Carrió dice peligrosas tonterías consistentes

Elisa Carrió no es santo de la devoción de Raúl Acosta, ’el Bigote’. Todavía ella no ha explicado cuál fue el motivo de la alianza, y luego la ruptura, con Fernando Solanas, Gustavo Vera, Graciela Ocaña y tantos otros personajes circunstanciales en la vida política de la diputada nacional.

Cualquiera que transita la cercanía de la conducción del PRO sabe que luego de los comicios, la prioridad será replantear la relación con Carrió pero hoy ella tiene una credibilidad que escasea en muchos dirigentes del PRO. Para eso está la Coalición Cívica, al menos en Ciudad de Buenos Aires y Gran Buenos Aires. Pero la visita de Carrió a Rosario (Santa Fe), superó la paciencia del ’Bigote’ y él escribió esto:

ROSARIO. Carrió dice peligrosas tonterías consistentes.

No he disminuido, desdeñado o ignorado nunca el poder de la Carrió. He sostenido y aún sostengo que no es bienvenida en mi casa y eso es lo más que puedo hacer, democráticamente, en oposición a su actuación política.

Es ella quien, como jueza de una suprema corte particular y muy íntima, como que ella es su único integrante, aprobó declaraciones juradas de patrimonios del señor Presidente, Mauricio Macri, y quien, en el mismo rol de jueza suprema del Presidente, lo desvinculó de papeles panameños y sociedades familiares con problemas en la Justicia.

La señora Carrió usa conceptos como democracia, justicia y verdad según su interpretacion de los mismos y eso no es bueno ni malo, ni siquiera excesivamente diferente al uso que muchos hacemos de palabras tan universales como inasibles. Eso se vuelve un problema de Estado cuando un país, un Presidente y buena parte de los medios de comunicación, toman esos juicios individuales y los reproducen. Ni siquiera es una cuestión que dependa exclusivamente de Carrió. Ella lo dice, muchos le creen, todos reproducimos sus dichos. El rey está desnudo y el lobo ya llegó. Todo puede ser y todo sucede con la Walkiria, hoy jefa mediática del costado melindroso de Mauricio.

En Rosario, el viernes 14/07, después de pasar a degüello al ex gobernador Antonio Bonfatti (si él no la denuncia, exigiéndole un resarcimiento de dinero y que pague las costas por sus acusaciones pocos creerán que Bonfatti es inocente), ella fue entrevistada por el colega Mauricio Maronna, del diario La Capital. El domingo 16/07 se publicó la nota. He marcado, con la rigurosidad necesaria, 14 frases de la Carrió. Creo que hace falta una lectura (y otra más) de cada uno de estos conceptos suyos.

Nosotros vivimos con la Carrió en los televisores, en los programas, en los paseos y en la actualidad política. Pasó por Rosario. Advirtió que volverá. El federalismo, la opinión diferente, los otros actores políticos, la existencia misma de la República, la Justicia y la división de poderes, dependen de sus palabras. Eso parece una tontería, porque muchos de sus dichos no resisten análisis ni investigaciones, pero tienen la consistencia de quien repite y repite algo sin que nadie lo advierta. Me parece oir la frase: “…y, es Lilita”… No alcanza. Tengo miedo.

1. “Pero hemos evitado ser Venezuela, ser Brasil. Cambiemos hizo una revolución en paz”.

2. “¿Qué nos dicen los inversores japoneses? Nosotros invertimos si ustedes ganan las elecciones”.

3. “Él es hijo de una persona que estuvo ligado a los peores negocios del Estado. Es un millonario que llegó al poder y va a terminar despojado, va a terminar sin dinero”.

4. “No soy de tomar trenes ni el subte en la Capital Federal, porque tengo miedo de que me asesinen en esas cosas”.

5. “Cristina es como Menem en el 2003. Es el miedo al cuco. Y después terminó con la Chechu, ¿se acuerda? Se cruzó por La Rioja a Chile como una ratita”.

6. “Yo pido el voto para Cambiemos para que haya justicia, porque si empatamos no actuarán los jueces”.

7. “…yo a la Casa Rosada no voy más. Hay una energía rara, hay que limpiar un poco, es energía de negocios…”

8. “Él me dice que yo soy loca, la más inteligente, la más viva y que me quiere. Es el primer hombre de la política argentina que entendió”.

9. “Pero a Cambiemos lo armé yo, es una cosas distinta. Lo armamos en un acuerdo personal, sincero, con Macri”.

10. “Yo lo defiendo al Presidente, tendrá errores, porque es ingeniero. ¿Vio que todos los ingenieros tienen algún problema?”.

11. “Yo los puteo a todos los de Cambiemos en el Congreso, los otros días traté de "pendejos" a algunos”.

12. “Como Lucila Lehmann, quien es odontóloga y trabajaba en Osde y dejó todo para construir Espacio Carrió”.

13. “Para mí, ganar la provincia de Santa Fe sería el premio mayor de mi vida política”.

14. “No importan las cuestiones locales, eso se dirimirá en el futuro, es irrelevante. Lo relevante es hacer siempre el camino correcto.”

Dos cuestiones observo, además de insistir con la relectura. La referencia a la odontóloga Lehman -que es su “dedazo” en la lista de precandidatos a diputados nacionales desde la provincia de Santa Fe- no tiene antecedentes como actora política, es una de las que ella promociona. Y cuando, preguntada sobre el avasallamiento provincial que hace Macri/Cambiemos en el armado de las listas, define el unitarismo y la mentira centralista con su respuesta sobre que ”no importan las cuestiones locales”, en verdad define que la suya, aún en su imaginario, no es una República representativa y federal.

Lo dicho. No es bienvenida en mi casa aunque, justo es decirlo, no creo que toque a mi puerta. No le hace falta.

- Urgente 24

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Facebook