pueyrredón en Avellaneda y Plaza de Mayo.

El recorrido de la columna Patagonia-Este partió desde Esquel, Chubut y marchará hacia Río Negro, Bariloche, Neuquén, La Pampa, Santa Rosa, Chivilcoy; Plaza Alsina y Puente Pueyrredón en Avellaneda y Plaza de Mayo.

Mientras que la Columna Patagonia-Oeste partió desde Comodoro Rivadavia, Chubut y marchará hacia Río Negro, Viedma, Plaza San Martín en provincia de Buenos Aires, Bahía Blanca, Tres Arroyos, Mar del Plata; Plaza Alsina y Puente Pueyrredón en Avellaneda para llegar luego a Plaza de Mayo.

El diario La Nación aporta un sondeo del agrado del Gobierno: El 65% de la población considera que la totalidad de los piquetes y cortes de calles tienen como único fin desestabilizar al Gobierno. Sólo el 38% se manifiesta de acuerdo con la idea de que algunos cortes de calles reclaman cosas justas, en tanto que el 48% se muestra en desacuerdo con ese criterio. Un abrumador 83% de los argentinos considera que para reclamar no hay que cortar calles por cuanto se perjudica a la mayoría. Y respecto de quién cree que organiza los piquetes y los cortes, apenas el 8% menciona a "gente que necesita reclamar algo", mientras que el 48% responsabiliza al kirchnerismo y el 29% alude directamente a Cristina Fernández de Kirchner. La autoría de esa encuesta corresponde a la consultora santafesina Retamar & Asociados.

Sobre la Marcha, cerca de tres mil militantes de distintas organizaciones sociales cortaron cinco de los puentes de acceso a Puerto Madero y acampan en el lugar para sumarse al acto central.

Los cortes fueron anunciados como "Jornadas de lucha con ollas populares y acampe en Puerto Madero", y afectan los cinco puentes de Puerto Madero, en avenida Córdoba, Perón, avenida Belgrano, Estados Unidos y avenida Brasil.

A los reclamos en distintos puntos del país, se suma el paro nacional de los docentes que dejó sin clases a millones de chicos. El paro -el tercero en la era de Macri- es llevado adelante por la Confederación de Trabajadores de la Educación (CTERA), la Unión Docentes Argentinos (UDA), la Confederación de la Educación Argentina (CEA) y Docentes Argentinos Confederados (DAC), mientras que esta vez será de la partida además el Sindicato de Docentes Privados (SADOP), que no había parado la semana pasada. Se sumaron los docentes bonaerenses, nucleados en SUTEBA.

- Urgente 24

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.