Argentina hoy: Nada nuevo bajo el sol

El resultado electoral del pasado 22 de noviembre ha dejado nuevamente expuesta la dicotomía ancestral de la sociedad argentina siempre dividida en dos modelos distintos de País, y en este caso con mayor claridad por la impronta de un ajustado resultado, que ha marcado dos mitades casi iguales de la voluntad de los electores.

El oficialismo saliente que ha llevado adelante los doce años de gobierno anteriores, ha cedido su lugar por el propio desgaste de más de una década de gestión, por el alto nivel de corrupción –entre otras debilidades- pero fundamentalmente por no haber gestado una sucesión más creíble.

El “baño de humildad” que la Presidenta saliente pidió a sus seguidores sobre la hora del cierre de listas para posicionar con el dedo a Daniel SCIOLI en la candidatura a sucederla, apareció como una improvisación que no cayó bien ni siquiera en los sectores internos del mismo frente gobernante –La Cámpora entre ellos- que debieron aceptar a regañadientes esa imposición.

A partir de allí algunos sectores que hasta el día anterior se estaban midiendo el traje presidencial –entre ellos nuestro joven gobernador- empezaron a jugar a dos y tres puntas, y otros dieron apoyos tibios cuando no condicionados al candidato, que perdiendo una interna en la Provincia de Buenos Aires selló su suerte.

No menor importancia ha tenido entre estas desprolijidades, la feroz campaña de los medios de comunicación hegemónicos que responden a los grupos concentrados del poder económico (el viejo establishment oligárquico y financiero) que explotaron con obscenidad las debilidades del oficialismo y lograron imponer frases hechas del más ortodoxo marketing moderno.

Las burlas a la década ganada, el convencimiento de que las cadenas nacionales son malas en contraposición a las supuestas bondades del machacoso sistema de repetición de malas noticias cada media hora que tienen ellos, la contratación de periodistas de tiempo completo para denunciar serialmente, y las frases hechas para denigrar –bipolaridad, yegua, montoneros, etc.- e imponer la necesidad de un cambio, hicieron el resto.

A poco de andar el candidato triunfante ha dado vuelta la página de la campaña llevada adelante con total falsedad -hasta inauguró un monumento a Juan Domingo Perón con inocultable cara de ¿qué hago aquí?- y con la conformación de su gabinete ha puesto muy en claro qué reglas querrán imponer en el futuro próximo.

Un arrepentido kirchnerista surgido de la Banca Morgan comandará la economía, un rabino representante del loby sionista más reaccionario el medio ambiente –se desconoce que tenga algún estudio primario sobre el tema- una ex montonera e integrante de la fracasada Alianza delaruista se hará cargo de la seguridad, y una plétora de gerentes generales de multinacionales comandarán la política interna.

Como ejemplo básico de que este famoso cambio cultiva otra escala de valores, está el hecho de que Leonardo SARQUIS, ex gerente de la división de semillas transgénicas de MONSANTO será el Ministro de Asuntos Agrarios de la gobernación de María Eugenia VIDAL en Buenos Aires.

Este funcionario afirmó convencido, que conservar soja en silo bolsas sin exportar para esperar una prometida devaluación que aumente groseramente los ya exorbitantes márgenes de los pooles de siembra, constituye un acto comercial legítimo y no una especulación, lo que lo pinta de cuerpo entero como un agiotista diplomado.

Otro ejemplo es la designación del ex presidente de SHELL ARGENTINA, el Ingeniero JUAN JOSE ARANGUREN en el novel ministerio de energía y minería, el mismo enemigo declarado de los subsidios, que gestara aumentos abusivos de combustibles en el primer mes del año 2014 y presionara la suba del dólar con ofertas desmedidas de la empresa en el mercado de cambios, en evidente conducta desestabilizadora.

