Breves

Scioli, Macri y Massa: cómo quedaron posicionados después de las PASO

Daniel Scioli

Con el 97,8% de las mesas escrutadas, el candidato del Frente para la Victoria se impuso sobre todos sus competidores con el 38.4% de los votos. Su rival más importante, el frente Cambiemos–Mauricio Macri, Elisa Carrió y Ernesto Sanz- apenas superó los 30 puntos.

La Constitución establece que un candidato es ganador en primera vuelta si obtiene el 45% de los votos o si obtiene el 40% con una diferencia de 10 puntos con respecto al segundo, por lo que de mantenerse los guarismos de Cambiemos, Scioli necesitaría apenas el 1,6% de los votos para imponerse en primera vuelta en las elecciones generales de octubre. Eso, suponiendo que los votos de Sanz y Carrió migrarán en su totalidad a Macri y que la alianza opositora haya llegado a su techo.

Mauricio Macri

El jefe de gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Mauricio Macri, se impuso cómodamente ante sus adversarios internos de la alianza Cambiemos: obtuvo el 24,3% de los votos frente a los magros 3,5% del presidente de la UCR, Ernesto Sanz y del 2,3% de la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió. Entre los tres candidatos del espacio, sumaron el 30,7%.

En el caso de que los votos de Sanz y Carrió vayan hacia Macri, el titular del PRO deberá de todas maneras sumar 10 puntos más para llegar al 40 que ya tiene garantizado Scioli. Para un escenario más ambicioso de triunfo en primera vuelta, debería sacar 15 puntos más que el frente Cambiemos y 21 puntos más que su candidatura individual ayer. Nada fácil.

Sergio Massa

Sergio Massa, renovó sus esperanzas anoche pero es el candidato con un perfil más sombrío de cara a octubre. Si bien el frente UNA sacó entre las dos fórmulas el 20,6%, lo cierto es que el ex intendente de Tigre obtuvo de manera individual apenas el 14,2%. El gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, se llevó el 6,4% restante y hay especulaciones acerca de un eventual viraje de su apoyo hacia Scioli. Esas versiones están cimentadas en la buena relación que mantienen ambos desde hace años dentro del movimiento peronista y a sus contactos frecuentes, que nunca se interrumpieron. Precavido, anoche Massa se deshizo en elogios hacia su socio interno con una generosidad desconocida hasta el momento.

Si Massa suma a De la Sota a la extensa lista de dirigentes que lo abandonaron, necesitaría un 31% adicional para imponerse en primera vuelta con un improbable 45% de los votos. En el caso de que se mantenga el apoyo del cordobés, también la tiene difícil: necesita sumar 25% adicional.

- INFOnews