Breves

Polémica sesión en diputados: el kirchnerismo aprobó un paquete de 90 leyes sin debate

Tres diputados de izquierda, entre ellos los progresistas Victoria Donda y Claudio Lozano, dieron quórum en la Cámara de Diputados de la Nación que logró aprobar, de un plumazo y sin debate alguno, un paquete de 89 proyectos en la última sesión del año a menos de quince días del cambio de autoridades.

La oposición, que no participó de la sesión, denunció que el oficialismo no quiso consensuar un temario acorde con el momento de transición que se vie, a pocos días de la asunción de las nuevas autoridades.

El oficialismo sufrió, hasta último momento, para conseguir quórum. Al punto que pasadas las 18 horas, cuando los nervios empezaban a hacer mella en el recinto, el oficialismo estalló en una ovación cuando ingresó el legislador tucumano Isaac Bromberg, primo del gobernador José Alperovich, que terminó dando quórum.

Según algunas versiones, porque hubo varias sobre esta situación, el legislador estaba camino a su provincia y lo habrían traido en un avión privado.

"Esta es una evidencia de la insensatez de parte del Frente para la Victoria en momentos en que la gente decidió por un cambio de gobierno", había protestado, en conferencia de prensa, el jefe de bloque de la UCR Mario Negri. "Le habíamos pedido a Julián Domínguez (presidente de la Cámara) que se acordara un temario que facilitar la gestión del próximo gobierno, pero la respuesta fue ’no’", reprochó, por su parte, Federico Pinedo, jefe de bloque de Pro.

A las 13.30 de este jueves, la presidenta del bloque del Frente para la Victoria, Juliana Di Tullio, solicitó un cuarto intermedio hasta las 16 en medio de versiones sobre supuestos “enojos”, de “órdenes de gobernadores” del oficialismo y la indignación de legisladores opositores, quienes mostraron su disconformidad con esta intención.

El temario que terminaron aprobando, de un plumazo y sin debate, a menos de dos semanas del cambio de autoridades incluyó 89 proyectos, entre los cuales figura la ya aprobada creación de la empresa estatal Yacimientos Carboníferos Fiscales (YPCSE).

El santafesino Omar Perotti tampoco se sentó en su banca: en su entorno señalaron que el diputado considera que “las transiciones tienen que ser ordenadas” y que por eso no asistió al recinto.

Entre los oficialistas que se sentaron para obtener el quórum para empezar la sesión figuran los riojanos Griselda Herrera, Javier Tineo y Teresita Madera, quienes luego se retiraron del recinto y comprometieron la continuidad del debate.

Lo mismo hizo la boanerense Dulce Granados, que según se supo se retiró debido a compromisos familiares.

El oficialismo aprovechó el cuarto intermedio para intentar que asistan al debate quienes se ausentaron, con el fin de concluir la sesión, algo que finalmente lograron sobre el final de la tarde para cerrar el año legslativo con la aprobación de un paquete de casi 90 leyes casi a libro cerrado.

El Kirchnerismo aprobó el proyecto para crear la empresa carbonífera

El kirchnerismo logró hoy la aprobación, por unanimidad y con la ausencia casi masiva de la oposición, la sanción de la ley para recrear Yacimientos Carboníferos Fiscales, privatizada en la década del 90, como sociedad del Estado.

El oficialismo junto a un puñado de aliados aprobó con 129 votos afirmativos y cero en contra la iniciativa del Poder Ejecutivo Nacional (PEN) y pasó al Senado en revisión.

Cambiemos había pedido que no se avanzara con el proyecto, que implica un financiamiento de 5 mil millones de pesos no presupuestados, ante el inminente cambio de gobierno.

La iniciativa del PEN crea como sociedad del Estado la empresa Yacimientos Carboníferos Fiscales (YCF) para administrar los complejos de explotación del mineral ubicados en Río Turbio, Santa Cruz.

A su vez, declara “de interés nacional el desarrollo de la exploración y explotación del carbón mineral y sus derivados, como recurso para la generación de energía eléctrica”.

La empresa del Estado que se propone crear absorberá el control del yacimiento, del complejo ferroportuario y de la Central Termoeléctrica a Carbón (CTRT), todos ubicados en Santa Cruz, que deberá adherir a la ley nacional.

Por otra parte, se dispone en el articulado del proyecto la transferencia al Estado los bienes y el personal dependiente de Yacimientos Carboníferos Río Turbio, así como los pasivos registrados.

La empresa en ciernes gozará de los derechos exclusivos de “exploración, explotación, comercialización y exportación del carbón y sus derivados directos e indirectos y de generación de la energía producida a través de la Central Termoeléctrica”.

Cabe señalar que originalmente Yacimientos Carboníferos Fiscales había sido creada en 1958 y fue privatizada en la década del 90’ en el marco de la Ley de Reforma del Estado.

- La Capital