Breves

Conclusiones de la reunión con los ministros de Urtubey en diputados

Situación financiera de la provincia

El déficit previsto es al menos $1600 millones en relación a lo presupuestado. Esto como consecuencia del impacto de las medidas adoptadas por Macri con el apoyo entusiasta de Urtubey (reducción de retenciones, etc).

La provincia hasta ahora se financió con giros al descubierto en las cuentas del banco Macro para pagar gastos corrientes como salarios.

Cínicamente, el ministro Gomeza, responsable de la administración de los fondos del Estado, afirmó que no sabía cuanto es el interés que se pagará al Macro por estos préstamos de corto plazo. Con la misma conducta encubridora, en el Senado el oficialismo se negó a aprobar un pedido de informes presentado por la senadora Cerrano del PO.

Hipotecas en dólares y en pesos a tasas usurarias

Un total de 4300 millones de pesos suman los créditos que se pretende tomar. El primer tramo es de 800 millones y se contrata con el Fondo Fiduciario Federal a una tasa de interés del 6% más la tasa de inflación - actualmente sería superior al 40% anual. El otro tramo de deuda será por 250 millones de dólares - 3500 millones de pesos al cambio actual-, la tasa de interés será seguramente más alta que la que acaban de pactar la nación con los fondos buitres, es decir bastante parecida a la tasa que se pagó hace 4 años cuando la Argentina estaba en default (se demiente la tesis Macri y Urtubey de que arreglando con los buitres íbamos a conseguir financiamiento a tasas m&aac! ute;s bajas).

Si se concreta este endeudamiento la provincia habrá quedado con una deuda mayoritariamente en dólares, sometida a Tribunales Extranjeros como el del nefasto juez Griesa cuando sus ingresos son en pesos. Se duplica el actual stock de deuda provincial y se compromete recursos de la coparticipación que se descuentan automáticamente, por los próximos diez años.

El “plan de obras” y el antecedente nefasto del Fondo de reparación histórica

Los ministros improvisaron un listado de obras para el uso de los 800 millones y “juraron” que “ni un peso” se usaría para gastos corrientes o para cubrir el déficit.

Pero, con el informe del resultado del crédito por el Fondo de Reparación Histórica que tuvo un listado de 175 obras de las que solo se terminaron 80; 70 están en ejecución y otras 15 ni comenzaron! No hay razones para creer que ocurra lo contrario. Aquél crédito ya se agotó en su totalidad y hacen falta unos 600 millones para completar el plan de obras que se había anunciado y votado junto con la ley de autorización. Entre las obras que ni siquiera se iniciaron se encuentran las de saneamiento y cloacas para Oran y la zona mas crítica en la que esta golpeando la epidemia de dengue.

Conclusión 1: el plan de obras opera como una excusa para una hipoteca que será un gran negocio financiero para el banco Macro, para los prestamistas y de bajo impacto para reactivar la economía por la vía del desarrollo de obras publicas.

Conclusión 2: Este hipotecamiento será pagado peso sobre peso por los trabajadores salteños que ya estamos sufriendo un ajuste con 400 despidos en los municipios, con falta de recursos en salud incluso para combatir la epidemia de dengue, con salarios a la baja de los empleados públicos, entre otros ataques a los derechos populares.

Alternativa del PO: La crisis no la debemos pagar los trabajadores. Debe constituirse un fondo de emergencia sobre la base de aportes extraordinarios de los grupos que han obtenido beneficios extraordinarios con la devaluación, con la eliminación de las retenciones y con aportes extraordinarios del capital financiero que no paga un peso de impuestos. Todos ellos fueron los beneficiados principales de la política del gobierno anterior y lo son aun más de éste.-

- Parte de prensa