También sobresale la designación de la gerente general de General Motors S.A., la señora ISELA CONSTANTINO al frente de Aerolíneas Argentinas, completando así todos ellos un perfil para el manejo empresarial de los ámbitos estatales. Toda una mala receta, porque aunque resulte tedioso volver a decirlo, el Estado no es una empresa.

Ni qué hablar del regocijo de los panzones de la Sociedad rural (Federico PINEDO entre ellos, homónimo nieto de quien mandara a asesinar a Lisandro De la Torre en el senado nacional en 1935 y esto no es una casualidad, sino una causalidad de clases dominantes), feliz de que el otrora autor de la Resolución 125/2008 y hoy arrepentido kirchnerista haya sido designado como embajador en EEUU, no vaya a ser que se le ocurra volver a querer fijar tributos sobre los márgenes de ganancias que fluyen de las ventajas comparativas naturales de la pampa húmeda.

La triste realidad de hoy y de los próximos cuatro años por lo menos, será el retorno inefable a los tiempos conservadores, donde se volverá a hablar de saldos exportables conformados con el faltante del pan de la mesa de los Argentinos, y donde se vuelve a hablar de relaciones maduras con Norteamérica (Lousteau dixit) para no ser tan explícitos de volver a mencionar la carnalidad.

Estas estructuras del poder real detrás del poder formal (Sociedad Rural, sociedades de bancos, industriales monopolistas, mercadistas formadores de precios, exportadores de bienes primarios, intermediarios parasitarios, comisionistas internacionales, diplomáticos y espías de los servicios extranjeros, etc), están acostumbradas al manejo de las variables de la economía en beneficio de su clase, y ahora lo podrán seguir haciendo pero con un plus invalorable: lo harán por mandato popular.

En anteriores oportunidades se amañaban tras el fraude conservador, los golpes de estado sucesivos y la modalidad postmoderna de los llamados golpes de mercado (Alfonsín en 1989 y De La Rua en 2001) ambos sucesos tutelados personalmente por un mercenario reconocido mundialmente como Domingo CAVALLO, no casualmente hoy asesor de la mesa chica del nuevo presidente.

Y todas les medidas retrógradas de la economía liberal conservadora la llevarán a cabo con orden, prolijidad, eficiencia, rapidez y mucha –pero mucha- seriedad, afirmando que todos los sacrificios que nos van a imponer resultan inevitables en el nuevo periodo por culpa de los que estuvieron antes.

Esta película ya la vi, pero ahora con la enorme preocupación de ver que los que antes nos denigraron por la prepotencia y las armas, hoy lo harán con el aval institucional del sistema democrático liberal. Literalmente ¡nos estarán representando!

Para muestra de la orientación –prolija, seria, ordenada y progresiva- que tendrá la próxima gestión, basta un simple análisis de la frase lapidaria con la que Hugo MOYANO enfrentó a los medios ayer luego de almorzar con el próximo presidente. Dijo que lo importante en el futuro será conservar los puestos de trabajo.

Sólo mencionar que tratarán de mantener los empleos estables sin mencionar siquiera –lo que tampoco es casualidad sino causalidad pura- que sería bueno mantener el nivel de ingresos de los mismos trabajadores, preanuncia la vieja estrategia conservadora antiinflacionaria de reducir salarios para enfriar la economía, o más prosaicamente reducir la torta a los de abajo y repartir pedacitos más chicos, devaluando el peso para que los que manejan divisas agranden la otra torta.

El futuro presidente que asumirá el próximo 10 de Diciembre tenía ésta receta como discurso de cabecera, (“el salario es un costo y hay que bajar los costos) hasta que Durán BARBA le hizo acordar la histórica frase de su mentor político, La Rata constitucional del periodo 1989-1999, que confesara muy suelto de cuerpo que durante la campaña que lo llevó a la presidencia no anticipó nada de lo que realmente haría, porque sino nadie lo iba a votar.

