Portada del sitio > Actualidad > A mi docente voluntario

A mi docente voluntario

Jueves 2 de marzo de 2017

¡Cuánto te agradezco, compatriota ignoto, que te ofrezcas a darles clase a mis chicos mientras yo salgo a luchar por mi salario! No voy a dejarte en banda, no voy a aprovecharme de vos que tan generosamente te ofrecés por twitter a cubrirme. Aquí te dejo algunos tips que podrán orientarte.

A mi docente voluntario:

¡Cuánto te agradezco, compatriota ignoto, que te ofrezcas a darles clase a mis chicos mientras yo salgo a luchar por mi salario! No voy a dejarte en banda, no voy a aprovecharme de vos que tan generosamente te ofrecés por twitter a cubrirme. Aquí te dejo algunos tips que podrán orientarte.

Mis alumnos ascienden al número de 360. ¡No! Todos en una mañana no, por mañana solo tengo 160…no te asustes. Como el 6 y 7 de marzo los chicos no saben qué materiales vamos a utilizar, en esos días tenés que llevárselos vos. Fijate. Un cuento como para ir entrando en tema te puede ocupar unas tres hojas más o menos (tamaño 12, por favor, no quieras ahorrar usando Arial 8, pobrecitos). Tenés que llevarles una copia a cada uno, o sea, 480 fotocopias. 600 pesos. No, no te las paga el colegio, el mío es colegio privado, no tiene cooperadora…Las tenés que pagar vos. A veces algún pibe te las paga, pero hacete a la idea de que por lo general te dejan pagando. Supongo que vos no tendrás inconveniente, si sos tan generoso con tu tiempo lo serás también con tu bolsillo. ¡Qué grande, mi querido voluntario! Listo, ya tenés las copias para las cuatro divisiones del lunes 6. Ponete el despertador a las 5.30 de la mañana, mirá que tenés que estar en el patio del colegio a las 7.15 para el izado de la bandera. Bueno, podés tomarte cinco minutos más, ya que Aurora suena a las 7.20. Soy una exagerada yo con la puntualidad…

Listo. Tenés las copias en una bolsa, ya estás en el patio frente al curso, son 40… ¿Te tocó Primer año, Cuarto o Quinto? Andá pidiéndoles que se callen, tienen de 14 a 17 años y hace dos meses que no se ven, ¿viste?, quieren contarse todo y ahí está el Rector parado esperando el silencio…. dale… hacelos callar…

Ahora llevalos al aula. Cuidalos en la escalera, no sea cosa que empecemos el voluntariado teniendo que llamar a Emergencias. Tal vez alguno se te desmaye por el calor. No te aflijas, pasa siempre en marzo, estamos acostumbrados y el colegio tiene una oficina especial para primeros auxilios.

¿Llegaste al aula? Bien, esperá que se acomoden. Ahora tomá lista. Anotá a los ausentes. Presentate, deciles que estás ahí porque su profesora está de paro y vos no querés que ellos pierdan su clase de Lengua y Literatura. Te lo van a agradecer. Repartiles las fotocopias y pedí un voluntario para leer en voz alta. Dale, son las 7 y media. Todos van a querer leer, a esa hora tienen toda la pila. ¿Cómo? ¿Qué ninguno quiere leer, que tienen sueño y calor? Y bueno, vas a tener que leerles vos. Hacelo con gracia, sacá el actor que hay en todo docente de profesión para motivar a los pibes. ¿Qué vos sos ingeniero? Y bueno, ingeniátelas, jajaja. Perdón, chiste fácil…y vos no estás para chistes, estás para salvar a la educación…me desubiqué.

Ya leíste el cuento. Bien. Ahora te toca explicar los siguientes temas: Rasgos biográficos del autor. Contexto histórico y de producción. El narrador. Puntos de vista. Voces. La estructura narrativa. Marco: espacio y tiempo. Correlación verbal en la narración. Yo lo estudié de libros, pero vos no hacés a tiempo, así que googlealo, no sé, fíjate. Bue, no te asustes, te doy otra posibilidad. Después de leer el cuento pediles que escriban una redacción de una carilla sobre alguna idea que les haya disparado el cuento. Eso te va a ocupar el resto de la hora. Eso sí, tenés que retirar las hojas, las 160 hojas que vas a ir acumulando durante la jornada de 8 horas.

A las 14.05 te vas a tu casa. ¿Qué hacés? Pará, te estás olvidando las hojas sobre el escritorio…tenés que llevártelas a tu casa para corregirlas. 160 redacciones, unas 4 o 5 horas de corrección. Sí, ya sé que tenés una vida fuera del colegio, pero vos te ofreciste, salvar a la educación no es moco de pavo. Llevate las hojas a tu estudio y entre plano y plano andá corrigiendo. Yo corrijo mientras hago el puchero, por ejemplo. Mientras pongo a hervir la carne, 10 redacciones. Pico las verduritas, espumo la olla, echo las verduritas. Otras 10 redacciones. Pelo las papas y corto el zapallo, otras 10 redacciones y así se va pasando. A las 10 de la noche tengo listo el puchero y todo corregido. Y tengo 54 pirulos, perdón, años…de los cuales 30 son de ejercicio docente.

Supongo que ya corregiste todo y cenaste. Si sos casado y tenés hijos les habrás explicado que hoy no pudiste darles toda tu atención porque estabas salvando a la educación. Espero que ellos entiendan. Como entienden los míos cuando les digo que se hagan solos la merienda porque estoy a mil con las planificaciones, o cuando tienen que ir a la casa del abuelo porque yo tengo reunión de profesores fuera del horario escolar.

En fin. Son las 11 de la noche. ¿Tenés las copias para los 160 pibes del martes 7? Fijate, prepará todo. Que tu último pensamiento antes de irte a dormir sea para mis alumnos, por favor. Te estaré eternamente agradecida.

María Andrea Galibert
Profesora de Castellano, Literatura y Latín

Comentarios

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Facebook