Atentado en Nueva York: murieron 8 y 5 son argentinos

La Cancillería argentina confirma que las víctimas son Hernán Diego Mendoza, Diego Enrique Angelini, Alejandro Damián Pagnucco, Ariel Erlij y Hernán Ferruchi. Por su parte, Martín Ludovico Marro se encuentra internado en el Presbiterian Hospital de Manhattan recuperándose de las heridas sufridas, fuera de peligro según el parte médico oficial.

En total ocho personas murieron y 12 resultaron heridas después de que un hombre de 29 años, oriundo de Uzbekistán, las atropellara con una camioneta alquilada al dirigirse contra una senda para peatones y ciclistas en el suroeste de Manhattan, informaron el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, y la policía de Nueva York (NYPD).

Comunicado de Cancillería

El Gobierno Argentino expresa sus más sinceras condolencias por el fallecimiento de los ciudadanos argentinos Hernán Diego Mendoza, Diego Enrique Angelini, Alejandro Damián Pagnucco, Ariel Erlij y Hernán Ferruchi, ocurrido como consecuencia del dramático atentado terrorista en la tarde de hoy en Nueva York. Por su parte, Martín Ludovico Marro se encuentra internado en el Presbiterian Hospital de Manhattan recuperándose de las heridas sufridas, y encontrándose fuera de peligro según el parte médico oficial.

Los compatriotas, oriundos de la ciudad de Rosario, integraban un grupo de amigos que celebraban el 30° aniversario de egresados de la Escuela Politécnica de esa ciudad cuando ocurrió el trágico hecho.

El Consulado General sigue trabajando en permanente contacto con las autoridades policiales y el centro hospitalario que recibió al afectado, así como con los familiares en Argentina.

Acompañamos a las familias en este terrible momento de profundo dolor, que comparten todos los argentinos.

- La Nación

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Facebook