No hay nada nuevo bajo el sol en nuestra argentina. La elite conservadora estará nuevamente en el poder y por cuatro años, pero ahora con legitimidad institucional para dar aval de legalidad a todas las medidas que intentarán imponer para su propio beneficio, como siempre lo han hecho cada vez que han podido, y como siempre lo harán cada vez que se lo permitamos.

Dejanos tu comentario

Mensajes

  1. Estimados:

    Comparto gran parte de las apreciaciones vertidas en la nota.

    Me atrevería a agregar que MM es, genuinamente, una construcción, una marioneta cuya única función será la de ser el que prestará su rostro, con o sin bigote, para que las clases dominantes y los poderes mundiales, sean el gobierno real.

    Uno de los errores de la izquierda leninista, fue no tener en cuenta eso y que a MM costará casi una guerra civil o sublevaciones de la magnitud de la de 2001, para arrancarle concesiones miserables.

    Las preguntas que quedan flotando son cómo fue posible que alguien como MM, pueda haber llegado siquiera a ser, en su momento..., Gobernador de la Ciudad de Buenos Aires y cómo es que llegó al ballotage y cómo es que ahora, es Presidente. Eso da la medida de la derrota de los sectores populares y de las clases oprimidas de la nación, y muestra cuán difícil es socavar al capitalismo, por ese componente que Marx se ocupó en estudiar someramente y que se llama "ideología", palabra que los Giddens, los sociólogos de los flujos, los antropólogos a la moda, los filósofos a tono, etc., consideran un término fuera de orden.

    MM es también, la escala en que la posibilidad de una insurgencia socialista no leninista, no sovietista, no partidólatra, no estatista, no rusista y sí marxista, de ese Karl que defendí en noches de exiliosilenciosoledad..., es todavía improbable en el país; en esta nación que se merece a quien votaron. Y ahora, no les deseo lo mejor; ojalá que reviente todo; a ver si aprendemos de una buena vez, que gente como MM, al igual que los milicos y que los Desaparecidos, NO PUEDEN SUCEDER NUNCA MÁS... Nunca Más!!!

  2. Se entiende muy bien porqué llegó a ser Presidente. La revolución ocurrió en las urnas pese a que la izquierda no lo quiera ver, el Kirchnerismo lo quiera ocultar y las voces del derrotismo salgan a decir que reviente todo, como este Sr. Lopez. Eso es repugnante, no es ni siquiera valiente.

  3. Estimada Tati:

    No te conozco y por ende, es factible que no me conozcas, por lo que no sé de dónde inferís que puedo ser un cobarde o que lo soy.

    Por lo demás, mi posición no es derrotista.

    Para los que siguen de cuando en cuando, mis artículos o mis comentarios, es a ojos vistas que no fui kirchnerista, ni tampoco peronista, por lo que no enfoco el triunfo de Macri desde la óptica de los oficialistas.

    Creo, con humildad, que algo fuerte, como argentinos, nos debiera acontecer para que personas como Mauricio sean imposibles como alternativas políticas, dado que pertenecen a la extrema derecha que, históricamente, embromó bastante al país.
    Eso es lo que quise decir con la frase, si así lo concedemos, algo desafortunada, de que con Macri reviente todo. Mauricio es como que haya ganado Videla la Presidencia; es eso Macri. Y es esto lo que evalúo que no puede acontecer. Y si sucede, como ocurrió, entonces, intentemos aprender como pueblo de lo que ya nos pasó.

    Ahora; parece, Tati, que sos crítica con lo que fue el kirchnerismo y con lo que sugirió la izquierda leninista con respecto a votar en blanco; ¿por qué no intentás ser algo crítica, no mucho, con Mauricio? ¿Por qué parece que tomás por verdadero lo que instalan de él, los grandes medios hegemónicos de comunicación de Argentina? Y de última, si sos más valiente que yo, te rogaría que te identifiqués para no ocultar tus opiniones detrás de un pseudónimo o de un anonimato. Yo, procuro colocar mi nombre y con ello, mi cuerpo en lo que opino...

