Carne para Todos: El matarife de Cristina truchó papeles y le suspendieron la matrícula

Se trata de Ricardo Bruzzese, quien junto con Guillermo Moreno montó el fracasado programa Carne para Todos, que pretendía vender cortes a precios populares. Cristina Fernández había visitado el camión que recorrió algunos municipios del conurbano bonaerense durante la campaña electoral 2011.

A Bruzzese se le descubrió que había adulterado documentos para disimular la faena de bovinos muy pequeños, entre otras irregularidades en los papeles de su planta de Bernal y los inspectores del Ministerio de Agroindustria le suspendieron la matrícula.

Carne para Todos formó parte de los fracasos de Guillermo Moreno en su polémica gestión en la Secretaría de Comercio. Para implementarlo se acudió a Ricardo Bruzzese, directivo del Consejo Argentino de Productores (CAP), otra creación de Moreno.

El programa ofrecía cortes de carne a precios populares en una camioneta que recorría distintos distritos, todo durante la campaña electoral 2011. Después, Bruzzese empezó a despegarse del kirchnerismo. Pero ya había logrado tomar el control de uno de los principales grupos frigoríficos del país, Penta. En declaraciones al programa Periodismo Para Todos en 2014, ya el matarife aclaraba: "Yo acompañé este proyecto desde el 2003 hasta el 2011”.

Ahora, se conoció que inspectores del Ministerio de Agroindustria descubrieron esta semana que en el frigorífico Penta, de Bernal, se había adulterado documentos para disimular la faena de bovinos muy pequeños, entre otras inconsistencias en los papeles de la planta. Eso derivó en la suspensión de la matrícula a esa empresa, que pertenece a Bruzzese.

El personal de Agroindustria detectó que en Penta se habían faenado el 3 de agosto al menos tres tropas con bovinos que no llegaban al peso mínimo de faena establecido desde hace años para estimular una mayor producción de carne. Según indica el diario Clarín este martes (9/8), lo más grave fue que además se encontraron en las cámaras de frío varias medias reses que figuraban como de 80 kilos cuando en realidad pesaban cerca de 60 kilos.

Bruzzese desembarcó en 2013 como nuevo hombre fuerte en Penta, un grupo formado por tres plantas que por entonces era el mayor comprador de hacienda en el Mercado de Liniers. A los pocos meses, sin embargo, esas empresas comenzaron a acumular una deuda millonaria con varias firmas consignatarias y el empresario tuvo que enviar a concurso de acreedores una de esas fábricas, La Nueva Escocia SA. Penta siguió en actividad, con cerca de 300 trabajadores.

- Urgente 24

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.