Agro-tóxicos, campaña de Cambiemos y confirmación de Barañao

En el transcurso de estos once años desde que se inició la denuncia ante la Fiscalía, la gran prensa omitió a sabiendas la difusión de la información judicial correspondiente.

Buenos Aires, lunes 7 de marzo de 2016

Sra. Jefa de la Oficina Anti-Corrupción
Dra. Laura Alonso

S/D

Eduardo R. Saguier, DNI 4394928, Investigador del CONICET, y afiliado de la Unión Cívica Radical (UCR), vengo por la presente a denunciar eventuales delitos de acción pública a raíz de la confirmación en el gabinete nacional del Ministro de Ciencia y Técnica Dr. Lino Barañao.

A los efectos de iniciar la indagación pertinente solicito a Vd. investigar los siguientes supuestos que deberán ser evacuados por la Oficina correspondiente y eventualmente elevados a la justicia:

¿Si es cierto que el Ministro de CyT Barañao es co-propietario del laboratorio BioSidus?

¿Si es cierto que la campaña electoral presidencial del PRO y de CAMBIEMOS estuvo financiada por los intereses de las multinacionales ligadas a la producción y comercialización de pesticidas y agro-tóxicos, y en particular del glifosato, conocidas en el mundo como las “6 Grandes” (Monsanto, BASF, Bayer, Dow Agroscience, Dupont, Syngenta, Atanor, Nidera)?

¿Si es cierto que durante la gestión de Barañao como Secretario de CyT, el CONICET omitió denunciar el fraude cometido con la semilla transgénica descubierta por el Investigador del CONICET Néstor José Carrillo, del Instituto de Biología Molecular de Rosario (IBR), quien patentó su descubrimiento en USA, lo vendió en Londres por una suma irrisoria a una empresa de biotecnología de nacionalidad británica de nombre Plant Biosciences Limited o PBL TECHNOLOGY (Reg. No. 02896390) conocida como intermediaria para financiar proyectos, y más luego fue adquirido en una millonada de euros por la empresa alemana BASF, con gran escándalo en el seno del Directorio del CONICET, que fue encubierto a solicitud del Secretario Barañao, y cuya denuncia se tramitó en 2010 en el Juzgado Federal de la Dra. Servini de Cubría con resultados desconocidos?

¿Si es cierto que el recientemente designado Ministro de Asuntos Agrarios de la Provincia de Buenos Aires Lic. Leonardo Sarquis fue anteriormente gerente de Monsanto, y si es cierto que en su rol gerenciador tuvo o no conexiones con el Laboratorio BioSidus, co-propiedad de Barañao, y antecedente de su confirmación como Ministro?

¿Y a propósito del BASF y Monsanto y otros laboratorios si es cierto que esta financiación de la campaña presidencial está ligada estrechamente con la confirmación del Dr. Lino Barañao como Ministro de Ciencia y Técnica, por parte del actual Presidente Macri?

¿Si es cierto que el Ministro Barañao fue acusado en 2005 ante la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA), y posteriormente en 2009 ante el Juzgado Federal Penal del Dr. Marcelo Martínez de Giorgi por la malversación y fraude en la distribución de U$S 1000 millones de dólares correspondientes a un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), distribuidos por la Agencia Nacional para la Promoción Científico-Tecnológica (ANPCyT) en el período comprendido entre el 2002 y el 2010, y que fueron repartidos endogámicamente a funcionarios de la propia Agencia (medio centenar de Coordinadores y Co-coordinadores), incumpliendo la obligación moral de invertir dichos fondos prioritariamente en la infraestructura científica del país (laboratorios, editoriales, bibliotecas, etc.)?

¿Si es cierto que dicho Juez ordenó en 2010 archivar la denuncia contra la Agencia, y que en la apelación ante la Sala II de la Cámara Federal Penal (Irurzun, Cattani, Farah) se ratificó en 2011 el archivo de la denuncia, la que estuvo fundada en un único testimonio aportado bajo juramento por el Lic. Carlos E. A. Cassanello, Director del FONCYT, y por tanto miembro del mismo organismo penalmente imputado, hecho nuevo del que se tomó conocimiento con posterioridad y que debería provocar la declaración de nulidad insanable, motivo por el cual se impone el desarchivo de la causa?

¿Si es cierto que sobre mi persona, el denunciante, recayeron represalias administrativas ordenadas por el Ministro Barañao, actualmente en sede judicial, ante el Juzgado Contencioso-Administrativo del Dr. Pablo Cayssals?

En el transcurso de estos once años desde que se inició la denuncia ante la Fiscalía, la gran prensa omitió a sabiendas la difusión de la información judicial correspondiente, incurriendo en actos de censura de información pública, susceptibles de ser procesados en sede judicial y que aquí también incorporo a la presente denuncia.

Sin otro particular, le saluda

- Eduardo R. Saguier
DNI 4394928
Investigador del CONICET

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Facebook