    Las armas silenciosas fabricadoras de consenso que son los medios de comunicación, ocasionan que aparezcan millones de "Tatis" pensando que Macri es un cambio y que encima, es una modificación revolucionaria. Tal cual lo comenta el Abogado Tort, Mauricio es una Restauración Conservadora, cuando mucho y concediéndole demasiado. Es algo peor que eso...

    Es una pesadilla; lo veremos con claridad, el 11 de Diciembre.

    Y es esto lo triste; que tengamos que atravesar otra vez, los noventa y lo que fueron los milicos en el ámbito económico, para percatarnos que nos equivocamos con Macri. Y que millones de individuos que no son empresarios, que no son periodistas como Lanata, con una vida económica resuelta, etc., y que son laburantes y que pertenecen a los sectores populares, hayan votado a sus propios vergudos...

  4. Mi nombre es Tatiana, y decir que mi apellido es Miranda resultaría igualmente poco significativo. Tú eres Adrián López y me da lo mismo, podrías haber sido Adrián Pérez, y me da igual.
    En tu afán de querer hacer valer tu idea, me colocas en una posición de ingenuidad insoportable, tanto como lo que escribes.
    No te conozco y con leer lo que escribes, de una ignorancia tal y teñido de ideologías decadentes, me basta y me sobra.
    Dices "Macri es como que haya ganado Videla" ¿¿?? Hombre! eres ciego!!! O tienes un problema serio del tipo "confusiones gruesas".
    ¿Eres de la izquierda? Los del sector hicieron todo lo posible por arruinar la votación. Voto en blanco que se fue a voto por Cristina en cuanto pudieron. Todos estos están ávidos de derrota.
    Medios hegemónicos!!!! hegemonía 678... ¿era menor hegemonía?
    No eres derrotista mas bien antipatria a la espera de que todo reviente.
    Tú siéntate a esperar la pesadilla, yo me sentaré a esperar cumplir sueños que con este gobierno no se cumplieron, al fin y al cabo todo lo tuyo no es ni más ni menos que un punto de vista idéntico a los de los que se van el 9 de diciembre, gracias a Dios.

  5. Estimados:

    Como es obvio que no es factible una reflexión sana con alguien que no hace sino agraviar al otro que opina, elegiré orientarme a los lectores de ese medio independiente que es Salta21 y cuya Directora, hace lo innombrable, a costa hasta de sus pausas de descanso..., para mantener a flote un instrumento de contra hegemonía mediática en Salta.

    ¿Cómo es plausible que los segmentos populares y los trabajadores, hayan votado a una persona para que los gobierne, que estuvo históricamente vinculado con los sectores económicos concentrados de la Argentina, con los Neustadt de aquellos años y de ahora, que festejaban el Ferrari de Menem y el descanso de Macri, en un campo de golf?

    ¿Cómo es concebible que caigamos como pueblo en lo que en Psicoanálisis, se denomina "compulsión a la repetición" y que es el volver por las sendas que se padecieron, para sufrir de nuevo al FMI, con la idea de que llegarán inversiones, para padecer otra vez, a los empresarios en los puestos claves del Estado, para "arreglar" lo que anda mal, a costa de los que menos poder adquisitivo tienen?

    En definitiva; ¿cómo es probable que en Argentina se haya votado a los verdugos del país y haya gente que diga que los que afirman semejante cosa, son "anti patria"?

    Y todo esto es la contracara de no inquietarse, ni de hacerse tamañas preguntas y de incomodarse si alguien las concreta, porque allí donde asoma lo que es insoportable, en ese lugar de resistencia, precisamente, está la verdad como causa, como causa de lo que no se quiere saber...

