Breves

Para los Súper chinos, el Kirchnerismo ya devaluó un 350 %

Lo afirmó Miguel Calvete, Director Ejecutivo de la Federación de Supermercados y Asociaciones Chinas (FESACH) y Secretario Gral. de la Cámara de Autoservicios y Supermercados Propiedad Residentes Chinos de la República Argentina (CASRECH), en referencia a las declaraciones de diferentes dirigentes del Kirchnerismo, quienes anticipan que que si gana Macri habrá una importante devaluación. Además, los empresarios proponen que se reemplace el “dólar contado con liqui” por un “dólar para el comercio exterior” que beneficie la competitividad y baje los precios en el mercado interno.

El directivo repudió que se utilice el tipo de cambio para hacer campaña de cara a la segunda vuelta de la elección presidencial porque consideró que “es injustificable que se atemorice a la gente anunciando supuestas subas o bajas de esa moneda que, en ambos casos, perjudicaría a todos los ciudadanos”.

Al respecto, Calvete criticó fundamentalmente “la campaña montada por el Frente para la Victoria, en donde se anuncia que si gana Macri habrá una importante megadevaluación, siendo que ya hubo una verdadera devaluación del 350 %, que fue una medida aplicada por el propio oficialismo nacional desde 2011 hasta hoy, llevando la moneda norteamericana de $3,50 a casi $15”.

En ese sentido, el representante de los autoservicios chinos del país explicó que “todas las empresas ya rigen todos sus costos en la actualidad a un dólar que oscila los $15”y agregó que “eso ocurre porque hoy las industrias concretan obligadamente sus operaciones utilizando el “contado con liqui” porque el Banco Central otorga un cupo limitado de dólares al sector industrial que les impide cubrir los gastos de insumos importados y lo mismo ocurre para la exportación”.

Sin embargo, Calvete explicó que el problema que atraviesan las industrias alimenticias actualmente es la suba constante del precio del dólar contado con liqui, que está ligado a la creciente demanda de dólares por parte de las empresas del mercado local.

Por esto, el representante de los autoservicios chinos anticipó que las diferentes asociaciones de comercios de proximidad e industrias alimentarias coincidieron en proponerle al próximo gobierno que se instaure “un esquema de dólar de comercio exterior con un tipo de cambio estable y específico para ser utilizado sólo por las empresas industriales para las operaciones relacionadas con las compras y ventas de determinados insumos con el exterior”.

El dirigente explicó que “esa medida económica permitiría facilitar las operaciones a las industrias productoras y brindar una mayor previsibilidad con un tipo de cambio mucho más estable que se ubicaría entre el dólar oficial y el blue, evitando depender de las fluctuaciones y de la alta cotización del “contado con liqui”.

El referente del supermercadismo de proximidad dijo que “hoy el empresariado atraviesa una situación muy diferente a la que se vivía en el 2003” pero aclaró que “se necesita mayor previsibilidad para favorecer las inversiones y la producción”.

Finalmente, Calvete concluyó diciendo que “la gente necesita un gobierno que le brinde confianza” y agregó que “eso no se va a lograr anunciando medidas económicas inaplicables” porque consideró que “sería una verdadera utopía para la historia argentina pensar que el dólar pueda bajar un cuarenta por ciento como se propone desde el Kirchnerismo cuando ya trepó un 350 % en cuatro años”.

- Parte de prensa