Breves

Achilli y Di Battista: optimización en los procesos productivos

En estos últimos años, los fabricantes de maquinaria agrícola tuvieron que apelar a todo tipo de estrategia para hacer frente a la crisis y mantenerse en pie. Una de las variables que comenzaron a estudiar fueron la optimización de los recursos, tanto humanos como la capacidad instalada. Hoy el sector está recuperando lentamente sus ventas, y la aplicación de estos procesos permite ofrecer productos de mejor calidad a los clientes, y un margen de rentabilidad más interesante a los industriales.

La Planta Industrial de 6000 mts2 de reciente inauguración de Achilli y Di Battista situada en el área industrial de la Armstrong -Santa Fe- es un ejemplo de aplicación de procesos productivos de alta eficiencia. Cada etapa de fabricación ha sido optimizada y se han logrado reducir los tiempos de trabajo y los errores de procesos a la mínima expresión.

Luego de la recepción del material solicitado y el ingreso a planta se realizan los procedimientos de diseño y elaboración en los centros de mecanizados de alta precisión donde errores de milímetros se corrigen de manera automatizada a centésimas logrando una eficiencia jamás conocida”, asegura el Ingeniero Adrian Cucco, Encargado de Planta.

Con los robots de las líneas de soldaduras se logran costuras y terminaciones casi imperceptibles, además de eliminar fallas de todo tipo que puedan aparecer en los últimos pasos productivos. En las líneas de ensamble se proceden a realizar los montajes de forma perfecta de todos los componentes de cada máquina. Se realiza el lavado de cada pieza en su totalidad con agua tratada a gran temperatura con componentes químicos para la total limpieza y preparado para el paso siguiente.

El proceso de pintado se hace con material de última generación en cabinas presurizadas, aclimatadas a temperaturas óptimas, que conforman la terminación del chasis para continuar el proceso en las líneas de montaje, donde se procede a colocar los distintos componentes y accesorios, como cuerpos de siembra, tolvas para semillas y fertilizantes, cajas de cambios, transmisiones, como así también piezas y accesorios estéticos de seguridad y calidad.

Los procesos se completan con la revisión final del producto a cargo de personal especializado para garantizar la terminación esperada sin fallas ni detalles de parte mecánica o estética. El transporte se realiza con empresas especializadas en el rubro Sembradoras con el tiempo necesario para llegar a entregar la unidad de cada cliente en cualquier punto, tanto de Argentina como en países limítrofes.

“Los ingenieros, técnicos equipos de ventas y comercialización, estamos integrados en este proceso con un único objetivo: la satisfacción del cliente”, concluye el Ing. Adrian Cucco.

- Parte de prensa asset-comm