    Aunque no siempre estoy de acuerdo con él, Lacan afirmaba que tres cosas son imposibles: educar (y por ende, aprender), curar y gobernar. Por lo menos, con el asunto de Mauricio se comprueba que es inviable aprender y que es imposible gobernar, en tanto el que es gobernante, en este caso, Macri, llega a ese espacio para comprobar que no gobernará él, sino los que lo edificaron como una figura que parece el cambio y que es el regreso a lo que fueron el Proceso y los ’90. Mauricio es la vuelta de los antiguos Mandarines y esto, sin ser "678", a los que en su momento, me permití criticar porque no inventaron nada en eso que muestran, dado que programas anteriores como la olvidada Noticia Rebelde, lo hacían, sin contar a "Tato Bores".

  6. En estos días todo el enorme aparato de propaganda oficial y para oficial -financiado con nuestros impuestos desde luego- se dedicó de lleno a resaltar la escasa diferencia de votos que favoreció a Mauricio Macri (“un triunfo ajustado, insignificante” dicen). La realidad es que la derrota sufrida en estas elecciones por el Kirchnerismo ha sido mucho mayor que la que reconocen.
    La diferencia que el líder de Cambiemos le sacó a Daniel Scioli a nivel nacional es de solo un 3%, de eso no hay duda. Pero el Kirchnerismo perdió, en estas elecciones generales, distritos importantes que se agregaron a otros que mucho antes le habían dejado de pertenecer. A las provincias de Córdoba, San Luis, Santa Fe, y la Capital Federal, se agregaron Mendoza, Jujuy, Chubut y –nada menos- que la provincia de Buenos Aires, distritos que juntos suman un altísimo porcentaje del PBI nacional y que tienen el mayor desarrollo industrial y agropecuario de la Argentina. En la Provincia de Buenos Aires, además, el frente Cambiemos les ganó los municipios de Bahía Blanca, Mar del Plata, La Plata, Tres de Febrero, Lanús, Morón, Quilmes (bastiones tradicionales del Peronismo algunos de ellos) y todo el territorio cerealero; es bueno aclarar que en este territorio no solo votan los pequeños productores sino también los peones que, parece, le dieron un amplio respaldo a Mauricio. Si esto no fue una derrota para el Kirchnerismo, preguntémonos qué es una derrota.
    Cristina Kirchner deja el gobierno convencida de que hace doce años ella y Néstor bajaron de la Sierra Maestra para hacer la Revolución, y que los malos y pícaros de siempre (la “oligarquía”, el “antipueblo”, el “Imperio” y el Pato Donald) no los dejaron.
    Esa idea principal ha regido todos los actos del gobierno saliente en este largo período de desencuentro de los argentinos; esa construcción maniquea es la que les ha permitido catalogar como perverso o antipatriótico todo pensamiento o razonamiento distinto, la que le ha permitido a Cristina arengar a su tropa al grito de “¡vamos por todo!”. Esa misma construcción les da sustento ahora para decir que Mauricio Macri es el mismo demonio al que hay que destruir cuanto antes.
    Poco importa para ellos que, tras la “década ganada”, donde entraron a las arcas del Estado decenas de miles de millones de dólares por los altos precios mundiales de nuestras materias primas, el nuevo Presidente reciba una economía con gravísimos problemas, una moneda deteriorada por la altísima inflación, un Banco Central sin reservas de divisas, un sistema energético colapsado y, lo mas grave, más de once millones de pobres y dentro de ellos dos millones y medio de niños con graves problemas alimentarios; son estos datos publicados por el Observatorio Social de la Universidad Católica Argentina.
    Ellos, que tienen como figuras representativas del “gobierno nacional y popular” a los millonarios Gioja, Insfrán, Alperovich, De Vido, Jaime, Gerardo Martínez, Antonio Caló, Máximo Kirchner, Cristóbal López o Lázaro Baez, levantan el dedo acusador contra el equipo de ministros de Mauricio Macri porque para ganarse los garbanzos prefirieron mayoritariamente la actividad privada a la administración pública. Cristina, que junto con Néstor manejaron la Argentina como su propia estancia, que usaron el Congreso Nacional como su escribanía personal, y trataron de asaltar el Poder Judicial para tapar sus propios chanchullos, son los mismos que dicen “Macri va a administrar el país como una empresa”.
