Breves

Finalizó la séptima edición de la Bienal Argentina de Fotografía Documental

La séptima edición Bienal Argentina de Fotografía Documental finalizó el sábado 8 de octubre con charlas, mesas de debate y más de 20 exposiciones fotográficas en distintos espacios culturales de San Miguel de Tucumán, que partieron del concepto Independencia como eje de las discusiones.

Organizado por la Fundación Infoto, el encuentro promueve el análisis y la discusión de la fotografía vista a través del cristal de lo documental, y busca reflexionar acerca del vínculo de la fotografía con la sociedad que la produce y la consume, desde los puntos de vista más variados y con una mirada atenta a la diversidad, el género y los derechos humanos.

Durante los cuatro días de Bienal se organizaron siete diálogos entre fotógrafos, pensadores y curadores de todo Latinoamérica –como Francisco Mata Rosas (México), Fabián Goncalves Borrega (Coordinador de Exhibiciones del Art Museum of Americas, de Washington DC), Cristiano Sant Anna (Brasil), Jonás Moller (Estados Unidos), Marcelo Pérez del Carpio (Bolivia), Jorge Sáenz, Juan Travnik, Res, Daniel Merle, Leo Vaca, entre otros– , sobre temas tan variados como la gestión cultural independiente en la fotografía, la memoria como proyecto fotográfico, el nuevo documentalismo en América Latina, los procesos de los movimientos estudiantiles, los proyectos curatoriales, con más de 300 asistentes en cada encuentro. Las charlas fueron ámbitos propicios para la exposición de los últimos proyectos fotográficos de los artistas. Además, hubo dos mesas de debate participativas, con micrófono abierto, que enriquecieron los debates y las reflexiones sobre el lugar que ocupa la fotografía documental y la necesidad de repensar su rol en la actualidad.

Durante dos días, 23 reconocidos fotógrafos pusieron su mirada crítica sobre los portfolios de profesionales y amateurs.

La Bienal propone las revisiones como un espacio de crecimiento y de vinculación. Con mucha expectativa, 43 trabajos fueron evaluados durante dos días resultando como ganador a Rodrigo Claramonte. Mientras tanto, Felipe Ajá Spil, Laura Gam y Melisa Scarella recibieron menciones honoríficas. En 2014, las ganadores fueron Agustina Triquell y Verónica Bellomo.

Durante el acto de cierre se proyectaron trabajos multimedia de los artistas Emiliana Miguelez, Facundo Jalil, Guido Piotrkowski, Javier Moreno, Kala Moreno Parra y Laura Gam, y el video del proceso de montaje de la instalación de Res, “Una puerta y dos ventanas. Imagen del Bicentenario", en la que el fotógrafo cordobés se preguntaba por el rol de los medios de comunicación en las emancipaciones. La obra daría inicio al encuentro, pero horas antes de la apertura de la Bienal, un vecino tucumano destruyó parte de la instalación, molesto por los 1500 kilos de periódicos que tapiaban temporalmente la puerta y las dos ventanas de la Casa Histórica de la Independencia.

Otras actividades destacadas de la séptima Bienal fueron el conversatorio entre Pedro Meyer y Julio Pantoja, director del festival, y la ya tradicional “foto de familia”, en la que Res retrató a todos los participantes de la Bienal, en la puerta de la Casa Histórica (se adjunta). Además, del 2 al 4 de octubre hubo talleres a cargo de Frida Castañeda Bulos, Francisco Mata Rosas (México), Marcelo Pérez del Carpio (Bolivia), Jorge Panchoaga (Colombia), Juan Travnik, Atilio Orellana, Adrián Pérez, Fundación PH15 (Argentina), de los que participaron medio centenar de fotógrafos.
En el Museo de la Universidad Nacional de Tucumán (MUNT) se inauguró la muestra colectiva “Que vivan los #estudiantes”, una producción propia de la Bienal curada por Andrea Jösch, Francisco Mata Rosas y Julio Pantoja, que construye con perspectiva histórica los distintos movimientos estudiantiles de América Latina y reflexiona sobre los vehículos o soportes de la fotografía. La muestra, que se podrá visitar con entrada libre y gratuita hasta el 4 de diciembre, incluye tapas de diarios de diferentes épocas, fotografías, instalaciones y obras históricas y contemporáneas de autores como Graciela Sacco, Lozano Hemmer (México) y Nadinne Canto Novoa (Chile).

