Breves

La transición: Adrián Pérez abandonó el massismo y se sumó al gobierno de Macri

El ex Coalición Cívica ocupará un cargo en el Ministerio del Interior de Rogelio Frigerio y renunciará a su banca de diputado nacional.

Hace un mes, Elisa Carrió lloró en cámara y le suplicó a Adrián Pérez que "vuelva". "Yo lo único que quiero es que vuelva. Es lo único que espero. Yo siempre lo voy a esperar porque es un hijo que se me fue; y lo espero, espero, espero", dijo entre lágrimas la diputada, quien insistió que su lugar era "Cambiemos" y no el Frente Renovador. Él le respondió y pareció categórico: "No voy a volver".

Duró poco. 30 días después, el "hijo pródigo" de Carrió abandona el Frente Renovador y se suma al gobierno de Mauricio Macri. Adrián Pérez, que hasta ahora se venía desempeñando como diputado por el massismo, renunció a su banca para sumarse al equipo del Ministerio del Interior que estará al mando de Rogelio Frigerio.

Así, Pérez asumirá el próximo 10 de diciembre la Secretaría de Asuntos Políticos que actualmente ocupa Eduardo Di Rocco. A través de un comunicado, el futuro titular de la cartera resaltó su designación "por sus amplios conocimientos en materia de sistemas electorales y por su profundo vínculo con las fuerzas políticas del país".

"Rogelio lo habló directamente con él, se lo ofreció. Adrián tenía ganas de sumarse al Ejecutivo y Rogelio le remarcó que era una oportunidad única", señalaron a la agencia Noticias Argentinas allegados al actual presidente del Banco Ciudad. Frigerio y Pérez son "muy amigos, se conocen desde hace años y venían teniendo diálogo hace rato", agregaron las fuentes consultadas.

En declaraciones a radio La Red, el ex integrante de la Coalición Cívica explicó que se suma al gobierno de Cambiemos "a título personal" y agradeció al líder del Frente Renovador, Sergio Massa. "Le agradezco a Sergio (Massa) y al resto de los dirigentes del Frente Renovador. Es una decisión personal, él lo aceptó bien, y tiene una responsabilidad mayúscula en lo que viene", recalcó.

La tarea de Pérez no será menor: según manifestó él mismo, estará a cargo de impulsar una reforma política, con el foco puesto en cambiar el sistema de votación, muy cuestionado por la oposición durante las pasadas elecciones. Frigerio "me planteó la necesidad de que lleguemos a 2017 con un sistema electoral confiable, transparente, que salgamos de este sistema de multiplicidad de boletas que tiene la Argentina que no existe en el mundo, y que vayamos a un sistema confiable, con boleta única", añadió.

El diputado nacional fue el principal dirigente de la Coalición Cívica-ARI, detrás de Carrió, hasta que en 2013 saltó a las filas del Frente Renovador. En reiteradas entrevistas periodísticas, la exprecandidata presidencial había manifestado que sintió que le "arrancaron a un hijo" cuando Pérez se alejó políticamente de ella.
"Es el único que si se arrepiente y quiere volver lo perdonaría", había manifestado Carrió cuando algunos dirigentes de la Coalición Cívica-ARI bonaerense saltaron en 2014 al massismo.

- El Destape