    Las chicanas contra la gente de Cambiemos, propagadas por periodistas oficiales y oficiosos, están al orden del día: “¡Aranguren es un hombre de la Shell!” exclaman, como si a Miguel Galuccio lo hubieran sacado de un repollo y no lo hubieran ido a buscar a la sede londinense de la Schlumberger Limited.
    Macri no representa el mejor cambio pero es un cambio al fin después de doce años de manoseo de la República y de sus ciudadanos, sobre todo de los que no compartíamos el discurso oficial. Cuando Macri fue elegido Jefe de Gobierno en la CABA en el 2007 desde el Gobierno nacional dijeron que ahora se venía la privatización de las escuelas y de los hospitales públicos de la ciudad: nada de eso sucedió, al contrario, los ciudadanos del conurbano bonaerense prefieren hoy tomar el tren o el colectivo e ir a hacerse atender a los hospitales de Macri o enviar sus niños a sus escuelas, simplemente porque funcionan mejor que las que tienen a mano. El Metrobus y la extensión de las redes del Subte son reconocidos por los porteños porque les ha facilitado el traslado a sus labores diarias, y eso que los metro-delegados kirchneristas le hacen la vida imposible. En estos ocho años que lleva gobernando se han hecho importantes obras de infraestructura en el sur pobre de la ciudad, algo que nunca hicieron las administraciones anteriores, (la misma sede del Gobierno ya ha sido trasladada a la zona sur). No se trata de hacer aquí un panegírico de Macri, solo resaltar las mentiras del Kirchnerismo cuando tratan de desprestigiarlo.
    Macri, que sepamos, nunca formó parte del gobierno de Carlos Saúl Menem; sí han sido fieles colaboradores del Turco el entonces gobernador de Santa Cruz, Néstor Kirchner, y su esposa; Oscar Parrilli, Felipe Solá, Alberto Fernández, Scioli y otros; ellos le posibilitaron vender el patrimonio nacional en los noventas. Si era por los antecedentes que traía, a Néstor no deberíamos haberlo votado jamás. Ha sido la misma Cristina Kirchner quién nos dijo que hay que recurrir siempre al video y a la memoria.
    Por último, sabemos que los meses que vienen no van a ser fáciles; el descalabro económico que recibe Macri es enorme, lo han reconocido así los mismos economistas de Daniel Scioli, como Miguel Bein, antes de las elecciones. Cualquiera que ganara el balotaje debía tratar de encontrarle una solución. Es un desparpajo que los mismos causantes del desastre pretendan decirle al nuevo Presidente cómo debe resolver los problemas. ¿Si conocían la solución, por qué no la aplicaron antes de las elecciones en lugar de dejar que las cosas terminaran por desbarrancarse?
    Ahora convocan a resistir, que no es otra cosa que atrincherarse en las oficinas, espacios y prebendas públicos para seguir disfrutando de la teta generosa del Estado: el espectáculo que está dando el estalinista Martín Sabatella es deprimente. Total, la espalda la ponemos los laburantes de todo el país a través de nuestros impuestos.

  7. que tremendamente agresivos son los comentarios macristas, mientras el otro intenta dar sus explicaciones de la forma mas respetuosa, esa Tati no hace mas que descalificar y ningunear. Les salió el monstruo de adentro, o lo que es igual, el famoso enano fascista ya tiene legiones. Sinceramente, rogaré que estos 4 años pasen rápido

  8. Un señor aquí llamado López dice que reviente todo y compara a Macri con Videla; hasta dónde hay que soportar la calumnia propia del que defiende lo que no se puede defender?
    Como no acuerdo con su posición antidemocrática y fascista, viene otra señora de nombre María, a decir que tengo un monstruo adentro sin ver en ellos mismos la oscuridad!!!. A López le aseguro que gobernar con una persona como la Presidente sí ha sido imposible, por lo demás, sigue siendo nefasto como las mismas opiniones oscuras y de perfil antidemocrático que dió a conocer desde el primer intento.
    María, ríndale culto a su nombre y rece por Mauricio en un día tan especial como hoy y ruegue por la paz en Argentina para que no reviente todo como lo desea López al que defiende atacando a quien opina diferente.