Por otra parte, en el Museo Provincial de Bellas Artes “Timoteo Navarro”, se presentaron las muestras “Face to face”, de Pedro Meyer, con curaduría de Mata Rosas, donde el reconocido fotógrafo mexicano presenta retratos y autorretratos tomados especialmente para redes sociales, en los que experimenta con nuevo elementos y tecnologías; "The Museum of the Old Colony", de Pablo Delano, que evoca, a través de fotos históricas, la lucha por las tierras de Puerto Rico, en una instalación que satiriza los museos etnográficos e históricos norteamericanos y europeos; “Adelina”, una crónica de la búsqueda y las luchas de la Madre de Plaza de Mayo Adelina Dematti de Alaye, con curaduría de los fotógrafos Leo Vaca, Santiago Hafford y Julia Sbriller; “40 años en 24 fotos”, una muestra en la que Daniel Merle, uno los reporteros gráficos y documentales más importantes de la Argentina, recupera 40 años de historia en 24 instantáneas; “Encuentro”, de Juan Pablo Sanchez Noli (Tucumán), conmovedoras reflexiones sobre la experiencia de la identificación y la entrega de los restos de su padre desaparecido; y “Tras la cuarta reja”, de Pablo Toranzo Rossi (Tucumán), con curaduría de Eduardo Longoni, un reportaje fotográfico del interior del penal de Villa Urquiza. Estas muestras podrán visitarse, con entrada gratuita, hasta el 31 de octubre y, durante la noche del 29, en el marco de La Noche de los Museos, habrá visitas especiales.

En el Centro Cultural E. Virla de la UNT también se exhiben hasta fin de mes las muestras “Origen”, de Verónica Bellomo, que se enfoca en el trabajo de su padre: la crianza de cerdos en Bolívar, provincia de Buenos Aires; “Archipiélago”, de Cristiano Sant Anna (Brasil), que retrata las comunidades pesqueras cercanas a Porto Alegre; “La casa grande”, de Jorge Panchoaga (Colombia), fotografías tomadas con la técnica de la cámara oscura, construida con los propios protagonistas, sobre la situación de las familias indígenas del resguardo de Ambaló en el departamento del Cauca; “Relatos campesinos”, de Arena Documenta, una aproximación multimedia interactiva a las historias de los pobladores de Pichi Neuquén, Reserva Provincial Copo, Meseta de Somuncurá y El Rincón, de San Francisco del Monte de Oro; “Clases / Paraguay 2003-2013”, de Jorge Saenz (Paraguay), en la que el autor combina las fotos de diferentes épocas de sus talleres en el país vecino, hilando su sentido de acuerdo con su pensamiento; “Qhapaq Ñan”, de la Sub Coop, que remite al momento en el cual fueron capturadas las imágenes, las esencias, las personas y paisajes; y “Transitando”, de Alejandra Uñates (Tucumán), en la que relata la historia y el proceso de transformación de María Pía Martignoni, una joven transgénero.

En el espacio El Árbol de Galeano se podrá ver durante todo el mes de octubre “Embalse”, de Agustina Triquell, un documento histórico de los complejos hoteleros inaugurados entre 1942 y 1957 en las sierras de Córdoba a través del cual retrata el nacimiento del turismo social; mientras que en Plaza de Almas se exhiben las muestras colectivas “Símbolos patrios”, con fotografías de Ana Cea, Carolina Di Lorenzo, Chelco Rezzano, Dalila Gutiérrez, Diego Aráoz, Leandro Vellón, Guido Piotrkowski, Irupé Tentorio, María Florencia Elgassi y Nicolás González, y “Soberanía alimentaria”, de Ariel Arango, Ana Cea, Bruno Cerimele, Camila Domíngues, Diego Aráoz, Felipe Bozzani, Livio Giordano, Magalí Druscovich, Pablo Barrera, Patricia Molina, Sergio Abreu Lucas, con la curaduría de Tony Valdez, Gisela Volá y Solana Peña, a partir de una convocatoria abierta nacional que tuvo lugar entre marzo y julio de este año a partir de cuatro ejes temáticos, y que seleccionó además a tres fotógrafos tucumanos con el objetivo de difundir el trabajo de autores locales, bajo la consigna “Tucumano/a se busca”.

También se presentó durante la Bienal una selección de fotos de la última edición de la Muestra Anual de Fotoperiodismo Argentino de ARGRA, vinculadas a la marcha contra la violencia de género “Ni una menos”, que fueron exhibidas en gigantografías en la vía pública y en la Peatonal Muñecas, donde se instalaron pérgolas expositivas con las imágenes.

La Bienal Argentina de Fotografía Documental reúne desde 2004, cada dos años, a la élite de la fotografía argentina con invitados internacionales, y a una gran cantidad de profesionales, estudiantes y aficionados de todo el país, convocados por un encuentro en el que se vive un clima de camaradería y que promueve los vínculos interpersonales entre los fotógrafos que participan del festival. Esta cuestión de escala y de horizontalidad hace que sea de los eventos preferidos por quienes habitualmente no tienen oportunidad de tener contacto directo con los referentes de la fotografía, repitiendo lo que sucede en otros festivales que se realizan en ciudades pequeñas como Xalapa (México), Paraty (Brasil) o Perpignan y Arles (Francia), donde el carácter de encuentro es real y tangible.

- fotobienal.com.ar