Breves

Inundaciones: Alertan que el Gobierno Nacional subejecutó las obras de los últimos quince años

El Diputado Nacional Alejandro Grandinetti, del Frente Renovador UNA señaló que tanto el Kirchnerismo como la actual gestión macrista ejecutaron apenas una ínfima parte de los recursos provistos por el Fondo Fiduciario de Infraestructura Hídrica que debían ser utilizados para prever desbordes, recuperar tierras productivas y mitigar inundaciones.

El Legislador por la Provincia de Santa Fe alertó sobre la subejecución de fondos que debían destinarse a la realización de obras hídricas en todo el país y sostuvo que “es una práctica que se sostuvo sistemáticamente tanto durante el gobierno anterior como en el año que lleva la conducción actual”.

Al mismo tiempo, afirmó que “las irregularidades comenzaron a detectarse en el año 2002, o sea desde el mismo momento de la puesta en funcionamiento del Fondo Fiduciario de Infraestructura Hídrica, en el cual se da cumplimiento a un decreto del 2001 que contemplaba su creación”.

El mismo establece que en cada litro de combustible líquido y en cada metro cúbico de GNC, los ciudadanos realizan un aporte que debería ser destinado “a la realización de obras previstas a evitar desbordes, recuperación de tierras productivas, mitigación de inundaciones y avenamiento y protección de infraestructura vial y ferroviaria”. A su vez, y por el mismo decreto, se creó una Unidad de Coordinación de Fideicomisos de Infraestructura con la función de intervenir en el planeamiento financiero y en el procedimiento de pago de obras de distinta importancia en todo el territorio Nacional.

Según Grandinetti, “es justamente ese organismo el que hoy expone públicamente los números que dan cuenta de una triste realidad: el problema no es la falta de fondos, sino que la plata recaudada fue y es destinada a otros fines”. Como ejemplo de ésta situación, el Diputado Nacional citó diversas informaciones, que habían sido incluso reflejadas en diferentes medios periodísticos, que dan cuenta de que “en 2013 gran parte de los fondos se destinaron a Tecnópolis, en 2014 al Centro Cultural Néstor Kirchner, en 2015 a Aerolíneas Argentinas y que en 2016 se ejecutó apenas un 30% de lo recaudado, desconociendo el destino del resto del dinero”.

En 2007 la Auditoría General de la Nación, con la firma de Leandro Despouy, alertó sobre una gran cantidad de incumplimientos en la ejecución de ésos fondos y cita al Organismo Hídrico Interjurisdiccional del Sistema La Picasa-El Chañar y la no finalización de obras.

Las cifras del Fondo Fiduciario de Infraestructura Hídrica son abultadas y vale decir que sólo el año pasado recaudó $ 3421 millones, de los cuales ejecutó $ 1112 millones en los primeros doce meses de gestión de Mauricio Macri, es decir, apenas un tercio.

Al respecto, el referente del massismo aseguró que “lamentablemente el Gobierno macrista dio continuidad a una práctica habitual del Kirchnerismo y ejecutó una ínfima parte del dinero público recaudado para realizar las obras hídricas que podrían haber evitado que hoy se inunden las principales regiones productivas del país”.

Con un ejemplo cotidiano, el Vicepresidente del bloque del Frente Renovador-Una en la cámara baja graficó la situación diciendo que “esto es como que una persona que recibe dinero para reparar las filtraciones en el techo de su casa, decida gastarlo en vacaciones”, por lo cual afirmó que “las recientes inundaciones de la provincia de Santa Fe y otros puntos del país dejaron al descubierto que la falta de obras no se debe a la falta de recursos sino a una pésima utilización de los mismos”.

Finalmente, Alejandro Grandinetti consideró “que la asistencia económica que dará el Gobierno Nacional a las zonas afectadas es ínfima si se contempla el dinero disponible en el Fondo Hídrico, que debería haberse destinado a evitar las inundaciones”, y concluyó diciendo que “quedó al descubierto que todos los argentinos que hicieron el esfuerzo de pagar el impuesto fueron engañados por el Estado Nacional”.

- Parte de prensa