  9. Estimados:

    En primer lugar, gracias a la tal "María" por ofrecer palabras que no son balas, en una polémica que intentó ser un debate de ideas, a partir del lúcido artículo del Abogado Daniel, a quien siempre admiré, aunque no siempre hayamos estado de acuerdo.

    En segundo término, disiento completamente con Tala; no se trata, ni por ahí fue mi planteo..., de que el kirchnerismo haya poseído o no, gente de los negocios manejando asuntos de Estado.
    Para mí, el eje es otro, completamente: ¿cómo es posible que personas que no conocen ni lo que es un Club de golf, hayan votado a alguien como Mauricio, que es de la extrema derecha?
    ¿Cómo es viable que los oprimidos voten su propia servidumbre?

    En tercera instancia, es Macri el fascista y el intolerante; dio muestras de eso, en sus comentarios en la cena con Legrand, esa dama decente que "piensa bien"... Anticipó que sacará a 678, por ejemplo (y antes que me bombardeen con que defiendo a "678", porque soy seisieteochista..., como Mauricio acusó a Scioli en el Debate..., repito otra vez, que "678" me parece un programa más, entre otros, al que no habría por qué censurar, con excusas múltiples).

    Lo que sucede con Mauricio, es que no se le nota el bigote de Videla; entre otras cosas, porque se lo afeitó y en virtud de que los medios hegemónicos le lavaron la cara a Macri, para que asome incluso, como un individuo centrado, reflexivo, abierto. Pero no es más que una construcción mediática y por ende, no es más que una ilusión discursiva.

    Respecto a mi frase de que "reviente todo", como psicoanalista auto didacta, la sostengo, aunque sea poco feliz; los pacientes, una nación, a veces, en ocasiones, se terminan de curar de eso que los hace esclavos, cuando efectivamente, revienta todo y no hay más escusas, ni exclusas. Y en ese desmoronarse todo, quizá un país como Argentina, recupere el grito hondamente libertario de ¡que se vayan todos!; ¡que no quede ni uno solo!, para que al fin, nos emancipemos del capitalismo, al que incontables consideran insuperable...

  10. Para Adrián Lopez. En realidad mi comentario no te tenía a vos como destinatario, sino que era una respuesta a la nota de Daniel Tort, quién hace un tiempo que ha asumido su condición de kirchnerista puro y entró a romper el fuego contra Mauricio Macri.
    Daniel Tort es una persona que incurre en contradicciones permanentementes, dice cosas que no se sostienen porque se caen por su propio peso, y yo desde mi condición de lector trato de ponerlas en evidencia.
    Es bueno tener una espacio como Salta 21 donde uno puede expresarse libremente y debatir, sino esto sería como un "6-7-8" donde todos le dan la razón a todos y el verdadero debate no se da nunca; en la ciudad de Salta hay espacios parecidos a ese programa kirchnerista, sostenidos con jugosas pautas oficiales del Gobierno provincial y de la Municipalidad de la Ciudad -no es el caso de Salta 21-.

