Breves

Tucumán debe trabajar para crear un clima de inversión y creación de riqueza a largo plazo

Para la Fundación Federalismo y Libertad, la falta de respuestas del populismo en Latinoamérica se ve claramente en Argentina y Brasil, donde el proyecto fue cayendo como piezas de dominó. El fin de la bonanza de los precios de las materias primas, cortó el chorro que pagó gran parte de la fiesta. Estos proyectos pusieron mucho acento en la redistribución, los subsidios y el consumo, pero no se fomentó la inversión y la creación de riqueza, y ya no se puede tirar manteca al techo, porque se acabó la manteca. Los proteccionismos demagógicos no dieron solución a los pobres, y la corrupción favorecida por las perpetuaciones en el poder, permitieron el enriquecimiento de unos pocos protegidos por la impunidad.

En la actualidad, a las buenas medidas anunciadas por el gobierno nacional para incentivar a las Pymes, sería importante que se sumen políticas provinciales con medidas concretas para la atracción de inversiones. Siendo el objetivo final de las inversiones crear oportunidades de empleo a los desocupados para permitirles salir de la pobreza y mejorar su calidad de vida. Nuestra provincia tiene que destacarse ofreciendo ventajas competitivas y creando un clima de negocios a la inversión de largo plazo. Un adecuado marco de seguridad jurídica es fundamental, sumado a un incentivo fiscal enmarcado en una política tributaria que no distorsione la actividad productiva con costos que la opriman.

Los Poderes Ejecutivo y Legislativo deben priorizar políticas y leyes de fomento a la inversión, para generar empleo genuino y reducir la pobreza. El aumento de la productividad mejora la calidad de vida de la gente, y para lograrlo es necesario hacer más eficiente el proceso administrativo de la provincia, optimizar la asignación de recursos, una transparente conducción y un eficaz control de gestión. Ahora debemos fabricar ¨manteca¨, no para tirarla al techo cuando suban los commodities, ni para que se la lleven los Lázaro, sino para poder hacer viviendas, cloacas, agua potable, rutas, represas, puertos, buen servicio de salud y seguridad, pero fundamentalmente una educación de calidad y excelencia para nuestro capital humano, e ingresos dignos para nuestros jubilados.

Ing. Agr. José Manuel García González
Miembro de la comisión de Políticas Públicas de la
Fundación Federalismo y Libertad