¿Cambio de nombres o de políticas en la 62 salteñas?

Desde la semana pasada que se venía amagando en una convocatoria a un plenario para elegir la nueva conducción de las 62 Organizaciones Peronistas en Salta. Algo que lo hacía, desde hace muchísimo tiempo Pedro “El Duende” Cruz de SUTOSS.

Primero José Ibarra (de la Federación nacional de los taxistas) anunció dicha convocatoria, por un medio periodístico local; y luego tuvimos la llegada del Gerónimo “el Momo” Venegas, que llega a Salta, en principio para lanzar su partido FE, pero que quiso aprovechar la oportunidad de realizar un plenario para elegir a la nueva conducción de las 62, donde parecería que tenía nombre propio, como que el actual titular de la CGT local, Jorge “Pirinola” Guaymás, ya había encargado un nuevo traje para la ocasión.

Pero contrariamente a lo que esperaba el Momo, y que le habían vendido Pirinola Guaymás y el “Ojos Tristes” Pablo López (gastronómicos), no todo estaba en calma en la tropa salteña de los sindicalistas.

Éstos últimos habían convocado a un plenario para el miércoles 5 de abril, víspera del paro general nacional de la CGT, para que el titular de las 62 a nivel nacional, El Momo Venegas, lleve bajo el brazo el acta constitutiva de la nueva agrupación de Cambiemos, a quien responde éste último dirigente de los peones del campo. Pero no contaba con que enfrente estaban las huestes, aparentemente dormidas, de los integrantes de la verdadera 62 que respondían a los intereses de trabajadores y contenidos en la doctrina del peronismo.

Los más de 50 gremios que respondían a este ideal doctrinario, y que manifestaron no haber sido convocados, formalmente, para un plenario para elegir las nuevas autoridades de las 62 y desplazar al “Duende” Cruz de la conducción, se plantaron y se autoconvocaron y con la presencia de 53 gremios eligió a Gustavo Soto de UPCN, como el nuevo conductor de las 62 Organizaciones Peronistas de Salta, quedando El Duende Pedro Cruz, como su adjunto.

Hay que decir que en la tarde y noche anterior, a este 5 de abril, los celulares de los dirigentes gremiales de Salta, estuvieron al rojo vivo. Reuniones aquí y allá, se ataban y se desataban acuerdos. Hasta que finalmente en la mañana de ayer, se logró lanzar el acuerdo por la unidad del movimiento obrero en Salta, con Gustavo Soto como nuevo Secretario General de la agrupación peronista de los sindicatos.

Creo que el momento y el lugar, que eligieron Momo Venegas y compañía para llevarse un nuevo laurel gremial para el Patrón Macri, fue el equivocado.

Porque no supieron entender, los muchachitos, que la mayoría estaban concentrados en garantizar el total éxito del paro por 24 horas convocado por la CGT nacional, para el jueves 6 de abril, en contra de las políticas del gobierno nacional, mientras los que aspiraban arrancarse un triunfo pírrico en Salta, demostraron estar en connivencia con el gobierno nacional, y no apoyando ni el paro y menos a la CGT.

Lo que sucedió en Salta, en esta semana, es no de no entender. Cómo pueden prestarse algunos dirigentes gremiales locales a seguir las políticas de los que abiertamente están en contra de la CGT actual y, por demás visto, en convivencia con Macri, defendiendo las políticas de ajuste del gobierno de Cambiemos.

Sin dudas que la apetencia de algunos dirigentes, por ostentar un cargo o portar un sello, como el de las 62, le impide ver con claridad que en estos momentos no era prioritario elegir una nueva conducción del órgano político de la CGT. Porque la prioridad hoy es la lucha en defensa de los intereses de los trabajadores; de luchar contra las políticas de ajuste, la precarización laboral, al tope en las paritarias y al desempleo y la apertura de las importaciones en desmedro de la industria nacional y el empleo genuino.

No parece momento oportuno que el titular del partido FE, el Momo Venegas, quiera hacer una convocatoria por elegir una conducción de una entidad política de la CGT.

Se me hace que se fue ya con la “FE” un poco devaluada. Se me hace.

Esto sin dudas que traerá lo que algunos dirigentes quisieron evitar, hace unos días atrás, cuando se propusieron aunar y consensuar un normal proceso de elección de las nuevas autoridades de las 62, dentro de la madurez y el consenso entre la dirigencia. Sin embargo la división está instalada entre la dirigencia gremial en Salta.

Y esto por más que el flamante Secretario General de las 62, Gustavo Soto, expresó que no había división entre la dirigencia en Salta. Que con el acto eleccionario llevada a cabo en la sede de UPCN, mostraba el verdadero camino hacia la unidad del movimiento obrero.

Sin embargo algunos, de los que no estuvieron en ese plenario, y que son los menos, siguen insistiendo que ya no hay marcha atrás. Qué habrá dos CGT y dos 62.

Y puede ser que sea así, mientras sigan las actitudes de algunos dirigentes que no buscan la unidad sino tan solo ocupar o usurpar un espacio y de cualquier forma.

Pero con la elección de Soto, al frente de las 62 Organizaciones Peronistas en Salta, creo que debería comenzar una nueva etapa de mayor participación

Estoy seguro que habrá mucha discusión o debate dentro del seno de las 62. Porque de ahora en más los desafíos son mayores… y las repuestas más contundentes que ahora.

- Periscopio Salteño 354
Por El Indio Oreja Parada (Prohibido leer)

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.