  11. Estimada gente: ni siquiera rezando podria MM recibir alguna luz de sabiduria. Fue vergonzoso su discurso de asuncion, lamentable. ¿Porque creen que recurre a su bailecito? ¿Porque creen que dijo "gracias" como 8 veces seguidas? Porque carece de discurso, por lo tanto, carece de ideas sobre como dirigirse a un pueblo que lo estaba esperando ansioso. Acéptenlo, el es un economista, empresario, un señor rico, no es un militante, carece de ideologia, recuerden que dijo que va a desideologizar el pais. A mi al menos, eso me parece gravisimo. Yo estoy segura del rumbo que tomara nuestra Argentina a partir de ahora y lamento que muchos crean que la corrupcion terminara con MM. Pero habra que remitirse a las pruebas. Para Tati: usted vera con sus propios ojos y lo sentira especialmente en su bolsillo el pais que se viene, asi que comience a agarrar el rosario. Yo soy atea.

  12. Creo firmemente que 678 debe seguir, pero no en la TV pública. 678 se constituyó en un medio de poder con una voz: la del gobierno. Allí se señaló a quién había que "marcar". 678 aplicó la censura como ningún otro medio, y en ese sentido, pasó de ser un simple programa a ser un programa institucional.

  13. Estimados:

    A decir verdad, cuando dejé aquella primera glosa zurfilada en un artículo que me parece brillante, de la autoría del Abogado Tort, no estaba seguro ni de tipearla, ni de enviarla al sitio que orienta Romina. Una de las razones, es que procuro opinar poco o casi nada, de los denominados "temas de actualidad", por una decisión personal, cuyos pormenores los conoce, en parte, la Directora de Salta21, ese medio plural de voces.

    Años de inútil militancia en organzaciones miopes de izquierda leninista, me hicieron desistir... Pero a pesar de mis dudas, inserté el comentario en la nota del Abogado Daniel, que, sí, podrá ser atravesado por contradicciones y por incongrunecias, mas, ¿quién no?

    Las presuntas contradicciones e incongruencias en el Abogado Tort, en lo que dice o por lo que milita, no quita en nada su lucidez o su brillantez. Precisamente, a veces, las personas que son lúcidas son complejas y al serlo, pueden ser contradictorias...

    El imaginar que no se tiene incongruencias, niega al Inconsciente, que es la manifestación de que el sujeto no es coherente o no es el Emperador de la lógica, a raíz de que está dividido por ese Inconsciente. Creer que no se poseen contradicciones o que se está libre de ellas, es pensar como el "Darth Vader" del Episodio VI de la "Guerra de las Galaxias", cuando en su enfrentamiento con Luke dice taxativamente, ¡yo no tengo conflictos! Negar las contradicciones en uno, más allá de las referencias hollywoodenses, que a algunos les podrán parecer superficiales..., es un acto que habla bastante de quien alucina que existe la posibilidad de librarse de incongruencias. Para detentar cierto grado de cordura, hay que poseer algún nivel de contradicciones y hay que estar un poco locos, en virtud de que los que imaginan que son normales por ser completamente cuerdos, ya están enfermos, en alguna escala.

    En cuanto a que me haya considerado el destinatario de algunos de los enfoques que se vertieron aquí, como el del "Tala", si di esa impresión, me disculpo, pero no alcanzo esa cota de narcisismo. Simplemente, expresé mi disenso con el análisis del Tala.

    Con respecto a que "678" no debiera estar en la TV Pública, no lo comparto. Bien podría haber un Programa tipo Lanata en la TV Pública, para balancear a 678. Nada habría que lo impida.

    Sea como fuere, como lo que hará o no el Sr. Presidente Macri, se revelerá en unos meses y como es factible que aquellos mismos segmentos populares y sectores de las clases dominadas que votaron al Sr. Presidente Mauricio, puedan darse de bruces con lo que Lacan nombraba como lo "Real en tanto porquería", dejemos que transcurra el tiempo y veremos si algunos fuimos Apocalípticos y otros, "Integrados".

    Me despido con un poema que no es de mi autoría, que cité en otras circunstancias:

    https://www.youtube.com/watch?v=i9JQnmatP70

    Felices Fiestas. Para todas y todos.

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Facebook