"Coatlicue 2.0", espectáculo teatral que viene de la Ciudad Azteca

Este fin de semana se presentará la obra mexicana “Coatlicue 2.0, la diosa que vino del aire” en el Salón Auditorium (Av.Belgrano 1349). La compañía, proveniente de Ciudad de México lleva 6 años en cartelera presentándose en distintos festivales y encuentros teatrales en Perú, Chile, Ecuador, y en Junio de éste año se presentará en Barcelona, España.

Coatlicue madre de todos los dioses, peregrina buscando a sus hijos, perdidos durante la última creación del mundo. Deambula por el tiempo donde, desde hace siglos y siglos, recrea las historias de sus hijos, nos habla sobre la creación del mundo y de como Quetzalcoatl y Tezcatlipoca (sus primeros hijos) con sus juegos y riñas infantiles crearon el mundo en un movimiento cósmico. Reflexiona después Coatlicue sobre la fiesta y la guerra y nos dice, sin decirnos, como han determinado la identidad y cosmogonía del pueblo mexicano.

Coatlícue 2.0, unipersonal protagonizado por Daniel Loyola, cuenta la leyenda de la creación del mundo azteca, la revolución mexicana y una visión ancestral sobre los problemas de todos los días. El espectáculo cuenta con música y danza tradicional mexicana, como así también uso de máscara y técnica clown. Leonardo Villa, director del espectáculo, es egresado de la Escuela Nacional de Arte Teatral, siendo alumno directo de Bruno Bert. Lleva 36 obras estrenadas, presentando sus trabajos en Shanghai, China y Praga, República Checa.

Las funciones se realizarán éste viernes 22 y sábado 23 a hs 21:30 en el Salón Auditorium, Dr. Rafael Villagrán (Av. Belgrano 1349) Entrada General $150. Promoción para estudiantes.

Sobre la obra

El mexicano contemporáneo está desconectado de sus raíces. Siglos y siglos de mezclas forzadas y consensuadas; guerras, adoctrinamiento y negación han ido rompiendo los lazos. Lo indígena, la primera raíz, por fuerza natural sigue nutriendo nuestras estructuras del pensamiento. Determina, conduce y acota, casi siempre de manera inconsciente, nuestro hacer y concepción del mundo. Si miramos con atención al pasado, descubriremos cosmovisiones que siguen modelando nuestro existir presente. Basamentos existenciales que asientan un molde primigenio de la “mexicanidad”. Al mirarlos, nos miramos y descubrimos como pueblo, profundizamos en nosotros mismos y nos comprendemos un poco más. Con nuestro trabajo, sumamos un fragmento de respuesta a la pregunta ¿Quienes somos como pueblo? Ampliando así los mapas, indagando en la cartografía de la identidad mexicana.
Coatlicue, madre de los cuatrocientos dioses es para nahuas y mexicas la representación del universo, un códice en el que se leen los principios de la vida: el movimiento y la dualidad. La ternura y lo temible, la creación y la destrucción, lo masculino y lo femenino, la fiesta y la guerra, el amor y la miseria, la luz y la oscuridad. Ella que representa todo, lo equilibra todo; el equilibrio es movimiento: ollin. A la vez es una máscara sobre otras máscaras, Tonatzin, Guadalupe, la Santa Muerte, las soldaderas, nuestras abuelas, la madre a la que todo vuelve, principio y fin en el que todos podemos reconocernos y reencontrarnos.

La diosa que vino del aire, visión propia de Coatlicue, es una reflexión sobre la identidad mexicana. Nació de reconocer cómo se constituyen las visiones que nuestros pueblos tienen de la tierra y cómo las raíces prehispánicas han sobrevivido hasta la actualidad gracias al mestizaje. Una constante negociación de imaginarios y universos míticos -indígenas, europeos y africanos principalmente- que ganaron y perdieron elementos para constituir nuestros actuales sistemas culturales.
Conscientes de que la sabiduría cosmogónica de los pueblos está contenida en sus tradiciones, a nuestras herramientas contemporáneas sumamos algunos elementos rituales originarios. Máscara, relatos, música y danzas, construyen con el espectador el mito del “encuentro con la madre de los dioses”, de la que todos somos hijos.

Acudimos a la dualidad y el movimiento de la diosa para mostrar otra posibilidad para comprender el mundo más allá del bien y del mal, de asumir las dimensiones de nuestros actos y pensamientos que son capaces de crear y destruir a la vez. El temible monolito de Coatlicue, "la de la falda de serpientes" y collar de corazones, en su apariencia actual refleja una sanguinaria y terrible visión mexica del mundo. Sin embargo, no debemos olvidar que esa piedra gris algún día estuvo recubierta de estuco y vestida de mil colores.

Imaginamos un hecho mítico fuera de tiempo. La representación del universo, la Madre Tierra, cuyos hijos se perdieron cuando quedó enredada entre cables eléctricos, ha venido sobreviviendo de los escombros de antiguas culturas, alimentando ciudades. La madre, el monstruo que a pesar de la guerra ríe, hoy vino a encontrarse contigo.

Ficha técnica
Obra: Coatlicue 2.0, la Diosa que vino del aire
Autor: Daniel Loyola
Actuación: Daniel Loyola
Dirección: Leonardo Villa
Fechas: Viernes 22 y Sábado 23
Horario: 21:30 horas
Lugar: Salón Auditorium, Dr. Rafael Villagrán (Belgrano 1349)
Contactos: Tapulke@Gmail.com, elsecretodebatman@Gmail.com
Teléfono: 154033661, 156235764

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.